Bizcocho de algarroba y almendras


DSC02495

  No, no me he vuelto una-abanderada-de-la-agricultura-bio-ecológica-de-repente, pero una vez al año no hace daño. Y ya sabéis que me gusta probarlo todo. Comer sano está a la orden del día, ya lo decía Hipócrates:

    “Que la comida sea tu alimento, y el alimento tu medicina”.

  Pues bien un amigo mío, Álex,  me pidió que hiciera un bizcocho de algarroba. Sí, ya sabéis, ese árbol que tiene unas vainas que se llaman algarrobas. Pues si me dicen que iba a hacer un bizcocho con algarrobas molidas no me lo hubiera creído.

  Lo que sí es cierto es que comer sano a la larga se nota y repercute en nuestra salud. Y no me refiero a extremismos, no hay que alimentarse sólo de tofu, alfalfa, quinoa y couscous, soja y avena. En fin lo que viene siendo la dieta mediterránea, sin abusar de fritos, dulces, harinas blancas y azúcares blancos. Cocinar con aceite de oliva, comer legumbres, frutas, verduras, pescado, no abusar de carnes las rojas, … Si un día te pasas un poco compensa con otro. Todo en su justa medida, los extremos no son buenos. No hace falta ser crudivegana para convivir con la naturaleza. Se puede comer de todo, “abusando” de aquellos alimentos más recomendables. Hay algunos de los que se puede abusar todos los días y otros sólo de vez en cuando.

  Pues bien, como los ingredientes ecológicos y harinas más específicas no son fáciles de encontrar en supermercados, me fui a la Herboristería Navarro. Ya os digo que hacer este tipo de repostería además no es barata, en España consumir productos ecológicos o bio es caro en comparación con otros países. No voy a entrar en la discusión de si es realmente útil y recomendable prescindir de la química y la ingeniería alimentaria en pro de la naturalidad de los alimentos y si eso verdaderamente contribuye a mentar la calidad del producto. Allá cada cual con su modo de vida. