Muffins de moras

thumb_IMG_2120_1024

  Bueno, pues a lo tonto a lo tonto estamos casi en septiembre y con ello empezamos nuevo curso. Las que tenemos niños ya estamos preparando libros y mochilas. Aunque aquí en Valencia tenemos un clima muy soleado y el verano llega hasta octubre, pero las rutinas comienzan en estas fechas. Nosotros hemos estado muy entretenidos estas vacaciones: Cantabria, Murcia, Viver, y playa y piscina por doquier. Precisamente esta receta viene porque he recogido un par de kilos de moras silvestres. No estaban demasiado maduras así que colocadas en una sola capa sin apelmazar me han aguantado una semana en la nevera en perfecto estado. Además de mermelada de moras casera (incluso una versión con Palatinosa para mi suegro que es diabético) he hecho helado de moras, pastel sueco de moras y nada más y nada menos que 36 muffins de moras. No es que haya puesto todos de una tacada en el horno. Es que han gustado tanto los muffins que los he hecho más de una vez. En casa, encantados, y en el trabajo también. Como veis tengo unas cuantas recetas pendientes de publicar.

thumb_IMG_1852_1024

Todavía habían moras por madurar pero

thumb_IMG_1854_1024

 al no estar muy maduras aguantan más en la nevera y no tienen tanto azúcar.

  ¿Os acordáis que en el post anterior os presenté a Lenny? Es el nuevo miembro de la familia, un precioso gatito Persa de 2 meses recién cumplidos. Pues hoy os presento mi nuevo juguetito.

thumb_IMG_2035_1024

El pequeño Lenny come, juega y duerme todo el día.

  Este verano mi marido y yo nos hemos decidido a comprarnos dos bicis para no tener que ir corriendo detrás de mis hijas cada vez que salían con las suyas. Y ha sido todo un acierto, no recordaba lo mucho que me gustaba ir en bici. ¿No os pasa que a veces olvidáis algo que os gustaba mucho y de repente se cruza de nuevo en vuestro camino? Pues eso me ha pasado a mí con la bici, además de los paseos familiares he decidido irme al trabajo en bici. El hecho de vivir en Valencia capital y tener una zona ajardinada como el Antiguo cauce del río Turia o los Jardines del Turia y poder cruzar toda la ciudad hasta la otra punta tranquilamente rodeada de árboles y césped me parece algo maravilloso de veras. Después de un trágico accidente en la ciudad, la gran riada del año 1.957, se decidió desviar el río Turia. Con el paso de los años los valencianos conseguimos esta maravilla de jardín público que cruza toda la ciudad. Pues dicho y hecho, en 30 minutos me planto en el hospital. Y además, ahora llevo el almuerzo en mi cestita. Mi marido dice que parezco La Bella Easo 😂😂😂😂😂 ¡Que sólo me falta la pañoleta!

thumb_IMG_2122_1024

  Mi amiga Isa me dijo que para ser perfecta la estampa tenía que llevar en la cesta de mi bici unas magdalenas así que yo que soy muy obediente, como veis, le hice caso. La receta la encontré en Pinterest y me encantó. La receta de Elise, del blog Simply Recipes es fácil y deliciosa. Su historia es muy curiosa, ejecutiva de Silicon Valley cae enferma, se muda a casa de sus padres y comienza a documentar sus recetas de toda la vida. ¿Qué os parece? No os perdáis su blog, no sólo tiene recetas dulces, hay de todo.

