Trdleník

  Como os contaba en la entrada anterior, la guía dulce de Praga, me ha encantado este dulce, tanto que hoy os traigo la receta. También llamados TrdleníkSkalický Trdelník, Kürtős Kalács, kürtőskalács o chimney cakes. Trdleník, sí, no lo he escrito mal, no penséis que me he comido alguna vocal. Traen un poco de controversia entre los praguenses. Si buscáis una guía antigua de la ciudad no los encontraréis entre sus delicatessen. Y es que aunque están por toda la ciudad en mercadillos y puestos callejeros, en realidad, no son tan típicos de Praga. Pero es inevitable el probarlos.

  Desde hace unos 10 años inundan la ciudad con sus puestos callejeros. El Trdelník es de origen eslovaco y ha invadido las aceras de Praga. Es una masa fermentada que se estira y se enrolla en un Trdlo, palo de madera o hierro colado, y se asa sobre brasas, este palo le da su forma característica.

  La forma final es la de una masa cocida al fuego de forma cilíndrica y hueco en su interior, con ligero sabor ahumado que se recubre de una mezcla de azúcar y canela, a veces también con trozos de frutos secos como nueces o almendras. Se puede hacer cilíndrico o cónico. Se toma tal cual, o untando sus partes interiores de Nutella o rellenándolo de helado, nata con fresas, … A mí la idea de comer helado a -9ºC no me atraía nada, más bien lo hubiera rellenado de vino caliente. Para ser tan azucarado no es especialmente dulce, depende del relleno. En los carteles de cada quiosco se anuncian como producto checo tradicional, en algunos incluso se dice que lo están produciendo desde 1.890.

  El trdelník es un plato cuyo origen en realidad radica en la región de Transilvania, que en aquella época pertenecía a Hungría. El nombre original es Kürtős Kalács o kürtőskalács. El término procede de kürtő, que significa “chimenea”. El nombre original en húngaro significa “pastel con chimenea”, refiriéndose a su forma de chimenea pequeña, con el vapor saliendo por arriba. De ahí se extendió a otras regiones de Hungría, entre ellas Eslovaquia, que fue hasta 1.918 una región de este país. Actualmente se encuentran en muchos mercadillos de Centroeuropa.

  Fue concretamente el cocinero del conde József Gvadányi, general y filósofo húngaro que llevó la receta a Skalica (Eslovaquia) en el siglo XVIII, donde la receta se alteró y nació la forma actual del trdelník, un nombre que no es checo sino eslovaca. Durante dos siglos se trató de un dulce reservado para ocasiones especiales como bodas y festivales, pero en la actualidad se halla en todo mercado que se precie y cuenta desde 2.004 con denominación de origen protegida y una asociación civil que intenta salvaguardar el Trdelník tradicional.

  El caso es que está rico, pero lo de típico praguense es de hace cuatro días como aquel que dice, es como decir que los gofres son típicos de Valencia porque haya muchos puestos que los preparan. No verás a muchos praguenses consumiendo este dulce.

  Eso sí el aroma de la canela tostada, así como su consistencia esponjosa y cálida de masa recién hecha, resultan ideales en los días fríos, especialmente en el marco nevado y mágico de un mercadillo invernal. Son innumerables los puestos de este típico dulce en las calles de la ciudad de Praga.

       

  Me traje un molde especial de Trdleník de la marca Tescoma de Praga, allí sus productos son los más vendidos. Podéis encontrarlo en su página online española. No es imprescindible tener el molde porque podríais utilizar unos botes de refresco o botellines de cerveza forrados de papel albal pero bueno, yo por comodidad, me traje mis moldes bajo el brazo. Los originales se hacen sobre brasas o fuego pero estos se hacen al horno. Aunque ya os digo yo que están también deliciosos. Si no tenéis este molde podéis forrar unas latas de refresco con papel albal y listo. Los horneáis en vertical.

Así queda la masa enrollada y pincelada antes de hornear.

Dos cosas que me han encantado de Praga: los Trdleník y la cerveza.

Mmmmm tienen buena pinta ¿eh?

  En febrero inauguraron en Valencia un local dedicado a los Trdleník o Chimney Cakes que se llama Roll in Wood. Pues bien, yo como siempre prefiero las versiones caseras, ya puestos.

  Vamos con la receta, ingredientes a temperatura ambiente. Podéis utilizar levadura fresca o seca de panadero tanto la normal como la instantánea (ver Dulcepedia). La receta que he utilizado es la que más veces he visto en la red y curiosamente la que viene en las instrucciones del molde de Tescoma. Son todos de andar por casa. La receta es sencilla. Importante respetar el tiempo de levado. Conseguir una masa lisa y elástica. Enrollar con cuidado sobre los tubos previamente untados con un poco de aceite o mantequilla. El último trozo a enrollar lo colaremos bajo el anterior para que no se nos suelte durante el horneado. La primera hornada es de entrenamiento, se me descolgó y rompió uno de ellos, visto el error la siguiente quedó mejor. No os excedáis poniendo masa, ni la pongáis demasiado fina.

¿Y si los rellenamos de Nutella, nata fresca montada, fresas y sirope de chocolate?

