Pasta casera de Spéculoos

DSC07525

  Desde que descubrí las galletas Spéculoos de Lidl me enamoré de su sabor a galleta con especias. Son esas típicas galletitas caramelizadas que te ponen en algunas cafeterías para acompañar un café. La marca Lotus las comercializa y se pueden encontrar en cualquier establecimiento de alimentación. Las de Lidl son más auténticas porque tienen formas y relieves pero este año no las han traído, muy a mi pesar. La pasta de spéculoos la encontré una vez en El Corte Inglés entre los variados productos europeos que trajeron de forma puntual. Y nunca más se supo. El tarro se acabó y se hizo la desilusión. Hasta me había olvidado de ellas. Claro que, cuando llega la Navidad, espero ansiosa que las traigan en Lidl, pero este año, nunca llegaron.  Y ahí se quedó aparcada la receta hasta que ayer me decidí a hacerla. Mientras llega mi nueva amasadora-batidora estoy haciendo recetas como esta, fáciles, sin tener que utilizar robot de cocina, como mucho una batidora de brazo.

  Ya os conté en el post de los cupcakes de bailarinas que las Spéculoos son una especie de galleta navideña muy tradicional en Bélgica, en Holanda (donde recibe el nombre de Speculaas), así como en la cocina de Westfalia y Renania (Alemania) (donde se conoce como Spekulatius), y en el norte de Francia (Flandes francés). La principal característica de estas galletas servidas en los mercados de Navidad es que suelen tener formas o motivos que evocan la historia navideña de Nicolás de Bari o Santa Claus.

  Así que, por fin, me decidí a hacer la receta de la pasta casera de galletas Spéculoos. Vi hace un tiempo la receta en un libro llamado Le Spéculoos, que encontré gratis en iBooks de Apple. Lo malo es que está en francés. Pero gracias a mi gran amiga Sari, filóloga francesa, conseguí una buena traducción. Entre los ingredientes pone glucosa así que la compré en Formycake. No sé si os habrá pasado alguna vez pero me quedé mirando la etiqueta del tarro de glucosa y casi me quedo muerta. Yo buscando glucosa, pensando que en casa no tenía y leo: jarabe de maíz. ¡Pero bueno eso es el Karo o sirope de maíz que ya tenía en casa! Con lo poco que me gusta acumular potingues. Y luego leo por ahí que no es lo mismo!!!!!! Y es que a escala industrial tanto el jarabe de glucosa (disolución de glucosa) como la dextrosa (glucosa en polvo) se obtienen a partir de la hidrólisis enzimática de almidón de cereales (generalmente trigo o maíz). Si incluso tengo azúcar invertido casero, pero pensé que al ser glucosa y fructosa separadas enzimáticamente mediante hidrólisis no sería exactamente lo mismo, pero mejor no entro en detalles químicos. Para el caso al final la glucosa que he utilizado ya veis que es lo mismo que el Karo. Si lo sé le añado sirope de ágave, jarabe de arce, miel o azúcar invertido que también tenía en casa. Alguno de ellos tiene un sabor propio pero en la mezcla lo que más se nota es el sabor de la galleta. Bueno y ahora vamos con la receta. Ingredientes a temperatura ambiente.

DSC07535

Pasta casera de Spéculoos

INGREDIENTES (para unos 400 g de pasta):

– 200 g de galletas Spéculoos

– 50 g de mantequilla pomada

– 90 ml de leche (yo usé semidesnatada)

– 60 g de sirope de glucosa

– 100 g de chocolate blanco

  DSC07518     DSC07519

  Lo primero que haremos es preparar un tarro y limpio y esterilizado en un baño de agua hirviendo. Luego procedemos a pulverizar las galletas con una picador o en su defecto metemos las galletas en una bolsa con cierre zip y machacamos con un maza o rodillo hasta hacerlas polvo. Troceamos el chocolate blanco, también podéis utilizar gotas de chocolate blanco Valor por ejemplo. En un cazo calentamos la leche con el jarabe de glucosa, un hervor rápido y echamos el chocolate. Bajamos el fuego que el chocolate blanco es muy delicado y removemos hasta que se deshaga por completo y retiramos del fuego.

DSC07520     DSC07521

  En un bol mezclamos las galletas en polvo con la mantequilla blanda, mezclamos bien y añadimos el contenido del cazo. Removemos con una espátula hasta que se quede una pasta integrada.