  He adaptado un poco la cantidad de Sour cream, y la he sustituido por Crème fraîche que no es exactamente lo mismo pero casi. En la receta utiliza 1 cup de sour cream que viene a ser 236 ml pero como el envase de Crème fraîche de la marca Président lleva 200 ml he añadido luego la diferencia con algo más de leche de lo que venía en el original. digamos que he adaptado la receta a lo que tenía en la nevera, y como el resultado es muy bueno así se queda. Los muffins a diferencia de los cupcakes son más altos, más esponjosos y la técnica para hacerlos es muy sencillas. Se mezclan los ingredientes secos tamizados en un bol y en otro el resto con el azúcar. Se hace un hueco en el montón de harina y se vierte la mezcla líquida. Sin batir, sólo removiendo con una espátula se integra todo. Como veis es muy fácil. Si no tenéis moras también podríais hacerlos con arándanos o frambuesas o trocitos de fresa, al gusto. Pero con moras silvestres ya os digo que están muy ricos. Se puede hacer también con frutos rojos congelados. Yo esta vez he utilizado mantequilla cántara que me traje este verano. Si utilizáis mantequilla sin sal añadid 1/2 TSP de sal. Yo no la he puesto porque mi mantequilla era con sal. Vamos con la receta, recordad ingredientes a temperatura ambiente.

DSC09824

Esponjosas y con la jugosidad de las moras. Deliciosos muffins y muy sencillos de hacer.

Muffins de moras

INGREDIENTES (para 18 muffins medianos):

– 320 g de harina común

– 1 TBSP o cucharada de polvo de hornear

– 1/2 TSP o cucharadita de bicarbonato sódico

– 1/2 TSP o cucharadita de canela

– 2 huevos tamaño L

– 200 ml de crème Fraîche

– 50 ml de leche entera o semi

– 200 g de azúcar

– 110 g de mantequilla derretida dejada enfriar un poco

– 1 TSP de extracto de vainilla

– 150 g de moras silvestres sin rabito pesadas en seco y luego lavadas, secando el exceso de agua, y partir por la mitad (parte del jugo se mezclará con la masa y estarán más jugosas)

thumb_IMG_2041_1024     thumb_IMG_2042_1024

  Precalentar el horno a 200ºC con calor arriba y abajo. Preparar una bandeja de muffins con cápsulas. Mezclar todos los ingredientes húmedos (la crème Fraîche, los huevos ligeramente batidos, la leche, la mantequilla derretida y la vainilla) con el azúcar en un bol y en otro tamizar la harina, el polvo de hornear, el bicarbonato, la sal (si vuestra mantequilla es sin sal añadid 1/2 TSP) y la canela. Haced un hueco en medio y verter la mezcla líquida. Mezclar con la ayuda de una espátula sin sobrebatir, lo justo para integrarlo todo, si queda algo grumosa no os preocupéis.

thumb_IMG_2043_1024     thumb_IMG_2044_1024

  Añadid las moras troceadas, mezclar y llenad con la ayuda de 2 cucharas soperas o una de helado 2/3 de cada cápsula y hornear durante unos 20 minutos a media altura a 200º C o hasta que al introducir un palito en el centro este salga limpio o la superficie se dore ligeramente.

thumb_IMG_2047_1024

Fácil, limpio y de lo más nutritivos.

thumb_IMG_2057_1024

¡A la cesta!

thumb_IMG_2119_1024

Menudo almuerzo más bueno en el hospital, después de un paseo en bici

thumb_IMG_2121_1024

hay que coger fuerzas.

  SI TENÉIS ALGUNA DUDA, SI OS HA GUSTADO LA RECETA, DADLE AL ME GUSTA, COMPARTID O DEJAD UN COMENTARIO. GRACIAS POR LEER MI BLOG Y HASTA LA PRÓXIMA ENTRADA. PATRI.

Anuncios

Cupcakes de fresa con SMB

DSC09799

  Se nota que estoy en verano, me cuesta encender el horno y también ponerme cara al ordenador. En la terraza estamos más fresquitos por la tarde-noche pero estos cupcakes tenía que subirlos ya porque me han conquistado, a mí y a mi familia y a los amigos que los han probado.

DSC09804

  Hoy os traigo un postre delicioso. ¿Quién se puede resistir a las fresas de verano? En Consum y en Lidl traen unas fresas pequeñas, bien formadas, todas carnosas, sin parte blanca y con el sabor de las fresas de siempre. Así que me dije algo tengo que hacer con ellas. En primavera es la temporada de fresas pero se me cae un mito cuando veo esos fresones amorfos, medio amarillos, enormes y que no saben a nada. Pero estas fresas son un dulce!!!!! Y no me he podido resistir a encender el horno.