Trdleník

INGREDIENTES (4 unidades):

Masa

– 280 g de harina

– 150 ml de leche entera tibia

– 70 g de mantequilla sin sal

– 15 g de azúcar glas

– 1 sobre de levadura de panadero instantánea ó 13 g de levadura fresca

– 3 yemas de huevo

– Una pizca de sal

– Un poco de aceite de girasol

– 150 g mantequilla derretida

Decoración

– 100 g de azúcar (ao he utilizado dorado Golden  Caster sugar)

– 1 TSP o cucharadita de canela

– 1 sobre de azúcar avainillado

  Preparar el molde de los Trdleník untado con un pelín de aceite. Si se utiliza levadura fresca desmenuzar en la leche tibia con una cucharada de azúcar. El resto de azúcar mezclarlo con la harina. En el caso de la levadura seca mezclar directamente con la harina y el azúcar. En el bol de la amasadora (también se puede hacer a mano) batir las yemas de huevo con la mantequilla pomada hasta que quede una mezcla cremosa. Añadir la harina y el azúcar y con la ayuda del gancho amasador mezclar bien. Formar una bola, dejar en un bol untado con un poco de aceite y cubrir con un trapo húmedo, dejar que doble su volumen (más o menos 1h en un ambiente cálido o 30 minutos en el horno a 30ºC). Precalentar el horno a 200ºC con calor arriba y abajo. Una vez levado colocar en una superficie ligeramente untada en aceite, separar la masa en dos trozos y cada uno en dos más. Amasar un poco para descalificar y formar una tira larga de 1 m. Extender la tira y rodar el tubo sobre ella enrollando sin pasar la masa dos veces por el mismo sitio pero dejando que se aplasten y junten un poco, sellar los bordes bajo la masa.

  Una vez enrollada la tira hacer rodar el cilindro sobre la superficie para aplastar un poco la masa y que se junten un poco las juntas de las tiras de masa, como un rodillo.  Intentar no tocar las agarraderas de silicona con la masa o durante el horneado se deslizará. Untar toda la superficie con mantequilla derretida y dejar reposar 15 minutos. Mientras, preparar una bandeja en la que mezclaremos los azúcares y la canela para luego rebozar la superficie del Trdleník. Colocar el soporte metálico en una bandeja de horno y colocar los cilindros con la marca I boca arriba (hay tres: I, II y III). Hornear de 20 a 25 minutos a 200ºC a media altura. Cada 7-8 minutos girar un tercio (hasta la siguiente marca y con cuidado de no quemarse) y volver a untar de mantequilla con la ayuda de un pincel. Una vez dorados retirar del horno y dejar enfriar 5 minutos para no quemarnos al coger las agarraderas de silicona (yo utilizo una manopla). Volver a untar con mantequilla y rebozar en la mezcla de azúcar y canela. Retirar el agarrador de silicona y deslizar por el cilindro para sacar el Trdleník. Limpiar el molde y volver a repartir el proceso, salen 2 más.

Como veis quedan bastante bin para no estar hechos en las brasas.

¿Solo o untado de crema de avellanas por dentro?

  Poniendo una galleta como base dentro en uno de los extremos podemos rellenarlo de nata y fresas mmmm.

  Lo ideal es tomarlos aún calientes o tibios (sobre todo si los rellenamos). Si os queda alguno para el día siguiente darle un punto de horno antes de servir estará duro. Podéis rebozarlos también en trocitos de almendra o nueces picadas.

¿Te animas a prepararlos?

  SI TENÉIS ALGUNA DUDA, SI OS HA GUSTADO LA ENTRADA, DADLE AL ME GUSTA, COMPARTID O DEJAD UN COMENTARIO. GRACIAS POR LEER MI BLOG Y HASTA LA PRÓXIMA ENTRADA. PATRI.

Anuncios

Hot Cross Buns

  Mmmmm sólo de recordar lo tiernos, sabrosos y aromáticos que están estos bollitos ya estoy salivando. Ya tenía ganas de hornear estos típicos bollos ingleses de Pascua. El año pasado tuve la ocasión de ir a Londres con toda la familia y por supuesto no dejé pasar la oportunidad de probarlos. Ya sabéis lo mucho que me gusta un bollo !!!! Y tenía que hacerlos estas Pascuas sí o sí.

Estos bollos especiados son típicos del Reino Unido y otros países como Australia, Nueva Zelanda, Canadá, India, Sudamérica o Sudáfrica (en las colonias que fueron inglesas).

  Los Hot Cross Buns marcan el final de la Cuaresma. Según la tradición, con los Hot Cross Buns tienes el pan, según la comunión, tienes las especias que representan las especias en las que Jesús estaba envuelto en la tumba, y tienes la cruz. Están bastante cargados de simbolismo cristiano. Incluso antes de que el medievo extendiera el cristianismo se decía que la cruz alejaba a los espíritus malignos que podían afectar el pan, y lo ponían mohoso o rancio, por lo que los panaderos habitualmente hacían estos cortes en forma de cruz en la superficie de sus productos horneados, y los clientes buscaban esta marca. Se dice que un monje empezó a hornear estos bollitos y decidió marcarlos con una cruz en honor a la Pascua, en el s. XII. A medida que crecieron en popularidad, se convirtieron en una tradición anual. Según la ciudad de St. Albans, fueron creados por otro monje. En 1.361, el Hermano Thomas Rocliffe creó el bollo. Lo llamó Alban Bun y lo distribuyó a los pobres el Viernes Santo. Con el tiempo, el nombre cambió a Hot Cross Buns. Como veis siempre hay diferentes versiones en estos casos.

En realidad, la primera referencia escrita a los ‘Hot’ Cross Buns, fue en ‘Poor Robin’s Almanac’ en 1.733:

Good Friday comes this month, the old woman runs, with one or two a Penny Hot Cross Buns.” (“El Viernes Santo llega este mes, la anciana corre, con uno o dos Hot Cross Buns por un penique”).

  Aquello derivó en una rima para niños muy conocida.

One a penny, two a penny, hot cross buns
If your daughters will not eat them give them to your sons,
But if you haven’t any of those pretty little elves
You cannot then do better than eat them all yourselves

  La Pascua ya sabéis que tiene su origen, como muchas otras fiestas cristianas, en ritos y tradiciones paganas. Para hacer una “buena” transición de las fiestas de las religiones paganas politeístas a la religión cristiana monoteísta, muchas tradiciones, rituales y costumbres paganas se adecuaron para digamos “contentar” a todas las partes. En la Antigüedad las religiones paganas ya celebraban la Pascua (en inglés, Easter) como una celebración de la venida de la Primavera. La Diosa Ostara (en lengua germánica) o Eostre (en inglés antiguo) es el nombre de una antigua divinidad germánica de la primavera que traía fertilidad a los campos. De ahí deriva la palabra Pascua, Easter en inglés y Ostern en alemán. La celebración de conejos, huevos, también viene de estas fiestas paganas. Ya se celebraban fiestas con panes dulces marcados con una cruz que simbolizaba las 4 estaciones o las 4 fases lunares o los cuatro puntos cardinales. También los griegos marcaban sus panes con un cruz. Somos de tradiciones desde nuestros ancestros.

Diosa Ostara

  Hay muchas leyendas que rodean a estos típicos bollos anglosajones: si cuelgas un Hot Cross Bun en tu cocina en Viernes Santo, la leyenda dice que el pan permanecerá fresco y libre de moho durante todo el año. Esto se remonta al cuerpo de Cristo, que, según la Biblia, no mostró signos de deterioro después de su crucifixión y antes de su resurrección. El pan debe ser reemplazado cada año el Viernes Santo.

Vendedor victoriano de Hot Cross Buns

  Se supone que los Hot Cross Buns colgados en la cocina, protegen de los malos espíritus. También se dice que previenen el incendio de la cocina y garantizan que todos los panes horneados ese año salgan deliciosos. Del mismo modo, tomar Hot Cross Buns en un viaje en el mar dota al barco con cierta protección contra el naufragio, según la leyenda.

  En 1.592, la reina Isabel I decretó que los Hot Cross Buns ya no se podían vender en cualquier día a excepción del Viernes Santo, Navidad o entierros. Eran simplemente demasiado especiales para ser comidos en cualquier otro día. Para evitarlo, las personas horneaban los panecillos en sus propias cocinas, aunque si los pillaban tenían que ceder todos los bollos ilegales a los pobres.

 Antigua Bakery horneado Hot Cross Buns

  En la actualidad se coronan con una cruz hecha de una mezcla de harina y leche, pero antiguamente la cruz se hacía cortando la superficie de la masa, sin glaseado. Hoy en día se pueden encontrar en supermercados como Tesco o Waitrose todo el año y en diferentes sabores (chocolate, tofee, …).

Ya sabéis que me gusta investigar un poco a cerca de la historia y los orígenes de los postres. Y dicho esto vamos con la receta que ya nos hemos culturizado un poco.

  He hecho varias pruebas, aunque la receta original de Paul Hollywood habla de 500 g de harina para mi gusto la masa queda más manejable con 600 g, será por la humedad de Valencia. La receta es similar a la de Bea Roque, del libro Delicias para compartir, aunque ella hace 2 levados. En cuanto a las especias yo las añado al principio a la harina para que queden más repartidas. Utilizo la mezcla de siempre, la preparo yo misma en casa. He probado a hacerlos con levadura fresca y de la seca, con 2 levados y con 3. Me parece que con la seca y 3 levados quedan más esponjosos. El amasado y el tiempo de levado determinan el desarrollo del gluten y por lo tanto quedan más tiernos. Lo bueno se hace esperar. Esta no es una de esas recetas que tienes hechas en un pis pas, hay que respetar los tiempos de levado, vale la pena. Las pasas las remojo en Brandy, quedan más aromáticas y blanditas. Aún tenía naranja confitada de Navidad así que la aproveché. Si no os gustan las pasas como le pasa a mi hija pequeña, podéis hacerlos con pepitas de chocolate, combinadas con la naranja quedan espectaculares. El azúcar que he utilizado es un azúcar inglés extrafino y dorado (Golden caster sugar), pero si no lo encontráis podéis utilizar azúcar blanco. Una vez horneados se les da un poco de brillo con la mermelada rebajada con un poco de agua. No me digáis que no dicen cómeme.

  Perfectos para un desayuno o merienda. Se pueden guardar unos días en una lata hermética. Si les dais un calentón de horno quedan como recién hechos. Otra opción es cortarlos en dos rebanadas, tostar y untar con mantequilla y/o mermelada. A mí me han encantado de todas las maneras posibles.