DSC07522

  En este punto, aunque la receta no lo contempla yo le paso la batidora de mano un minuto porque si no al paladar queda como tosca, se notan los granitos de galleta. Así queda cremosa y suave al paladar. Ojo que es adictiva y si la pruebas corres el riesgo de no parar!!!!!! Así que la vertemos en el tarro esterilizado y tapamos, esperamos a que se enfríe y guardamos en nevera. Según el libro se ha de consumir en un plazo máximo de 3 semanas.

DSC07526
Simplemente deliciosa.

DSC07537

    No sólo la podemos utilizar como untable tipo crema de avellanas sino para hacer unos deliciosos cupcakes, un bizcocho, bundt cake, … Esto es sólo el principio jejejeje. Ya hice los cupcakes de Spéculoos que decoré como si de una bailarina se tratase. Próximamente más recetas con esta pasta deliciosa.

  Aprovecho para desearos un Feliz Año Nuevo, que se cumplan vuestros sueños, que vengan nuevos aires, frescos, siempre a mejor. Y que disfrutéis todo lo que podáis con vuestra familia y amigos, que eso es lo que realmente nos queda. Y si vienen tempestades ya las capearemos. Un beso fuerte y un abrazo.

  SI TENÉIS ALGUNA DUDA, SI OS HA GUSTADO LA RECETA, DADLE AL ME GUSTA, COMPARTID O DEJAD UN COMENTARIO. GRACIAS POR LEER MI BLOG Y HASTA LA PRÓXIMA ENTRADA. PATRI.

Anuncios

Regalos dulces en Navidad

DSC07514

  La entrada de hoy va envuelta en papel de regalo. ¿Queréis hacer un regalo rico y barato estas fiestas? No es nada nuevo agasajar a alguien con un dulce casero, pero a veces se nos olvida que algo tan personal como un postre hecho por nosotros mismos puede ser un regalo espectacular. Esta vez he horneado bizcochos de calabaza especiada con chips de chocolate en moldes desechables. Los encontré en Hascot Kids por 0’50 €. Un poco de papel grueso de estraza, unas cintas navideñas de copos de nieve y árboles de Navidad, unas etiquetas … et voilà. Queda original ¿verdad?

DSC07516

  ¿Qué mejor que preparar un deliciosos postre en casa y repartirlo entre amigos o familiares? Si además lo envolvemos, le ponemos unas cintas bonitas, cajas DIY, etiquetas hechas por nosotros mismos pues mejor. Os dejo una muestra de algunos regalos que he preparado en otras ocasiones especiales.

DSC02496

  Necesitaremos tijeras, celo, cinta de doble cara, cintas o cuerdas, washi tape, rotulador, etiquetas, papel de estraza, cajas o tarros o bolsas transparentes, cualquier cosa que pueda servirnos para envolver un bonito regalo. Durante estos años he regalado de todo, os dejo una pequeña muestra, a ver si os sirve de inspiración:

12243572_943163645766856_2923056339916092453_n

  Podéis decantaros por unos macarons y guardarlos en cajitas como estas. Quedan de lo más bonitas. Para descargar las plantillas de las cajas haz clic aquí.

DSC07153

Y si los macarons son navideños mejor que mejor.

12250149_943163572433530_7254545822719739538_n

  Con un poco de papel de estraza, cuerda y unas etiquetas podéis hacer paquetes para bizcochos más sobrios si queréis, pero elegantes. En estos casos os recomiendo utilizar moldes desechables para dar rigidez al bizcocho (así parece como una caja y va más protegido) y envolverlo primero con papel film para que no cale el papel del envoltorio. El bizcocho de calabaza especiada con o sin nueces, con o sin pepitas de chocolate negro o blanco es el que más he regalado. Siempre triunfa!!!! Si no tenéis cajitas o moldes desechables también podéis envolverlo primero en papel de aluminio poniendo un par de vueltas.

DSC06422

O un rico bizcocho de plátano y miel.

DSC02498

En este caso eran bizcochos ecológicos con harina de algarroba.

DSC_1792 (Copiar)

  Otra opción es hornear galletas y decorarlas con glaseado dandoles formas navideñas. Incluso se pueden colgar en el árbol de Navidad haciéndoles un agujero antes de hornearlas. Luego las embolsamos y ya tenemos nuestro regalo listo. Mis hijas todos los años les llevan a sus seños una galleta navideña antes de irse de vacaciones. En este caso las decoraron ellas con sus propias manos.