DSC09800

  Llevaba tiempo queriendo hacer esta receta de Martha Stewart de su libro Cupcakes pero no me atrevía porque no me suele gustar la fruta cocida. Y pensé hacerlo con puré de fresas en lugar de troceadas, pero al final me decidí a hacerlas y ha sido todo un acierto. Decir que están buenos es poco. Si no los hacéis acabaréis lamiendo la pantalla del ordenador. Están de muerte. Y son ¡tan vistosos!

DSC09807

  Las cantidades las he adaptado porque en su libro salen unos 34 cupcakes. Por primera vez he hecho buttercream con merengue suizo, y está realmente deliciosa. Así le he dado salida a unas cuantas claras que tenía en la nevera. Después de hacer merengue italiano o francés a cascoporro con los macarons, ya sólo me queda el japonés. Otras veces, para la buttercream,  he utilizado la pasta de fresa de Home Chef pero esta vez aprovechando que las fresas estaban tan ricas lo he hecho con puré, todo natural, hasta he utilizado el extracto de vainilla casero. Además he hecho las cupcakes con leche entera cántabra de El buen Pastor y mantequilla (esta vez con sal, por eso no he añadido más) de los Valles Unidos del Asón, recomendación de Elena de Ponona Cakes. Cuando fuimos este verano a Cantabria tuve la oportunidad de visitar su obrador, es un magnífica repostera, diseñadora y decoradora de tartas, sus creaciones son increíbles. Si vives por la zona y quieres algo único y especial, no lo dudes, Ponona Cakes.

thumb_IMG_1902_1024

  Con ingredientes naturales, sin colorantes. Todos a temperatura ambiente.

DSC09806
Cupcakes de fresa

INGREDIENTES (para 15 cupcakes):

Cupcakes

– 115 g de mantequilla (yo esta vez con sal)

– 225 g de azúcar

– 105 g de huevo entero

– 30 g de clara de huevo

– 1 ó 2 TSP o cucharaditas de extracto de vainilla

– 200 g de harina de repostería

– 1/2 TBSP o cucharada de polvo de hornear

– 120 ml de leche entera

– 250 g de fresas lavadas, sin ratito y troceadas

thumb_IMG_1903_1024     thumb_IMG_1904_1024

  Precalentar el horno a 180º C. Preparar un molde de cupcakes con cápsulas de papel. Tamizar juntos la harina y el polvo de hornear, reservar. En un bol, con la ayuda de un robot de cocina, batir la mantequilla y el azúcar durante 3 ó 4 minutos hasta que palidezca y esté bien cremoso. Añadir los huevos y la clara de uno en uno y batir tras cada uno. Luego añadir la vainilla.

thumb_IMG_1905_1024     thumb_IMG_1906_1024

  Integrar y añadir la harina y el polvo de hornear tamizados en tres veces alternando con la leche, acabar con la harina.  Siempre a velocidad baja, integrar sin sobrebatir.

thumb_IMG_1907_1024     thumb_IMG_1908_1024

  Agregar las fresas lavadas, sin ratito y troceadas. Mezclar con la ayuda de una espátula.

thumb_IMG_1910_1024     thumb_IMG_1911_1024

  Con la ayuda de una cuchara de helado ( 2 cucharas soperas) repartir la masa en las cápsulas, sin llenar más de 2/3 de cada cápsula. Hornear a 180ºC, a media altura unos 25-30 minutos o hasta que al pinchar la masa con un palito este salga limpio y la superficie se dore ligeramente. Mientras se hornean preparamos la SMB. Una vez horneados dejar que se enfríen en una rejilla.