Hot Cross Buns

INGREDIENTES (15-16 bollitos):

– 550-600 g de harina de fuerza (yo uso Harimsa de 13 g de proteína)

– 100 g de Golden Caster sugar (ver Dulcepedia)

– 2 cucharaditas o TSP de Pumpkin spice Mix

– 1 cucharadita o TSP de sal

– 15 g de levadura fresca prensada ó 7 g de levadura seca de panadero ó 5 g de levadura seca instantánea

– 300 ml  de leche entera

– 50 g de mantequilla sin sal

– 1 huevo L

– 75 g de pasas embebidas en un poco de Brandy

– 50 g de corteza de naranja confitada

– Ralladura de 1 naranja mediana

– Un poco de aceite de girasol

Cruz

– 50g de harina

– 1 cucharada o TBSP de azúcar glas

– 3 cucharadas o TBSP de leche

 

Cobertura

– 3 cucharaditas o TSP de mermelada de melocotón, albaricoque o naranja

– 3 cucharaditas o TSP de agua

  Colocar las pasas en un bol pequeño o tarro con un chorrito de brandy a macerar. En un bol grande (si vais a utilizar robot de cocina, en ese bol) tamizar la harina con las especias y añadir la sal y el azúcar, reservar. Calentar la leche en un cazo, cuando esté caliente retirar del fuego y añadir la mantequilla troceada. Remover hasta que se deshaga y dejar que se enfríe un poco. Si utilizamos levadura fresca desmenuzar sobre la leche una vez tibia y remover hasta su disolución, dejar reposar 10 minutos. Si utilizamos levadura seca de panadero se vierte directamente sobre la mezcla de harina. Verter la mezcla de leche y mantequilla sobre la mezcla de harina poco a poco e ir mezclando con el gancho amasador. Después añadir el huevo y seguir mezclando. Si no tenéis robot amasador se puede hacer con la ayuda de una cuchara de madera y después amasar a mano durante 10 minutos. Amasad también de 5 a 10 minutos con el robot. La masa debe despegarse de las paredes, si hiciera falta se puede añadir algo más de harina. Debe quedar lisa y suave, no excesivamente pegajosa.

  Dejar levar en un bol untado con un poco de aceite de girasol o de oliva suave y cubrir con un film también untado con un poco de aceite. Poner un trapo por encima y dejar levar en un sitio templado durante 1h o hasta que la masa haya doblado su volumen. Si hace mucho frío se puede dejar en el horno a 30ºC para acelerar el proceso. Pasado ese tiempo desgasificar presionando con el puño y añadir las pasas escurridas, la corteza de naranja confitada y la ralladura de naranja. En este paso no hace falta sacar la masa del bol. Volver a cubrir y dejar que leve otra hora más o hasta que duplique su volumen.

  Enharinar un poco una superficie lisa tipo encimera y verter la masa, desgasificar y repartir en 15 ó 16 pedazos de unos 75 g cada uno. Con la mano ahuecada y el trozo de masa bajo nuestra mano, con movimientos circulares, girar la masa hasta conseguir una bola redondeada con la superficie bien lisa, sin marcas y colocar sobre una bandeja forrada con papel de horno, teflón o silpat. Colocar todas las bolas de manera que queden separadas unos 7 cm entre sí. Volver a cubrir, sin presionar, con papel film untado en aceite o con un trapo de cocina limpio que no deje pelusa. Volver a dejar levando al menos 1h o hasta que las masas doblen su volumen.

  Preparar la masa para la cruz mezclando la harina tamizada junto al azúcar, añadir la leche tibia 1 cucharada de leche cada vez y remover. Mezclar bien hasta que quede bien lisa y un poco espesa, reservar. Podéis colocarla en una manga pastelera, yo para estas cosas utilizo el Decoren de Lékué y así no genero tanto residuos, es cómodo y limpio. Dibujar una línea y después la que cruza. Si están juntos en la bandeja podéis hacer una línea larga horizontal y luego las líneas verticales, en lugar de decorarlos de uno en uno.

  Precalentar el horno a 190ºC. Una vez caliente hornead a media altura, unos 20 minutos, cuidado que pasan de estar dorados a socarrados en un momento no me preguntéis cómo lo sé). Mientras se hornean preparar la cobertura dando un golpe de calor en el micro a la mermelada mezclada con el agua, desechar los tropezones. Nada más salir del horno pincelar los bollos con esta mezcla. Quedan brillantes y aún más apetitosos si cabe porque el olor mmmm.

Recién salidos del horno.

Pincelados con la mermelada.

Si pasados unos días empiezan a quedarse un poco densos no los tiréis …

El olor a recién horneados es brutal.

… tostados con mantequilla y mermelada están mmmm.

  SI TENÉIS ALGUNA DUDA, SI OS HA GUSTADO LA ENTRADA, DADLE AL ME GUSTA, COMPARTID O DEJAD UN COMENTARIO. GRACIAS POR LEER MI BLOG Y HASTA LA PRÓXIMA ENTRADA. PATRI.