DSC07448

  O bien galletas de jengibre con forma de hombrecito, como hicieron mis hijas este año, a sus señas les encantó la idea.

DSC02798

  También podemos preparar galletas, hornearlas y meterlas en un tarro, pueden ser cookies, galletas de mantequilla de cacahuete, hombrecitos de jengibre o Red velvet cookies tan vistosas.

DSC06459

  Además de en las típicas bolsas transparentes también podéis utilizar pequeños sobres-caja para que vayan más protegidas, como hice con estas galletas parisinas de la torre Eiffel.

DSC_2660 2

  ¿Y si en lugar de regalar algo horneado hacemos un preparado en un tarro para que el agasajado lo prepare en casa? Es una buena idea ¿no? Puede ser un tarro preparado para hacer brownies, por ejemplo.

DSC02141

O un tarro con un mix preparado para hacer muffins de chocolate.

1515023_579000395516518_1450703228_n
O quizá queréis regalar unos cupcakes navideños.

DSC02122

O un Panettone, muy navideño.

DSC_3263

Este bizcocho de turrón de Jijona necesitaría una caja para no estropear el glaseado.

  Como veis hay muchas posibilidades. Mi idea de regalar el tarro con el preparado de brownies triunfó tanto el año pasado que el blog El Comidista de El País lo incluyó en uno de sus post. Espero que os haya gustado y os haya dado ideas para hacer ese postre que os sale tan bueno y que además podría ser un regalo increíble estas Navidades, bueno, bonito y barato. Porque no hace falta gastarse tanto dinero y quedar tan bien como Los Reyes Magos.

  SI TENÉIS ALGUNA DUDA, SI OS HA GUSTADO LA RECETA, DADLE AL ME GUSTA, COMPARTID O DEJAD UN COMENTARIO. GRACIAS POR LEER MI BLOG Y HASTA LA PRÓXIMA ENTRADA. PATRI.

Cupcakes de manzana especiada con forma de bolas de nieve

DSC07493

  ¡Feliz Navidad a tod@s! Espero que hayáis pasado una Nochebuena y una Navidad feliz, feliz!!!!! Nosotros en casa con la familia, con niños pululando por ahí que dan mucha alegría y disfrutando del capón relleno que mi suegra prepara cada Nochebuena. Y de postre macarons navideños rellenos de crema de manzana especiada y cupcakes globos de nieve. Sí, cupcakes de manzana espaciada con una decoración muy vistosa que imita un globo de nieve de esos que meneas un poco y parece que está nevando. La receta la utilicé el año pasado, es muy navideña, y no falla. Deliciosa. Un poco de ganaché de chocolate blanco Valor y coco haciendo de copos de nieve. Vistoso es desde luego. Y utilicé algunos de los macarons navideños que preparé hace unas semanas y que congelé.

DSC07495

Lo vi en Pinterest y me encantó. Así que hoy de postre cupcakes nevados.

DSC07496

  Han quedado más opacos de lo que me hubiera gustado, pero bueno la próxima vez os enseño resultados más transparentes. He utilizado gelatina en láminas hidratada para hacer los globos. Preparé 8 globos y sobrevivieron sólo 4. Próximamente os enseñaré mis progresos. Pero, para ser la primera vez, no ha ido tan mal ¿no?

DSC07484

No es complicado pero tampoco tan fácil como parece.

DSC07498

Me gusta el efecto de bola de cristal nevada. Navideño total.

  SI TENÉIS ALGUNA DUDA, SI OS HA GUSTADO LA RECETA, DADLE AL ME GUSTA, COMPARTID O DEJAD UN COMENTARIO. GRACIAS POR LEER MI BLOG Y HASTA LA PRÓXIMA ENTRADA. PATRI.

Galletas decoradas de Navidad II

  Voy a ser breve. Mi propósito de hoy es desearos que paséis unas Felices Fiestas, que disfrutéis de vuestra familia y amigos. Que tengáis salud y que intentéis ser FELICES que la vida son dos días y estas fechas son muy especiales. Sí, ya sé que son fechas de comprar y comprar y comer y comer pero acordémonos de lo esencial, de disfrutar en familia, con amigos, con los peques de la casa. Estas fechas son muy especiales para los niños, están llenas de inocencia, de magia, y eso nunca vuelve, así que voy a aplicarme el cuento.