Buttercream de merengue suizo (SMB)

– 5 claras de huevo (unos 150 g)

– 190 g de azúcar

– 210 g de mantequilla sin sal

– 100 g de fresas trituradas

– 15 fresas para decorar (enteras, laminadas, al gusto)

thumb_IMG_1915_1024     thumb_IMG_1916_1024

  En un cazo al baño María calentamos las claras con el azúcar hasta alcanzar 65ºC, sin dejar de remover para que no cuajen las claras, hasta que se disuelva el azúcar por completo. Si no disponéis de termómetro de azúcar calentar a fuego medio hasta que se disuelva el azúcar y al tacto (con cuidado de no quemaros) no se noten los granos de azúcar.

thumb_IMG_1917_1024     thumb_IMG_1919_1024

  Una vez alcanzada la temperatura pasar a un bol y batir con la ayuda de varillas eléctricas a velocidad media hasta que empiece a hacer burbujas (ver foto) y a continuación aumentar a velocidad alta hasta que el merengue esté firme y brillante formando picos (unos 10 minutos), pero no seco, notaréis al apoyar las manos en las paredes que ya no está caliente. A continuación cambiar las varillas por la pala y añadir la mantequilla cortada en dados, muy poco a poco y bajando la velocidad a baja. Es importante no sobrebatir pues se licúa la mezcla. Si queda algo cuajada la mezcla o más líquida al principio no os preocupéis. Meted el bol en la nevera unos 10 minutos y volved a batir, veréis como se arregla. Si por el contrario se ha enfriado mucho la mezcla podéis ponerla de nuevo al baño María unos segundos y volver a montar. Veréis que aunque al principio cuesta cogerle el punto luego es muy agradecido y fácil de corregir este merengue.

thumb_IMG_1918_1024     thumb_IMG_1920_1024

Con la ayuda de un procesador de alimentos picar las fresas hasta que se hagan puré.

thumb_IMG_1921_1024      thumb_IMG_1923_1024

  Incorporar el puré a la buttercream batiendo con la pala lo justo para integrar. Con la cantidad que os he puesto se decoran los 15 cupcakes. Colocad en una manga pastelera y decorad. Yo he utilizado la boquilla de estrella 1M de Wilton. Si las fresas que habéis escogido son pequeñas podéis decorar con una entera, si son más grandes podéis laminarlas. En la variedad está el gusto.

DSC09802

Con estas cupcakes triunfas seguro.

DSC09808

Si es que además son taaaaaan bonitas.

DSC09816

  Para guardarlas en la nevera o unas horas sin refrigerar nada mejor que una campana de cristal.

  Hoy quería aprovechar y presentar en sociedad a Lenny, un lindo gatito Persa que no tiene ni dos meses. Es tranquilo, cariñoso y dormilón. Mis hijas están FELICES, se acaba el verano, ya queda poco para que empiece el cole y no podíamos haber elegido otro colofón como fin de fiesta. Después de un año sin gatos tras haber pasado a mejor vida nuestro gato Simón de 14 años y el año anterior nuestro Persa Duke, no hemos podido resistir la tentación de llenar nuestras vidas de nuevo con otro miembro más en la familia ¿qué os parece nuestro minino? ¿A qué es precioso?

13939473_1111323795617506_5713425267737522467_n

  SI TENÉIS ALGUNA DUDA, SI OS HA GUSTADO LA RECETA, DADLE AL ME GUSTA, COMPARTID O DEJAD UN COMENTARIO. GRACIAS POR LEER MI BLOG Y HASTA LA PRÓXIMA ENTRADA. PATRI.

Caramel apple cheesecake

DSC09711

  Hace más de 3 años que comencé la andadura de tener un blog propio en el que plasmar todas las recetas de repostería que pasaran por mi mente, mis manos y por supuesto por mi boca. Unas mías, otras adaptadas y otras obras maestras sacadas de libros de cocina, de blogs, grandes y pequeños. Casi sin darme cuenta he llegado a publicar unas 232 recetas y recibido más de 350.000 visitas en el blog. He creado mi propio recetario, he aprendido mucho y lo que me falta. He pasado etapas haciendo galletas decoradas, cupcakes, cheesecakes, layer cakes, tartas de fondant, postres clásicos de toda la vida, macarons, … , he pintado, esculpido, forrado, decorado y horneado kilos de masas de harina, azúcar, huevos, mantequilla, … Sin prisa, sin agobios, sin obligación, pero con mucha ilusión. Ante todo dar las gracias a los que me seguís desde el principio, a los que por casualidad en una búsqueda a través de las redes llegáis a este humilde blog, a los que hacéis mis recetas, a los que os gustan mis fotos y los paso a paso, a los que simplemente curiosean, a los que os tomáis unos minutos para dejar comentarios, preguntar dudas, enseñarme lo bien que os ha sido una receta, a todos, de verdad, GRACIAS.