Corona de hojaldre y Nutella

  Se acaba el año y es hora de hacer balance. Como todos  ha tenido alegrías y tristezas. Año de sueños cumplidos y de tristes despedidas. Pero me quedo con lo bueno. Este año lo recordaré por haber conseguido una cocina de ensueño, después de varios meses de obras en casa, incluida mudanza, mereció la pena. Eso ha significado un descenso en el número de post este año hasta la vuelta a casa. Pero también desde entonces la calidad de vida en casa ha aumentado. Lo mejor, disfrutar de una gran cocina para hacer vida en ella. Al calor del hogar. Y a partir de ahí además, disfrutar aún más haciendo repostería.

  Este año he tenido colaboraciones con Chocolates Valor y Lacasitos. He seguido haciendo rutas reposteras de esas que tanto me gustan, por Londres y Madrid. Y este mes no os podréis quejar, he publicado muchos posts y postres navideños.

  Bueno pues antes de acabar el año caerá algún postre más. De momento uno muy fácil para celebrar estas fiestas de algo rico y sencillo. Aunque este año he hecho hojaldre casero de la mano de Luis Olmedo y su curso de Repostería navideña. Desgraciadamente la plataforma La Tallerería ha echado el cierre. Es una pena, pero seguiré aprendiendo de mi sensei Belén a través de su blog Cupcakes a Gogó.

  Hoy os traigo otra de esas recetas fáciles de hojaldre que ya os he enseñado alguna vez. Me encanta hacer hojaldre pero es trabajoso y desde que descubrí los hojaldres de Lidl ya no me da pereza preparar postres fáciles y rápidos. Ya he hecho estrellas y hasta árbol de Navidad.

  Hoy os enseño la corona que he publicado ya dos veces este mes. La primera vez la hice utilizando 2 láminas de hojaldre con mantequilla redondas. Es más fácil de hacer con láminas rectangulares. En el primer caso sale una circunferencia más pequeña y en el segundo más grande. No os excedáis en la cantidad de Nutella, nocilla o crema de cacao y avellanas, si pecáis de untar demasiada pierde la forma más fácilmente. La idea para hacerla la encontré aquí. Por cierto, tengo pendiente publicar la versión casera de Nocilla o Nutella. Con esta forma queda de lo más navideña ¿no os parece?

 

Corona de hojaldre y Nutella

INGREDIENTES:

– 2 láminas de hojaldre preferiblemente rectangular

– Nutella a temperatura ambiente (un tarro pequeño)

– Huevo para pincelar

  Precalentar el horno a 180ºC y preparar una bandeja con papel de hornear. Extender el hojaldre y sobre él la crema de avellanas. Enrollar por la parte más ancha. Repetir la misma operación con la otra lámina de hojaldre. Unir ambas formando un círculo o elipse. Cortar la masa con la ayuda de una tijera dando cortes oblicuos. Una vez cortada la masa separar cada pico en sentido contrario, uno hacia adentro y otro hacia afuera levantando de la punta hacia atrás. Luego pincelar con huevo batido y hornear a media altura unos 25 minutos o hasta que se dore ligeramente la superficie. Al sacarla del horno tened cuidado es muy frágil, dejad que se enfríe un poco y a disfrutar.

 

Queda de lo más navideña ¿verdad?

  SI TENÉIS ALGUNA DUDA, SI OS HA GUSTADO LA RECETA, DADLE AL ME GUSTA, COMPARTID O DEJAD UN COMENTARIO. GRACIAS POR LEER MI BLOG Y HASTA LA PRÓXIMA ENTRADA. PATRI.

Curso de repostería navideña

  Hacía tiempo que quería apuntarme al curso de Pastelería Navideña de Luis Olmedo en la plataforma de La Tallerería. He disfrutado muchísimo, he aprendido, he realizado masas que me resultaban my difíciles y que Luis hace fáciles gracias a las explicaciones, vídeos, fotos del paso a paso, …

  Tenía muchas ganas de hacer un curso con Luis Olmedo desde que empecé a seguirle en su blog My European Cakes. Sus recetas no fallan, es un gran profesional y sabe enseñar a los que en esto de la química de la repostería somos amateurs. Lo hace todo tan fácil que no da miedo tirarse a la piscina. Ejercicios corregidos, comentarios, ayuda en momentos críticos, todo eso y mucho más.

  Por su buen hacer, su paciencia, su dedicación, su profesionalidad, le doy las gracias por estas dos semanas de horneados intensivos. Es la primera vez que acabo todos los ejercicios del temario, y hasta repetí dos recetas!!!! Y me reí bastante con mis Panettones chuchurríos. De los errores es de lo que más se aprende, siempre. Se nota que disfruta de su trabajo y eso es lo que transmite. Gracias también a Belén de Cupcakes a Gogó por hacerse cargo de esta maravillosa plataforma que es La Tallerería y darnos la oportunidad de aprender de mano de profesionales el arte de la repostería. Ha sido un auténtico placer. Me pilló en un momento personal complicado y me vino muy bien desconectar y centrarme solo en amasar y hornear. Ha sido una buena terapia.

  Bueno, os dejo mis ejercicios para que veáis todo lo que he preparado y aprendido a partes iguales. Lo más complicado ha sido las masas hojaldradas y fermentadas pero con la ayuda de Luis todo es más fácil. No os perdáis los cursos de la plataforma de La Tallerería, llena de profesionales de la repostería.

Mantecados

Polvorones de almendra con semillas de sésamo

o trocitos de almendra en su interior.

Los clásicos que no pueden faltar en cualquier mesa navideña.