  Espero que en estas fechas en que tanta gente pasa dificultades haya esperanza de tener un mundo mejor, de dejar un bonito recuerdo, de ser felices. Porque la felicidad, a ratitos, es lo que queda. Cuidad vuestra salud que hay mucha gente que en estos días lo pasa mal, ánimo para los que están enfermos, que todo pasa y vendrán tiempos mejores.

  Yo para endulzar, más si cabe, mi casa en Navidad os dejo las galletas que he preparado esta semana. Espero que os gusten. Os deseo de todo corazón que paséis una Nochebuena y Navidad FELIZ, FELIZ. Un beso.

DSC07461

  SI TENÉIS ALGUNA DUDA, SI OS HA GUSTADO, DADLE AL ME GUSTA, COMPARTID O DEJAD UN COMENTARIO. GRACIAS POR LEER MI BLOG Y HASTA LA PRÓXIMA ENTRADA. PATRI.

Lussekatter o bollos de Santa Lucía

DSC07413

  El día 13 de diciembre fue el santo de mi hija mayor, Lucía. Así que, que mejor excusa para hornear. Y hacer otra receta de mi libro sueco Fika, The Art of the Swedish Coffee Break, de Anna Brones & Johanna Kindvall. Muy bien explicado y con diferentes ilustraciones de las formas más típicas que se les da a estos bollos suecos de azafrán, sí, azafrán. Yo hasta ahora sólo se lo echaba a la paella o a la fideuá pero también saboriza y da color a dulces como bollos y macarons !!!!!

DSC07410

  Es curioso como muchos platos típicos escandinavos no se podrían haber preparado sin las maravillas que vinieron de Oriente, y no me refiero a los Reyes Magos, sino a las especias. El azafrán, el cardamomo, la canela, el clavo, el jengibre son tan comunes en su gastronomía que a veces nos parece que sean autóctonas. Y sin embargo, ese sabor tan escandinavo, se lo deben a las especias traídas de tierras lejanas. Ya sabéis que yo soy un poco norteña. En fin, eso me gusta pensar, mi madre es gallega, dice que provenimos de los Celtas y que por eso en su familia ella, mi abuela, mi bisabuela, casi todos tenían ojos azules y pelo claro, que yo he heredado y he transmitido a mis dos hijas. Aunque el cabello con los años se nos oscurece a castaño y sólo el tinte lo mantiene tan claro. En fin, que me voy por los cerros de Úbeda, leyendas celtas o mi afán por tener una conexión con las tierras del norte.

  La celebración navideña de Santa Lucía en Suecia se celebra el 13 de diciembre. En ese día miles de doncellas ataviadas con túnicas blancas, sujetando un candelabro y luciendo en sus cabezas una corona de velas iluminan el invierno sueco. Se las conoce como “Lucía” (la que porta luz) y van encabezando una procesión de damiselas y “chicos estrella”: también ataviados con largas túnicas blancas y capirotes adornados con estrellas doradas. Cerrando la procesión van unos niños disfrazados de duendecillos. Además es tradición escuchar a estos niños cantar villancicos en completa oscuridad y ver después acercarse paulatinamente la luz de sus velas. Lucía y sus doncellas reparten a su paso bollos de azafrán o lussekatter y pepparkakor, galletas de jengibre, a la muchedumbre allí congregada. Es una escena realmente conmovedora con un auténtico espíritu navideño. Esta tradición de 400 años de antigüedad suele tener como escenario iglesias, escuelas, hospitales y lugares de trabajo de todo el país, y tal es su importancia que la Navidad en Suecia no sería lo mismo sin esta ceremonia.

vestidos

El origen de esta tradición, como otras muchas, no se sabe a ciencia cierta. En realidad, Lucía era una santa procedente de la ciudad italiana de Siracusa y existen numerosas versiones acerca de la historia de su vida y de cómo la tradición llegó a Suecia. Lo que sí es cierto es que fue la clase alta de la sociedad sueca quien se apropió de la tradición, haciendo que la mayor de sus hijas desempeñara el papel de Lucía y sirviera el desayuno a sus padres en la cama la mañana del 13 de diciembre. Esta solía ser la costumbre aproximadamente a mediados del siglo XVIII. No obstante, Lucía no acabó de calar realmente en Suecia hasta el siglo XX, cuando en 1927 un periódico de Estocolmo decidió celebrar el primer concurso de Lucías en el que los lectores podían votar a su propia Lucía.

