Financiers de frutos rojos

  ¿Os acordáis de la Tea Party de Alicia del fin de semana que publiqué ayer? Pues hoy os traigo una de las recetas nuevas que preparé, Financiers de frutos rojos. La primera vez que los hice fue en versión chocolate, también muy buenos. Pues esta vez los he hecho con frutos rojos y han salido deliciosos. Un bocadito de almendra, dulce pero con el contrapunto ácido que le dan las bayas. Perfecto para una merienda o para un Afternoon Tea. La receta es del libro Tea at Fortnum & Mason que me traje de Londres.

Nada mejor que acompañarlos de un té de frambuesa.

  Los financiers son unos pasteles de origen francés especialmente sabrosos. Estos bizcochos cuyo nombre se traduce por financiero, dice la leyenda que nacieron en 1.890 en París, creados por una pastelería, Lasne, que estaba situada cerca de la Bolsa de Valores parisina. El nombre, dedicado a la mayoría de sus clientes, financieros que necesitaban satisfacer su necesidad de algo dulce, compacto y fácil de comer sin mancharse las manos. Y por la riqueza de estos poderosos financieros se hornearon con forma de lingote de oro.

Están diciendo cómeme.

  Se dice también que originalmente fueron las monjas de la orden de las Visitandines (Orden de la Visitación de Santa María) en Nancy, en la región de Lorena las que cocinaban desde la Edad Media estos pequeños pasteles ovales y suaves con un delicioso sabor a almendra. Estos pequeños pasteles se hicieron ya sea para compensar el consumo de carne en conventos o para no perder las claras de los huevos que utilizaban la yema como fijador para su pintura al temple.  Pero, como la mayoría de los pasteles de almendra, desaparecieron después el Renacimiento. Esto ocurrió por la similitud en el olor entre la almendra y el arsénico. Este veneno se ofrecía a menudo en la corte francesa (sobre todo Catalina de Médici, que además sentó las bases de la gastronomía francesa) camuflado en alimentos que contenían almendra. Por este motivo durante siglos dejó de utilizarse la almendra en dulces.  Los financiers se confeccionan a base de huevos, mantequilla, azúcar y de polvo de almendra. Las variantes se hacían añadiendo pieles de cítricos, frutos rojos, chocolate, vainilla, pistachos … Su textura blanda y su sabor hacen de estos pastelitos los compañeros ideales para disfrutar de un té o café. Deliciosos también acompañados de una crema inglesa, de una espuma de chocolate o de unas natillas para compensar las yemas sobrantes.

  Yo he utilizado frambuesas y arándanos azules pero podéis poner arándanos rojos o también grosellas. Tengo un molde de silicona con la forma de los financiers (con 9 huecos rectangulares) pero si no tenéis podéis utilizar moldes de magdalena alargados.

Financiers de frutos rojos y vainilla

INGREDIENTES (para unos 9-10):

– 125 g de mantequilla sin sal, derretida y enfriada

– Las semillas de 1 vaina de vainilla

– 140 g de azúcar glas

– 4 claras de huevos medianos

– 50 g de harina de todo uso

– 90 g de almendra cruda molida

– La ralladura de 1 limón

– Un puñado de frambuesas y arándanos

     

  Precalentar el horno a 190ºC. Preparar un molde de financiers y engrasarlo. Derretir la mantequilla en un cazo y dejar enfriar. Batir las claras a punto de nieve con la ayuda de unas varillas, eléctricas mejor o tipo K.A. Mientras rallar un limón y extraer las semillas de la vaina de vainilla haciendo un corte longitudinal y raspando con la punta de un cuchillo. Mezclar en un bol la vainilla con el azúcar tamizado. Añadir a las claras montadas junto con la almendra molida, la harina tamizada, la ralladura y homogeneizar la mezcla con una espátula creando movimientos envolventes, sin chafar ni sobrebatir para no perder todo el aire que esponjará nuestro bizcocho.

     

Después añadir la mantequilla y volver a realizar movimientos envolventes.

  Repartir la masa en lo huecos y añadir al final los frutos rojos. Hornear durante 20 minutos a media altura con calor arriba y abajo o hasta que al pinchar el centro con un palito este salga limpio.