Roscos de anís.

Un clásico en las mesas francesas el Día de Reyes, la Galette Des Rois.

Es un hojaldre invertido relleno de crema Frangipange, en  versión mini.

Corona Sueca o Vetekrans, otro clásico en la Navidad del norte de Europa.

Es una masa danesa rellena de crema con mazapán.

Confitando naranjas para rellenar

Panettone relleno de chips de chocolate.

O también con frutas confitadas, una auténtica delicia esa miga tan esponjosa.

Y el Rey de las Navidades, el Roscón de Reyes.

Relleno de nata.

Espectacular !!!!!

  SI TENÉIS ALGUNA DUDA, SI OS HA GUSTADO DADLE AL ME GUSTA, COMPARTID O DEJAD UN COMENTARIO. GRACIAS POR LEER MI BLOG Y HASTA LA PRÓXIMA ENTRADA. PATRI.

Estrella de hojaldre con Nutella

dsc08195

  ¡Qué levante la mano quien haya hecho postres rápidos con masa fresca de hojaldre y Nutella! Con la de veces que la he hecho yo y nunca había escrito un post sobre ella. Es de las cosas más fáciles y lucidoras que he hecho para desayunar un domingo y además en un pis pas. En mi casa triunfa, y no dejan ni las migas. Masa fresca de hojaldre (dos) y Nutella, nocilla o crema de avellanas. Y el resultado es bonito, sencillo, delicioso y rápido. ¿Qué más se puede pedir? En YouTube hay muchos tutoriales y además no hay que limitarse a una sola forma, aunque la estrella queda de lo más bonita.  Yo ya he hecho una corona y un árbol de Navidad. Os dejo unas fotos del paso a paso:

thumb_img_3568_1024

De todas las marcas de hojaldre esta es mi favorita, con extra de mantequilla.

Estrella de hojaldre y Nutella

INGREDIENTES (para 4-6 personas):

– 2 masas frescas redondas de hojaldre

– Nutella al gusto

– Huevo batido

– Azúcar glas

untitled

  Con la masa que más me gusta hacerla es con la de Lidl con extra de mantequilla, queda riquísima. Precalentar el horno a 200ºC. Colocar una masa redonda de hojaldre, untar con Nutella y cubrir con otra del mismo tamaño. Colocar en el centro un vaso y hacer unos 16 cortes con un cuchillo desde el borde del vaso hacia afuera como si de radios de una bici se tratase. Girar cada porción por dos veces retorciéndola y luego emparejar de dos en dos. Pintar con huevo batido y hornear durante unos 20 minutos hasta que se dore la superficie. Sacar del horno y a disfrutar. Puedes espolvorear con azúcar glas o dejar tal cual. Sencillo ¿verdad? Pues no te limites a una única forma. Usa tu imaginación.

dsc08192

También podéis dejar las puntas estiradas y separadas o bien …

thumb_img_3570_1024

juntarlas todas. Así queda de lo más bonita.

thumb_img_3480_1024

O incluso hacer una corona. En este caso he utilizado una sola masa rectangular.

thumb_img_3640_1024

Queda de lo más bonita también.

untitled2

  Os dejo el paso a paso a petición de mi amiga, y también bloguera, Noelia, no os perdáis su delicioso blog.

dsc07550

O bien un árbol de Navidad. ¿Te apuntas? Es muy fácil.

  SI TENÉIS ALGUNA DUDA, SI OS HA GUSTADO LA RECETA, DADLE AL ME GUSTA, COMPARTID O DEJAD UN COMENTARIO. GRACIAS POR LEER MI BLOG Y HASTA LA PRÓXIMA ENTRADA. PATRI.

Coca de pasas y nueces valenciana

DSC08281

  Mmmmmmm cómo huele la casa a bollería recién horneada. El año pasado me quedé con las ganas de hacer Coca de pasas y nueces pero este año me he resarcido y he hecho ya varias. En Semana Santa, en Valencia, es muy típico comerlas en el campo, en el río o en el Antiguo Cauce del río Turia que es una zona verde de unos 10 kilómetros de largo con jardines, parques, campos de fútbol, y la famosa Ciudad de las Artes y las Ciencias de Santiago Calatrava.  Junto con las Monas de Pascua y la longaniza de Pascua son lo más popular. Y ya sabéis que me gusta seguir las tradiciones gastronómicas al pie de la letra jeje. Hoy hemos ido de picnic, aprovechando la ocasión he estrenado cesta nueva y termo para el chocolate a la taza.

DSC08284

  La tradición es comer la Coca con chocolate, bien a trozos o untada en chocolate a la taza bien espeso y si es Valor aún mejor. Hoy me siento más valenciana que nunca, ¡me encanta! Por aquí decimos de la terreta (de la tierra). Pero como no sólo de dulce vivo yo he preparado una bandeja de barro de arroz al horno, también muy típico valenciano. Que no sólo sabemos hacer paella con el arroz, por aquí al arroz le damos muchos usos diferentes. Este plato típico valenciano lleva arroz, garbanzos, costilla de cerdo, panceta y morcilla, tomate, pimentón y una cabeza entera de ajos, todo al horno y hecho con caldo de cocido. Delicioso. Aunque esté mal que yo lo diga me sale de muerte.