10_7_lena%2bgranefelt-lucia%2bcelebration-1051

  En un contexto más familiar la tradición señala que la hija mayor encarnara a Santa Lucía vistiéndose con alguna bata blanca en la mañana y con una corona de velas así, ofrecerá acompañada de hermanas o hermanos un desayuno en la habitación a sus padres con ricos bollos, café o vino caliente con especias.

DSC07433

  Y qué mejor que acompañar estos bollos tan típicos de la repostería escandinava que de un buen Glögg. Es un vino especiado sueco que se sirve caliente o templado y que acompaña a los dulces típicos del mes de diciembre o de fechas navideñas. Es una de las mejores cosas que te puede ofrecer un sueco si vas invitado a su casa.

DSC07429

  Pues estos Lussekatter o Lussebullar o bollos de azafrán además de en la festividad de Santa Lucía se hornean también en Navidad. La forma clásica es en forma de S o julgalt (traducido literalmente como cerdo navideño) pero hay muchas más formas que también se han convertido en tradición: gullvagn (vagón dorado), Prästens hår (el pelo del cura), lussekatt (gato de Lucía), julkuse (caballo de Navidad), lindebarnet (el pequeño bebé), lyran (la lira), … Un sinfín de formas posibles. Yo he hecho unas cuantas variadas. Éso sí, como mucha otra bollería, hay que consumirla recién horneada si no endurece enseguida. Yo lo que hice es guardar masa después del primer levado, envuelta en papel de film en la nevera y continuar la receta con el resto de masa. Al día siguiente saqué la que había guardado en la nevera  y la dejé en el banco 30 minutos para que se atemperara. Luego desgasifiqué y volví a amasar a mano 5 minutos, le di forma de melena, la coloqué en la bandeja de hornear y tapé con film. Al horno a 30ºC durante 45 minutos para el segundo levado y luego a hornear como explico más abajo. Y mirad ¡qué miga! madre mía. Mis hijas la devoraron para merendar y cenar. También responde bien si la congelamos recién horneada aún caliente y la colocamos en una bolsa zip dentro de un tupper en el congelador. Desayuno de fin de semana navideño o de Santa Lucía preparado 1 ó varios días antes. Para que luego no digáis que os da pereza.

  Y ahora vamos con la receta. Recordad, ingredientes a temperatura ambiente. Es preferible utilizar el azafrán en hebras, calentarlo un par de minutos en una sartén y molerlo en un mortero, y añadirle un pelín de brandy. Eso hará que se intensifique su sabor. Yo he utilizado levadura seca de panadero liofilizada (active dried yeast) , esa que parecen mini bolitas, no la levadura en polvo tipo Royal o polvo de hornear, esa no vale. También podéis utilizar levadura fresca (unos 15 g equivaldría de levadura fresca). La receta original utiliza harina de uso común, yo puesto que hablamos de masas levadas, utilizo harina de fuerza para bollería. Las pasas van tanto en la masa como en la superficie para adornar pero a mi hija pequeña no le gustan así que yo sólo las he puesto por fuera para que a quien no le guste las quite. Podéis dejarlo a vuestro gusto.

DSC07444

Lussekatter o bollos de Santa Lucía

INGREDIENTES (para unos 20 bollitos en forma de S y un gran Prästens hår):

– 1/2 cucharadita o TSP de hebras de azafrán.

– Una pizca de brandy, coñac o whiskey.

– 170 gr de mantequilla sin sal

– 100 g de azúcar

– 480 ml de leche

– 7 gr ó 2 cucharaditas o TSP de levadura seca de panadero

– 1 huevo para la masa y 1 huevo para pincelar

– 1 cucharadita o TSP de sal

– 920 g de harina de fuerza (yo he utilizado harina con 11g de proteína)

– Un buen puñado de pasas sultanas sin pepitas para adornar.

12390953_954344811315406_8353204381663443592_n

  En un cazo derretimos la mantequilla y añadimos la leche. Calentamos hasta que esté a unos 43ºC más o menos. En un cuenco pequeño separamos 2 ó 3 cucharadas o TBSP de la mezcla y disolvemos la levadura . Recordad que la mezcla debe estar a esa temperatura, en líquidos fríos este tipo de levadura se inactiva y luego la masa no sube. Removemos bien y dejamos reposar tapando la mezcla durante 10 minutos o hasta que empiece a formar burbujas.