Son deliciosos y nada pesados, el contraste dulce-ácido me encanta.

¿Os animáis a hacer estos pequeños bocados?

Como veis son muy sencillos y con pocos ingredientes.

A mí me han conquistado.

 

  SI TENÉIS ALGUNA DUDA, SI OS HA GUSTADO LA RECETA, DADLE AL ME GUSTA, COMPARTID O DEJAD UN COMENTARIO. GRACIAS POR LEER MI BLOG Y HASTA LA PRÓXIMA ENTRADA. PATRI.

Anuncios

El Tea Party de Alicia continúa

La vida son momentos, como fotogramas que recordaremos durante toda nuestra vida. Esos momentos irrepetibles rodeada de mi familia y mis mejores amigos son el mejor recuerdo. Y siempre alrededor de una mesa y si es con mis recetas mejor. Tardes de risas, confidencias, alegrías y tristezas, que se alargan hasta la hora de la cena. El nuevo post es un maravilloso fin de semana con meriendas temáticas de Alicia en el País de las Maravillas. Espero que lo disfrutéis tanto como yo. ¡Qué importante es rodearse de seres queridos! Y compartir esos momentos que quedarán para siempre en nuestras retinas. Llevo todo el fin de semana en la cocina pero la satisfacción es máxima por el resultado y por la compañía.

  Ya sabéis lo que nos gusta Alicia en el País de las Maravillas en casa. Mis hijas se lo han leído las dos y yo con ellas los he releído de nuevo.

  En versión mini, en edición especial que incluye Alicia a través del espejo, una versión explicada y un libro Pop Up. Me encanta de todas las maneras. Pero lo que más me gusta son las ilustraciones de John Tenniel, preciosas, sobre todo en blanco y negro.

¿Recordáis el Tea Party de Alicia que preparé hace un par de años?

  Pues lo he vuelto a hacer. Y después del Afternoon Tea de Londres esta vez lo he hecho más British. Me encanta reunirme con mis amig@s, preparar mesas dulces, Tea Parties, Afternoon Teas, cualquier excusa es buena. Tenía que estrenar todavía la vajilla de Alice in Wonderland que compré hace unos meses en Amazon. Así que la merienda tenía que ser especial. La vajilla me encanta, es de porcelana china de Victoria & Albert. Un auténtico Afternoon Tea de Alice.  Y en mi cocina nueva.

  Los ingleses preparan un Afternoon Tea que yo aquí en España lo llamaría merienda-cena. Primero una tanda de sandwiches. En este caso son de pan inglés integral con aguacate, huevo, salmón ahumado y Philadelphia; y otros de salsa de mostaza y eneldo con salmón ahumado. Luego pasamos al dulce, normalmente son Scones con Clotted cream y mermeladas. Yo esta vez he preparado un surtido de dulces.

Y la reina de la mesa: Victoria Sponge Cake. Esta vez en capas, con nata montada, mermelada de fresa y fresas naturales, delicioso.

  Cada invitada, en este caso mis amigas y compañeras del hospital, tenían su sitio asignado. Lucía y Martina me ayudaron a preparar la bonita mesa temática y las tarjetas de Alicia con su nombre, una llave y un reloj en cada una.

  Tampoco ha faltado un típico Loaf con dátiles, nueces, té y harina integral. La receta es deliro de Fortnum & Mason.

Los macarons siempre son muy lucidores. Esta vez no me daba tiempo a prepararlos así que los compré, muy ricos también, de sabores variados.

Me encanta la colección Truly Alice de Hascot Kids.

Brownie de chocolate y nueces y Financiers de arándanos y frambuesas. De estos últimos pronto veréis la receta en el blog, también del libro de Fortnum & Mason.

  Segunda parte del fin de semana, varié alguna receta pero las cookies de lacasitos siempre triunfan entre los niños, esas no podían faltar. Y esta vez las hizo mi hija Martina. No sé a quién de las dos le gusta más meterse en la cocina. Yo disfruto un montón. Son pequeños momentos entre las dos.

Pequeñas pociones mágicas “drink me”, jejeje

Tic Tac, galletas de mantequilla con chocolate decoradas. ¡Llego tarde, llego tarde!