DSC08264

  Pero bueno centrémonos en la Coca de hoy. La masa parecida a la de la mona de Pascua con alguna variante. Y es la misma masa para dos especialidades valencianas: si la chafamos un poco antes de hornear la rellenamos y cubrimos de pasas y nueces, nos saldrá una Coca de pasas y nueces o como decimos aquí Coca de panes i nous. Suele ir horneada sobre una oblea. Si la dejamos bien levada sin chafar y sin nada más que un poco de azúcar la llamamos Panquemado o Panquemao, porque se deja la superficie que se dore más, como si se hubiera quemado. Yo he hecho las dos versiones para ver la diferencia y en realidad no sé con cuál quedarme. Misma masa dos bollos, me encanta. La naranja que lleva la receta si es valenciana mejor, podéis añadir además del zumo la ralladura, yo esta vez no lo he hecho. Si es una naranja grande quizás luego tengáis que añadir un poco más de harina a la masa. La harina ha de ser de fuerza (un 13% de proteína, yo utilizo la de Harimsa). El aceite de oliva que sea suave para que no predomine el sabor. La nuez si es ibérica mejor, mi suegro me trajo un tarro de nueces de Viver. Las pasas las maceré con un poco de brandy y zu,o de naranja y el sobrante lo utilicé para humedecer el azúcar para la superficie de la coca. Queda aún más olorosa a cada bocado.

  La masa se inicia con un prefermento o masa de arranque. Para mantener la esponjosidad hay que respetar los tiempos de levado que son 3 en total. Puedes preparar la masa de arranque por la tarde y dejarla toda la noche en la nevera. Al día siguiente formar la masa y dejar levar de manera natural o exprés (con el horno a 30ºC) hasta que doble su volumen. Son 2 levados más. En este punto la puedes hornear o dejar en la nevera bien tapada con film aceitado y dejar para hornear al día siguiente. Así se le dedica menos tiempo, y en 5 minutos pintamos con huevo y colocamos las pasas y las nueces de fuera y luego horneamos 25-30 minutos. Delicioso desayuno recién hecho sin pegarse un madrugón. Yo la he hecho de las dos formas y está igual de buena.

  La receta original la podéis encontrar en esta página, os la recomiendo. Tiene recetas tradicionales de las de toda la vida.

  Para esta receta he utilizado levadura fresca prensada de esa que venden en cubos de 25 gr. cada uno (por aquí la suelen vender en pacos de 2). Los 10 gr. sería la mitad y un pelín menos. Si tenéis una cucar-báscula desde luego es más preciso. Pero como veis no es imprescindible. Para facilitar el preparado de la masa y el amasado he utilizado la K.A. pero no es imprescindible, facilita mucho el trabajo pero también se puede hacer a mano. Ingredientes naturales, de calidad y obtendréis bollería sana y casera. ¿Os animáis?

DSC08267

Por esta miga hago cualquier cosa, cual-quier co-sa.

Coca de pasas y nueces valenciana

INGREDIENTES (1 coca grande y 2 medianas):

Prefermento o masa de arranque

– 125 gr. de harina de fuerza

– 125 gr. de agua mineral

– 10 gr. de levadura fresca prensada (ó 3,5 gr de levadura seca de panadero)

Masa

– 125 gr. de azúcar

– 2 huevos M (reservar parte de la clara para pintarla por fuera)

– 40 gr. de aceite de oliva suave

– Zumo de 1 naranja (mediano)

– 1 pizca de sal

– 10 gr. de levadura prensada (ó 3,5 gr de levadura seca de panadero)

– 375 gr. de harina de fuerza

– Prefermento anterior

– Pasas

– Nueces

– Coñac o mistela para macerar las pasas

DSC08230     DSC08231

  Preparamos lo primero la masa de arranque o prefermento (Levado 1º). Mezclar la harina, el agua tibia y la levadura desmenuzada. Ojo, si está fría puede desactivar el efecto de levado. Sin apenas trabajar la masa la colocamos en un bol mediano y la tapamos con film. Lo ideal es dejarla una noche entera en el frigorífico. Y en un bol también en la nevera las pasas con brandy.

DSC08251     DSC08252

  Al día siguiente sacamos el prefermento de la nevera y formamos la masa mezclando: la harina, la sal, el azúcar, el prefermento, los huevos, el aceite, el zumo de naranja (podemos añadir un poquito a las pasas maceradas con el brandy) y la levadura desmenuzada. Con todo ello amasamos un poco y formamos una bola. Dejar reposar en un bol grande, tapar con film y un trapo en un sitio templado hasta que doble su volumen (levado 2º).

DSC08257     DSC08255

  Sacar la masa y desgasificar, amasar durante unos minutos y dar forma. Yo reservé la mitad en la nevera otra noche bien tapada con film. La otra mitad la rellené con parte de las nueces y pasas y la coloqué en la bandeja sobre tapete de silicona (puede ser papel de horno). Cubrir con film aceitado, dejar reposar y levar de nuevo hasta doblar el volumen (levado 3º). Precalentar el horno con calor arriba y abajo a 180ºC. Pasado el tiempo de levado chafar un poco con la mano la masa, pintar con huevo batido, adornar con más pasas y nueces, espolvorear con azúcar y montoncitos de azúcar humedecido en el brandy con un poquito de zumo de naranja. Hornear a media altura a 180ºC durante 25-30 minutos. Si se dora demasiado, pasados los primeros 20 minutos tapar con papel de aluminio y seguir horneando.