DSC07381     DSC07384

  En una pequeña sartén ponemos a calentar un poco, un par de minutos, las hebras de azafrán. No queremos que se tuesten en exceso pues amargarían. Una vez pasados 2 minutos, moviéndolas de vez en cuando, las colocamos en un mortero y molemos. Añadimos un chorrito pequeño de brandy y dejamos que intensifique el sabor del azafrán. Ponemos las pasas a hidratar con un poco de glögg o vino especiado. O en su defecto mostela o algún vino dulce.

DSC07382     DSC07383

  En un bol grande batimos el huevo y añadimos el azúcar, la sal y la mezcla de azafrán. A continuación agregamos la mezcla restante de mantequilla y leche y la levadura disuelta e integramos bien todos los ingredientes.

DSC07385     DSC07386

  Añadimos la harina, las pasas si las queremos en la masa y trabajamos con la ayuda de una cuchara de madera o robot de cocina con gancho amasador.

DSC07387     DSC07388

  Formamos una bola de masa y la colocamos en una superficie ligeramente enharinada como la encimera. Amasar y golpear durante unos 5 minutos. La masa todavía estará un poco pegajosa pero sin adherirse a los dedos. Si hace falta amasar más sin llegar a añadir gran cantidad de harina porque las proporciones varían y la masa queda más densa, dura y seca. El secreto está en amasar, amasar y amasar. Cuando al cortar la masa veamos pequeñas burbujas de aire dentro es que ya estará lista para el primer fermento o reposo.

DSC07390

Lo que más les gusta a mis hijas de la repostería, amasar.

DSC07391     DSC07392

  Devolvemos la masa al bol y cubrimos con papel de film y un paño y dejamos reposar al menos una hora o hasta que doble su volumen.

DSC07393     DSC07396

  Volvemos a colocar la masa en la encimera y desgasificamos y amasamos unos minutos, la masa ha de estar elástica, nada pegajosa y debe haberse formado la malla de gluten. Troceamos la masa en pedazos de unos 50 g, formamos bolas y estiramos en forma de bastón al que curvaremos los extremos formando una S.

DSC07394     DSC07395

  Colocamos la masa en una bandeja de horno con papel antiadherente, silpat o silicona. Dejamos separación de al menos 4 cm entre un bollo y otro. Podemos formar diferentes figuras como os indicaba al principio del post.

DSC07398     DSC07399

  Tapamos con film y un trapo y dejamos levar de nuevo durante 30 ó 45 minutos. Recordad que los tiempos son orientativos, dependerá del clima de cada zona, la humedad y temperatura de nuestra cocina. Si queréis acelerar el proceso colocar en el horno a 30ºC  30 minutos y veréis como se acelera. Precalentar el horno a 215ºC. Pincelar la superficie con huevo y adornar con las pasas en el centro, donde se enrolla el bollo. Luego hornear cada bandeja por separado a media altura a 200-210ºC durante unos 10 minutos, recordad que es orientativo, cada horno es un mundo. Hasta que estén doraditos por la superficie. Sacar del horno y dejar que se enfríen un poco, cubrir con un paño.

DSC07401     DSC07404

DSC07420

Yo espolvoreé con un poco de azúcar.

DSC07423 DSC07426 DSC07427

Este es el paso a paso del “pelo del cura” o prästens hår, fijaos en el efecto del levado.

DSC07432

Realmente parece una melena ¿no os parece?

DSC07436

Como veis, la miga quedó así de esponjosa y con ese tono amarillo tan bonito.

DSC07448

Mi hija Lucía estaba feliz, hicimos galletas de jengibre y Lussekatter, en su día especial.

  Los que me seguís por Facebook sabéis que haciendo estos bollos tuve un pequeño accidente con mi robot de cocina Bosch MUM, mi gran herramienta de trabajo. Se precipitó de la encimera al vacío. Evidentemente no sobrevivió, así que en los próximos días se va al traste mi plan de hornear pannetones a cascoporro. A Papá Noel le voy a pedir un robot de cocina nuevo, y como he sido una niña buena espero que me traiga uno muuuuuyyyyyy bonito que deseo desde la primera vez que lo vi. Sueño con una Kitchen Aid,esa es la pura verdad. Dudaba entre pedir una K.A. o una Kenwood Kmix, pero cada vez lo tengo más claro.