DSC09705

  Pero sobre todo tengo que dar las gracias a mi familia y amigos por la paciencia, por robarles tiempo, por esperar a que haga una foto para hincar el diente a un postre, por estar ahí, apoyarme y probar todas mis recetas, las consagradas que repito asiduamente y los experimentos, los aciertos y los fracasos. Para mí la repostería es un bonito hobby, no es mi profesión, no me dedico a ella en cuerpo y alma pero es un pedacito de mí, de lo que puedo llegar a hacer. Y eso me enriquece, me satisface, me enorgullece. Con casi 40 años es bonito saber que podría llegar a dedicarme a esto algún día sí quisiera. ¡Qué nunca es tarde para cumplir sueño! Buscaba un hobby, algo que hacer en casa, a mi ritmo, que me diera satisfacciones a mí, a los que me rodean, y que ¿por qué no? hiciera felices  a los míos. Crear algo con las manos, ver cómo crece en un horno, cómo la física y la química se aplica a los alimentos, organizar todo un set para dar protagonismo a algo tan placentero como un dulce y compartirlo con los demás no pensé que me fuera a gustar tanto.

DSC09731

  En este loco mundo en el que Internet llegó un día para revolucionar totalmente la vida de muchos habitantes de este planeta siempre es de agradecer que alguien en un lugar remoto o cercano vea uno de mis postres y no sólo le guste sino que le sirva de inspiración y hasta me llegue un mensaje de agradecimiento. Hay todo un abanico de posibilidades para compartir. Me sigue alucinando, de verdad.

DSC09734

  Bueno pues después de unas semanas de vacaciones veraniegas en el blog (pero no por las redes sociales) os traigo una receta de dos de mis tartas favoritas en una: la tarta de queso y la tarta de manzana, con un toque caramelizado. Muero de amor. Eso de que caiga un chorrito por el lado de la tarta es arrebatador, y si además es caramelo mmmmmmm, sin palabras. Para hacer esta cheesecake puedes ver el paso a paso y la receta de esta tarta de queso infalible aquí. Para ver el paso a paso del topping no te pierdas el resto del post.

thumb_IMG_1654_1024

  Un postre al más puro estilo Tarta de Manzana. Mis manzanas favoritas para postres, las Granny Smith. Esta tarta es simplemente deliciosa, en cualquier época del año.   Este es un postre que indudablemente gana con el tiempo. Lo ideal es hacerlo de un día para otro, hornear una tarde y dejar toda una noche en la nevera refrigerándose y dejando que los sabores se potencien y mejore la textura. Al día siguiente le ponemos la cobertura. Aguanta hasta una semana en la nevera y el sabor y la textura van ganando con los días. Es la tarta perfecta si queréis prepararla unos días antes para una merienda o comida especial. Lo ideal es hacerla en un molde desmontable. En este caso he utilizado uno de 23 cm de diámetro. Siguiendo la tónica de mis últimas cheesecakes en este caso también la he horneado al baño María y he separado las yemas de las claras batiendo estas últimas a punto de nieve.