  En honor a la Reina de Corazones he preparado estas Rosas de hojaldre con manzana, próximamente en el blog. Mmmmm deliciosas.

¿Os acordáis de la Tarta de queso Stilton con higos? Pues la he vuelto a hacer pero en versión tartaleta individual. Como ya no hay higos de temporada he utilizado unos que me regalara en conserva caseros. Ha sido una de las recetas que más ha triunfado.

  Y aunque los batidos de Oreo no son muy British, han triunfado entre niños y mayores, siempre pasa cuando los hago.

  Como veis el Stand de tres alturas iba bien cargado. Esta vez en lugar de macarons he colocado unas pastas de té que me traje de Fortnum & Mason, de Londres.

Me encantan estas merendolas!!!!!!

  Y mi nueva vajilla para el Afternoon Tea. ¿Os acordáis de las galletas de Alicia en el País de las Maravillas que pinté en el curso de pintura sobre galleta hace casi dos años? Las de Alice las guardé, ya no me las como, estarán rancias, pero siguen intactas. Y quedan súper bien adornando mi mesa.

 

  SI TENÉIS ALGUNA DUDA, SI OS HA GUSTADO LA RECETA, DADLE AL ME GUSTA, COMPARTID O DEJAD UN COMENTARIO. GRACIAS POR LEER MI BLOG Y HASTA LA PRÓXIMA ENTRADA. PATRI.

Cupcakes de calabaza con frosting de chocolate

  Sí, ya sé que se han acabado las fiestas pero es que me puse en modo Navidad y me cuesta dejarlo. Me encanta, he decidido que la corona de Navidad de mi cocina va a seguir ahí. Me resisto a olvidar. Con mucha pena recogí ayer el Belén de Ferrándiz, el árbol de Navidad, el carrusel y la ciudad invernal, los adornos y hasta el Belén de Playmobil de mis hijas. Pero la vida sigue y hay que esperar a la próxima. Hoy os traigo mi receta favorita de bizcocho de calabaza del mundo mundial tuneada y un frosting de chocolate que ya preparé en Halloween y del que os debía la receta. Es untuoso, no demasiado pesado, chocolateado, mmmm delicioso.

  Este bizcocho lo he hecho de todas las formas posibles: muffin, cupcake, loaf, bizcocho clásico, Bundt cake, mini bundt cakes, layer cake e incluso lo he regalado en mini loafs. Es un todoterreno.  Y lo único que cambio es el molde y el tiempo de horneado, los ingredientes son los mismos para todas las versiones. La primera vez que vi la receta en el  libro de Bea Roque pensé “calabaza asada y especias”, seguro que me gusta. Pues no, me encanta, y en casa y con los amigos siempre triunfa. A su vez esta receta Bea la descubrió en el libro Miette, de Meg Ray, las 100 recetas secretas de una mítica pastelería de San Francisco. La primera receta que publiqué de este Pumpkin Walnut Cake fue un Bundt cake, cuando ni siquiera tenía moldes de Nordic Ware. Con el tiempo la he ido adaptando un poco, he cambiado el azúcar blanco por moreno o panela, el que tenga más a mano, he hecho mi propia mezcla de especias (Pumpkin Spice Mix), mezclo un poco de harina integral con la blanca, ya no le pongo nueces, ni troceadas ni molidas cuando son versiones mini o cupcakes y he reducido un poco la cantidad de azúcar. Simplemente pasando los trozos de calabaza asada por la pala de la K.A. ni siquiera la trituro. Así que era el momento de publicarla de nuevo, porque ya la he hecho mía.

  Esta vez los he acompañado de un maravilloso frosting de chocolate, de Manuela Kjeilen, una de mis blogueras favoritas. Su blog Passion 4 baking no tiene desperdicio. Sus recetas nunca fallan. Tiene su propio programa de TV, Manuela’s Dinner. Y aunque no me gusta el exceso de estética sesentera me encantan sus recetas, nunca fallan.

  Ya lo he hecho 2 veces y es increíblemente sedoso. Queda más firme si los chocolates son cacao puro y tableta de 70% .

  Esta vez he vuelto a hacer de pinche de cocina de mi hija Martina. A mi pequeña le encanta meterse conmigo en la cocina.