  Quizás, quién sabe, se cumplan mis sueños esta vez.

  SI TENÉIS ALGUNA DUDA, SI OS HA GUSTADO LA RECETA, DADLE AL ME GUSTA, COMPARTID O DEJAD UN COMENTARIO. GRACIAS POR LEER MI BLOG Y HASTA LA PRÓXIMA ENTRADA. PATRI.

El curso de macarons avanzado llega a su fin

Collagemacs

  Definitivamente cierro la paraeta esta semana. No, no es que acabe con el blog, claro está, pero se acabó el frenesí de hornear macarons a toda hora. Creo que he macaroneado por encima de mis posibilidades. Después de 4 intensas semanas, docenas de huevos, un par de kilos de almendra molida y azúcar ya no doy más. He aprovechado-exprimido este curso todo lo que he podido. He horneado docenas de bandejas de macarons, decorado con formas, glasa y hasta pintado en ellos, los he rellenado de ganachés, buttercreams, lemon curd, mermeladas y hasta de paté, salmón y queso de cabra. Ahora me tomo la semana de vacaciones reposteriles para recopilar apuntes del gran curso Macarons Le Must con mi maravillosa sensei Belén, de CUPCAKES A GOGÓ y con José Roca un fantástico pintor que nos ha dado unas cuantas pautas para que nos soltemos con estos caprichosos lienzos. Un beso a todas mis compañeras de curso que hemos sufrido juntas y unidas, gran equipo, grandes personas.

  No os perdáis mis últimas creaciones, he aprendido a hacer cosas alucinantes, y otras son cosecha propia. Si queréis hacer un curso de macarons no os lo penséis buscad a la mejor, Belén de CUPCAKES A GOGÓ y la plataforma La Tallerería by MEUG. Con la comodidad de hacerlos online a vuestro ritmo.

DSC07170

Macarons perfectos con merengue italiano.

  Como colofón a este mes oficial del macaron en el blog os enseño mis últimos trabajos. Después de un mes de curso y unas 25 hornadas de macarons me siento muy satisfecha!!!! Ha valido la pena el esfuerzo, las horas de prácticas, la teoría, … El dinero mejor invertido en repostería es hacer un curso con la plataforma de La Tallerería. Es el tercero que hago y no será el último. 

  Y ahí van mis últimos macarons:

DSC07093

Macarons hechos con arándano en polvo.

DSC07120

Rellenos de ganaché de chocolate blanco con lichis y cerezas.

DSC07132

Crujiente por fuera, jugoso por dentro, espectacular.

DSC07136

¿Y si los hacemos con forma de corazón?

DSC07271

Macarons de Hello Kitty y Doraemon, mis hijas alucinaron, rellenos de lemon curd.

DSC07294

No sólo se pueden hacer formas sino también pintarlos cual lienzo.

DSC07300

Pintando la naturaleza.

DSC07313

Lavanda o jacintos, ¿qué os parecen?

DSC07317

Macarons con formas chinescas.

DSC07359

También macarons decorados con arabescos.

DSC07318

Y ahora vamos con una tanda de salados.

DSC07323

Macarons rellenos de queso de cabra y confitura de higos.

DSC07337

Macarons con polvo de arándanos rellenos de paté de arándanos y gelatina Pedro Jiménez.

DSC07341

Macarons perfectos para San Valentín.

DSC07366

Macarons decorados con efecto tiza sobre fondo negro, parece una pizarra ¿no?

DSC07367

  Macarons con tinta de calamar rellenos de Philadelphia, salmón, eneldo y salsa al Nero di sepia. Para lucirse con un aperitivo estas Navidades.

DSC07373

¿A que dan ganas de hincarles el diente?

DSC07153

Y ahora me pongo en modo navideño.

DSC07163

Macarons perfectos para estas Navidades, ya os voy dando ideas.

DSC07172

Rellenos de buttercream de manzana caramelizada y brandy, modo Navidad ON.

  Espero que os hayan gustado mis creaciones, he aprendido mucho y he dado imaginación a mi creatividad para hacer estos macarons tan especiales. Un beso. Espero que hayáis disfrutado.

  SI TENÉIS ALGUNA DUDA, SI OS HA GUSTADO LA RECETA, DADLE AL ME GUSTA, COMPARTID O DEJAD UN COMENTARIO. GRACIAS POR LEER MI BLOG Y HASTA LA PRÓXIMA ENTRADA. PATRI.