Truco: para esta tarta de queso he utilizado mi propia receta infalible de cheesecake (esta vez obviando la ralladura de limón). Si queréis una cheesecake con la superficie lisa y perfecta yo recomiendo hacerla al baño María, así se hace más homogénea, se evitan grietas y queda menos densa. Introducir el molde en el horno a 225ºC y hornear durante 10 minutos. Sin abrir el horno bajar la temperatura a 90ºC y hornear 50 minutos más. Luego dejar que se acabe de hacer con el calor residual dentro del horno unas 2h más. No abráis el horno a mitad del proceso si no queréis que se resquebraje la superficie por el cambio de temperatura. Lo ideal es que cuando apaguemos el horno la mezcla esté cuajada pero un poco temblorosa en el centro y con el calor residual se acabe de cuajar, sin llegar a quedar seca. De ahí los cambios de temperatura y la importancia de no abrir continuamente el horno. Una vez pasado este tiempo abrir la puerta del horno y dejar que se adapte al cambio unos minutos, luego dejar enfriar fuera del horno y refrigerar al menos 4 h (lo ideal es toda una noche). Queda una superficie increíblemente lisa, sin grietas, perfecta. Para el topping he adaptado esta receta que encontré en Pinterest. Yo he obviado el clavo molido porque no quería que las especias enmascararan demasiado el sabor del caramelo y he utilizado crème frâiche en lugar de nata líquida porque sencillamente no tenía, aunque es más espesa y más ácida me ha dado muy buen resultado. Podéis utilizar este topping para coronar una tarta de manzana, unos cupcakes, un bizcocho de manzana, … Queda caramelizada con ese sabor inconfundible. Recordad, ingredientes a temperatura ambiente.

DSC09712
Caramel Apple Cheesecake

INGREDIENTES (12 raciones):

Base y relleno: 

– Clica aquí.

thumb_IMG_1624_1024     thumb_IMG_1626_1024

thumb_IMG_1627_1024     thumb_IMG_1630_1024

thumb_IMG_1631_1024     thumb_IMG_1634_1024

Como veis la superficie de la tarta queda lisa y perfecta. Sin grietas.

Topping de manzanas caramelizadas:

– 90 g de mantequilla sin sal

– 3 ó 4 manzanas Granny Smith peladas y cortadas en rodajas

– 100 g de azúcar moreno

– 1 TSP o cucharadita de canela

– 120 g de nata ácida o crème frâiche

thumb_IMG_1654_1024     thumb_IMG_1660_1024

  Una vez tengamos nuestra cheesecake horneada y refrigerada toda una noche preparamos el topping de manzanas caramelizadas. Calentar la mantequilla en una sartén. Pelar, cortar y trocear en rodajas las manzanas y añadirlas a la mantequilla derretida.

thumb_IMG_1662_1024     thumb_IMG_1663_1024

Mientras batir el azúcar con la nata, calentar en un cazo y verter sobre las manzanas.

thumb_IMG_1665_1024     thumb_IMG_1666_1024

  Espolvorear la canela sobre las manzanas y cocer hasta que se ablanden, evitando que se doren. Han de quedar blandas. Llevar a ebullición y remover constantemente. Retirar las rodajas de manzana y dejar que se enfríen. Darle un hervor rápido de 2 minutos más a la salsa de caramelo, retirar del fuego y verter en un bol y cubrir. Dejaremos que se enfríe. Una vez fría la salsa vertemos sobre la cheesecake guardando un poco para verter unos chorritos al final. Colocar las rodajas de manzana al gusto y verter un poco más de salsa por encima.

DSC09715

Como veis queda de lo más apetitosa.

DSC09710

Yo me derrito por un pedacito ahora mismo.

DSC09735

¿Os animáis a hacerla? Pues ya me contaréis.

DSC09744

  Al cortarla lo ideal es que esté bien fría y el cuchillo (sin sierra) caliente. Yo la capa de manzanas la cortó primero con tijera para que no se deshaga demasiado el conjunto.

DSC09726

Mmmmm esos chorritos de salsa de caramelo son para chuparse los dedos.

DSC09750

Un poco tarde pero celebrando el tercer aniversario del blog

DSC09722

con una deliciosa tarta de queso y manzana con salsa de caramelo.

DSC09755

  Si os sobra, podéis guardar el resto de la tarta en una tartera con cúpula, así no se seca en la nevera y se mantiene intacta. Acordaros de sacarla un rato antes de la nevera para que no esté tan fría y se realcen los sabores y la salsa de caramelo se atempere.

  SI TENÉIS ALGUNA DUDA, SI OS HA GUSTADO LA RECETA, DADLE AL ME GUSTA, COMPARTID O DEJAD UN COMENTARIO. GRACIAS POR LEER MI BLOG Y HASTA LA PRÓXIMA ENTRADA. PATRI.