 

Cupcakes de calabaza y frosting de chocolate

INGREDIENTES (24 cupcakes):

Cupcakes

– 250 g de harina (150 g de todo uso, 100 g integral de trigo)

– 1 ½ cucharadita o TSP de bicarbonato sódico

– 3 cucharaditas o TSP de Pumpkin spice pie mix

– Una pizca de sal

– 4 huevos L

– 250 g de azúcar moreno o panela

– 250 ml de aceite de oliva suave

– 400 g de puré de calabaza asada

Frosting 

Sirope de chocolate:

– 125 g de cacao en polvo

– 160 ml de café

– 150 g de azúcar

– 60 g de chocolate puro 70%

Frosting

– 500 ml de nata líquida 35’1 % de mat. grasa

– 240 g de queso Mascarpone

– 195 g de icing sugar

– 2 cucharaditas  TSP de pasta o extracto de vainilla

– Sirope de chocolate

 

 

Preparación

Cupcakes

  Precalentar el horno a a 175ºC con calor arriba y abajo. Preparar las cápsulas y el molde de cupcakes. Mezclar las harinas con el bicarbonato, el mix de especias y la sal, tamizar y reservar. Batir los huevos con el azúcar integrando bien los ingredientes hasta que espumen. A velocidad baja añadimos el aceite de oliva poco a poco y luego batimos a más potencia homogeneizando la mezcla. Ahora le toca el turno a la calabaza, agregar el puré de calabaza, o la calabaza a trozos, y seguir batiendo. Veréis qué color anaranjado más bonito coge. Añadir la mezcla de los ingredientes secos tamizados en 2 ó 3 veces. Mezclar bien sin sobrebatir, mejor hacerlo con una espátula. Hornear unos 25 minutos a media altura o hasta que al pinchar el centro con un palito este salga limpio. Sacar del horno dejar 5 minutos en el molde y luego enfriar sobre una rejilla.

Frosting

    Trocear el chocolate y reservar en un bol. En un cazo mezclar el café, el cacao y el azúcar. A medio fuego llevar a ebullición removiendo constantemente. Cuando empiece a burbujear retirar de la fuente de calor. Verter la mezcla sobre el chocolate y remover hasta que se integre todo. Dejar enfriar 10 minutos. En a K.A. o con la ayuda de un batidor mezclar el Mascarpone, la nata fría y el icing sugar hasta que quede una mezcla esponjosa. Añadir la vainilla, integrar. Agregar el sirope de chocolate y mezclar con la ayuda de una espátula con movimientos envolventes. Rellenar una manga pastelera con boquilla (yo usé una de estrella, la 1M de Wilton) y decorar vuestros cupcakes. Os dejo este vídeo que publiqué en Instagram. La combinación de chocolate y calabaza es increíble.

 

Con un bonito y sencillo adorno queda de lo más navideño.

O ¿por qué no?, para Halloween.

Un detalle que siempre triunfa entre las profes de mis hijas.

Sí, los volví a hacer, esta vez con frosting de Tía María.

Con mi nuevo Cake Stand de mármol y madera.

 

  SI TENÉIS ALGUNA DUDA, SI OS HA GUSTADO LA RECETA, DADLE AL ME GUSTA, COMPARTID O DEJAD UN COMENTARIO. GRACIAS POR LEER MI BLOG Y HASTA LA PRÓXIMA ENTRADA. PATRI.

¡¡¡¡¡ Feliz Año 2.018 !!!!!

Felices Fiestas y Feliz Año Nuevo 2.018

  Os deseo un Feliz Año 2.018, qué seáis muy felices y que vuestros sueños se hagan realidad. Que lo disfrutéis rodeados de vuestra familia y amigos. Un Año que comienza lleno de ilusión y de buenos propósitos. Qué venga cargado con kilos de salud, paz y felicidad para todos. Os quiero. Un beso enorme.

Despidiendo un año 2.017 muy dulce

 

  SI TENÉIS ALGUNA DUDA, SI OS HA GUSTADO, DADLE AL ME GUSTA, COMPARTID O DEJAD UN COMENTARIO. GRACIAS POR LEER MI BLOG Y HASTA LA PRÓXIMA ENTRADA. PATRI.

Corona de hojaldre y Nutella

  Se acaba el año y es hora de hacer balance. Como todos  ha tenido alegrías y tristezas. Año de sueños cumplidos y de tristes despedidas. Pero me quedo con lo bueno. Este año lo recordaré por haber conseguido una cocina de ensueño, después de varios meses de obras en casa, incluida mudanza, mereció la pena. Eso ha significado un descenso en el número de post este año hasta la vuelta a casa. Pero también desde entonces la calidad de vida en casa ha aumentado. Lo mejor, disfrutar de una gran cocina para hacer vida en ella. Al calor del hogar. Y a partir de ahí además, disfrutar aún más haciendo repostería.

  Este año he tenido colaboraciones con Chocolates Valor y Lacasitos. He seguido haciendo rutas reposteras de esas que tanto me gustan, por Londres y Madrid. Y este mes no os podréis quejar, he publicado muchos posts y postres navideños.

  Bueno pues antes de acabar el año caerá algún postre más. De momento uno muy fácil para celebrar estas fiestas de algo rico y sencillo. Aunque este año he hecho hojaldre casero de la mano de Luis Olmedo y su curso de Repostería navideña. Desgraciadamente la plataforma La Tallerería ha echado el cierre. Es una pena, pero seguiré aprendiendo de mi sensei Belén a través de su blog Cupcakes a Gogó.

  Hoy os traigo otra de esas recetas fáciles de hojaldre que ya os he enseñado alguna vez. Me encanta hacer hojaldre pero es trabajoso y desde que descubrí los hojaldres de Lidl ya no me da pereza preparar postres fáciles y rápidos. Ya he hecho estrellas y hasta árbol de Navidad.

  Hoy os enseño la corona que he publicado ya dos veces este mes. La primera vez la hice utilizando 2 láminas de hojaldre con mantequilla redondas. Es más fácil de hacer con láminas rectangulares. En el primer caso sale una circunferencia más pequeña y en el segundo más grande. No os excedáis en la cantidad de Nutella, nocilla o crema de cacao y avellanas, si pecáis de untar demasiada pierde la forma más fácilmente. La idea para hacerla la encontré aquí. Por cierto, tengo pendiente publicar la versión casera de Nocilla o Nutella. Con esta forma queda de lo más navideña ¿no os parece?

 

Corona de hojaldre y Nutella

INGREDIENTES:

– 2 láminas de hojaldre preferiblemente rectangular

– Nutella a temperatura ambiente (un tarro pequeño)

– Huevo para pincelar

  Precalentar el horno a 180ºC y preparar una bandeja con papel de hornear. Extender el hojaldre y sobre él la crema de avellanas. Enrollar por la parte más ancha. Repetir la misma operación con la otra lámina de hojaldre. Unir ambas formando un círculo o elipse. Cortar la masa con la ayuda de una tijera dando cortes oblicuos. Una vez cortada la masa separar cada pico en sentido contrario, uno hacia adentro y otro hacia afuera levantando de la punta hacia atrás. Luego pincelar con huevo batido y hornear a media altura unos 25 minutos o hasta que se dore ligeramente la superficie. Al sacarla del horno tened cuidado es muy frágil, dejad que se enfríe un poco y a disfrutar.

 

Queda de lo más navideña ¿verdad?

  SI TENÉIS ALGUNA DUDA, SI OS HA GUSTADO LA RECETA, DADLE AL ME GUSTA, COMPARTID O DEJAD UN COMENTARIO. GRACIAS POR LEER MI BLOG Y HASTA LA PRÓXIMA ENTRADA. PATRI.

Copas de gelatina de champagne y mousse de chocolate blanco

  No quería dejar de felicitaros las Fiestas este año. ¿Brindamos? Ha sido un año increíble en el que he logrado mi sueño de tener mi nueva cocina, a medida, la de mis sueños. Un año de alegrías y tristezas como todos en la vida. Pero siempre hay que quedarse con lo bueno. Pensar que siempre hay gente que lo pasa peor, siempre, no sólo en estas fechas. Aprovechad las fiestas para juntaros con la familia, ver  a vuestros más queridos amigos. Reid, llorad, disfrutad pero siempre en compañía de los vuestros. Recordaos de los que están y de los que se fueron. Un beso y un abrazo enorme en estas fechas tan especiales que me hacen disfrutar y llorar a partes iguales.