DSC08259     DSC08261

El resultado es espectacular!!!!!! Me la llevé al trabajo y voló en un pis pas.

DSC08262

  A diferencia de la Mona de Pascua, esta masa queda menos maleable. A la masa de la Mona de Pascua se le da formas más diversas, no lleva nada en su interior y se corona con un huevo duro o de chocolate.

DSC08268     DSC08269

  Con la otra mitad de masa esta mañana he horneado dos cocas medianas, una con pasas y nueces y otra sin nada, tipo Panquemado. Sin madrugones he preparado unas cocas para el picnic.

DSC08270

Una masa más planita (chafada un poco al colocar las pasas y nueces) y otra más henchida.

DSC08273     DSC08274

Misma masa dos variantes, con y sin tropezones.

DSC08279

Picnic con mi familia, buenos amigos y buena comida, ¿qué más se puede pedir?

DSC08287

En Alberich son famosos los Panquemaos y llevan un moño de clara de huevo arriba.

DSC08289

Me encanta morder la Coca y encontrar trozos de pasas y nueces dentro no sólo fuera.

DSC08290

El Panquemao es más alto, los alveolos de la masa más grandes y más esponjoso.

DSC08292

¿Qué? ¿Vale la pena o no hornear unos de estos bollos típicos de Pascua?

  SI TENÉIS ALGUNA DUDA, SI OS HA GUSTADO LA RECETA, DADLE AL ME GUSTA, COMPARTID O DEJAD UN COMENTARIO. GRACIAS POR LEER MI BLOG Y HASTA LA PRÓXIMA ENTRADA. PATRI.

Mi primer roscón de Reyes

DSC02420

  El año pasado hice mi primer roscón. Yo a las fiestas siempre llego tarde, y no me refiero a un evento. Me refiero a que hago un postre para el día de la fiesta, no hago roscón de Reyes para el día 20 de diciembre, por ejemplo. Así que el año pasado hice mi primer roscón de Reyes pero después de hacerlo, fotografiarlo y degustarlo llegaba tarde para publicarlo en el blog. Ya habían pasado las Navidades, por eso lo publico ahora. Por eso y porque aún no sé si este año lo voy a volver a hacer. No tengo amasadora, y hacerlo a mano me da una pereza, que no sé si repetiré. Pero desde luego no será por el resultado, porque este es EL ROSCÓN con mayúsculas. Después de visitar montones de blogs pensé que la mejor receta era la del pastelero Luis Olmedo. Cuando Belén de Cupcakes a Gogó publicó un post comparando las mejores recetas de roscones de la blogosfera y eligió este como el mejor me di cuenta de que había hecho una muy buena elección.

  No creo que pueda explicar el proceso del amasado del roscón mejor que Luis así que sin que sirva de precedente hoy os remito al blog My European cakes y que sea el maestro pastelero el que os lo explique. Paso a paso, con fotos de todo el proceso. Este roscón se hace en tres días. No me malinterpretéis, no estaréis tres días amasando sino respetando tiempos de levado, incorporando ingredientes y formando el roscón. Yo os pongo mi propio paso a paso en fotos y los ingredientes y el resto de la receta los podéis encontrar aquí. Yo estoy deseando hacer alguno de sus cursos de pastelería en La Tallerería.

  He utilizado harina de fuerza de la marca Harimsa con 13 g de proteína, agua de azahar Luca de Tena que podéis comprar en farmacias, una pizca de levadura fresca de panadero y he confitado mi propia naranja. Toda una delicia. El resto de la receta lo encontraréis en el blog de Luis. Es importante seguir sus instrucciones, respetar los tiempos de amasado y levado si queréis obtener el mejor de los roscones.

DSC02408

Planning del roscón:

  • Día 1: prefermento de 15 a 20h.
  • Día 2: masa principal de 20 a 20:30h y primer levado hasta las 23:30h y a la nevera toda la noche.
  • Día 3: formado del roscón a las 8h y segundo levado hasta las 13h. Hornear, enfriar, rellenar y decorar.

DSC02349 DSC02350 DSC02351 DSC02352

DSC02357 DSC_3178 DSC02071 DSC02109

DSC02359 DSC02360 DSC02363 DSC02364

DSC02365 DSC02366 DSC02367 DSC02368

DSC02369 DSC02370 DSC02373 DSC02382

DSC02383 DSC02384 DSC02386 DSC02396

Después de todo este proceso …

DSC02387

obtenemos un rico, oloroso y delicioso roscón de Reyes con la mejor miga del mundo.

DSC02393     DSC02400

Rellenamos nuestro roscón al gusto, yo de nata montada casera.

DSC02416

  Decoramos con fruta confitada, azúcar humedecido en agua de azahar y almendra en láminas. Et voilà, EL ROSCÓN.

DSC02428

La miga increíble.

DSC02433

Y al corte ya veis, una maravilla.

  SI TENÉIS ALGUNA DUDA, SI OS HA GUSTADO LA RECETA, DADLE AL ME GUSTA, COMPARTID O DEJAD UN COMENTARIO. GRACIAS POR LEER MI BLOG Y HASTA LA PRÓXIMA ENTRADA. PATRI.