  Hoy para celebrar las fiestas os traigo un postre de esos de lucirse y quedar como una reina. Está muy bueno pero además es muy lucidor. Muy festivo. Aprovechad y prepararlo para estas fechas, o para Nochevieja.

  El año pasado me quedé con las ganas de hacerlo así que de hoy no pasa. Alguien lo subió al grupo de Facebook de la Monsieur Cuisine Plus, (la Thermomix de Lidl). Pero tranquilos, no hace falta ningún robot de cocina para hacerla. La receta que más me gustó de las que busqué es esta. Es un espectáculo de blog, todo un descubrimiento conocer las creaciones de Roberto. He añadido más frutos rojos y  fraccionado ingredientes. Es un postre ideal para preparar de un día para otro.  Espero que os guste.

Copas de gelatina de champagne y mousse de chocolate blanco

INGREDIENTES (para 12 copas de cava medianas):

Gelatina de champagne

– 400 ml de cava o champagne

– 125 g de azúcar (o al gusto)

– 6 hojas de gelatina

– Frambuesas, grosellas, … frescas

Mousse de chocolate blanco

– 150 g de chocolate blanco

– 50 ml de nata 35’1% de materia grasa

– 24 g de yema de huevo (+/- una yema de huevo L)

– 15 g de azúcar

– 3 hojas de gelatina

– 250 ml de nata líquida 35’1% de materia grasa montada

Decoración

– Frambuesas frescas

– Virutas de chocolate blanco

Sprinkles o non pareils dorados

 

 

 

     

     

     

  Primero preparamos las copas, bien limpias y secas que queramos rellenar. Yo he utilizado unas de cristal para casa y otras desechables con el pie dorado para llevar a casa de mi suegra. Empezaremos con la gelatina de cava. Colocar las hojas de gelatina en agua para hidratar. Mientras mezclar el cava con el azúcar, mejor si calentáis un poco el cava para que se deshaga mejor el azúcar. Después escurrir bien las hojas de gelatina y añadir a la mezcla anterior un pelín caliente. Se deshará enseguida. Verter sobre las copas al gusto y colocar 3 ó 4 frambuesas y varias grosellas. Veréis que flotan, luego se hundirán un poco. Colocar las copas en el frigorífico ladeadas con la ayuda de una rejilla. Tened cuidado de no verter el contenido y que queden muy de lado. Queda una silueta muy bonita. Mientras cuaja la gelatina prepararemos  la mousse.

Como veis quedan de lo más vistosas.

  Para la mousse: montamos la nata y reservamos en la nevera. Calentamos los 50 ml de nata restante en un cacito hasta alcanzar los 90ºC. En un bol mezclamos la yema con el azúcar hasta que quede bien cremosa. Vertemos la nata sobre la mezcla e integramos bien. Después volvemos a pasar todo al cazo y calentamos removiendo constantemente hasta alcanzar 84ºC o hasta que empiece a espesar. No dejéis que se caliente más o cuajarán la yema de huevo. Retiramos del fuego o fuente de calor y vertemos sobre el chocolate blanco troceado previamente (si están poco derretido nos facilitará el trabajo). Removemos bien hasta que se derrita del todo, si hace falta le pasamos el túrmix unos segundos. Luego añadimos la gelatina previamente hidratada sobre la mezcla aún caliente. Cuando nuestra preparación esté tibia (unos 33ºC) le añadimos la nata montada y con la ayuda de una espátula hacemos movimientos envolventes. Una vez integrados vertemos sobre las copas con a ayuda de una cuchara de postre larga (presionando un poco para que no queden huecos ni burbujas). Y de nuevo a la nevera (yo las dejé toda la noche)

Tamaño grande de copa de cava.

Tamaño más pequeño.

  Adornamos con frambuesas frescas, chocolate blanco rallado y si queréis algo dorado.

Quedan realmente bonitas y festivas.

Una manera diferente de presentar un postre navideño.

Y de servir champagne o cava, con cuchara.

Feliz Navidad y Feliz Año Nuevo a tod@s.

Un brindis por otro año más endulzando vuestra vida y la de mi familia y amigos.

  SI TENÉIS ALGUNA DUDA, SI OS HA GUSTADO LA RECETA, DADLE AL ME GUSTA, COMPARTID O DEJAD UN COMENTARIO. GRACIAS POR LEER MI BLOG Y HASTA LA PRÓXIMA ENTRADA. PATRI.

Casita de jengibre con Lacasitos

  Hoy os traigo una entrada en colaboración con Lacasitos. Cuando me propusieron hacer un sorteo de sus productos y me los mandaron para probarlos di saltos de alegría. Pero más aún cuando me  enviaron un lote de productos para probar. Entre ellos dos sacos enoooormes de Lacasitos. Así que me puse a pensar qué podía hacer con ellos, además de comérnoslos, en casa nos chiflan.

  Y me puse a recordar que no es la primera vez que los uso para mis postres:

Estas cookies de Lacasitos hacen las delicias de niños y mayores.

Calabazas de chocolate rellenas de Lacasitos, en Halloween hicieron las delicias de mis niñas.

Esta casita de jengibre que yo misma horneé hace unos años con algunos Lacasitos.

Otra casita de jengibre más, esta vez adornando el tejado con mini Lacasitos.

     

Este es el fantástico lote que me llegó. Estas Navidades serán más dulces gracias a Lacasa.

  Y este el lote del sorteo que probamos y el que enviarán al ganador del sorteo de mi Instagram en colaboración con Lacasitos. Aquí fueron mis hijas las que más saltaron de alegría. Y ahora vamos con la entrada de hoy. La casita es de la tienda danesa Tiger. Son muy prácticas, vienen desmembradas pero eso sí, son muy frágiles porque no es pan de jengibre sino galleta y las piezas son grandes así que durante la construcción es fácil que se rompa algo. Eso sí, viene pelada, sin ningún adorno. Como “cemento” de esta construcción utilicé glasa real bien espesa para pegar las paredes y un poco menos densa para los adornos. Ya había hecho otros años galletas decoradas de Navidad con caramelo derretido. Esta vez he utilizado Isomalt pintado de rojo, que es más práctico.

 

     

Ojo con el caramelo, provoca quemaduras importantes.

  Primero adorné las ventanas antes de montar la casa: Isomalt de Home Chef, glasa, Caster sugar y unos adornos o Sprinkles de acebo de Wilton de la tienda de Alma’s Cupcakes.

  Luego lo que hice es pegar las paredes con glaseado bien espeso, como cemento. Después en las juntas coloqué bastones de caramelo y dejé secar toda la noche. La galleta es fina, si le añado en este punto el tejado probablemente se hunda. Para evitar una tragedia griega lo dejo reposar hasta el día siguiente. Así la hago a ratitos y no me canso tanto.

  Al día siguiente monto el tejado, como veis apuntalando bien. E igualmente dejo que se seque unas horas. Los Lacasitos son de tamaño normal y pesan, yo voy sobre seguro.

Puntales en toda regla.

  Una vez seco comenzamos la decoración del tejado. Y digo en plural porque aquí mi hija pequeña Martina se animó a ayudarme. Aunque no sé si me salía a cuenta. Colocaba un Lacasito y el siguiente se lo comía, y así hasta completar el tejado, jejejeje.

  Aunque teníamos de todos los colores esta vez nos decantamos por los colores más navideños, rojo y verde.

Aquí la devoradora de Lacasitos pero excelente decoradora.

Un poco más de glaseado y azúcar glas.

¿No me digáis que no queda bonita?

 

 

 

  Y cuando la noche se acerca, Papá Noel, sabedor de que todos duermen, va descargando su trineo y su saco de juguetes casa por casa. Imprescindible no encender la chimenea.

 

  SI TENÉIS ALGUNA DUDA, SI OS HA GUSTADO LA RECETA, DADLE AL ME GUSTA, COMPARTID O DEJAD UN COMENTARIO. GRACIAS POR LEER MI BLOG Y HASTA LA PRÓXIMA ENTRADA. PATRI.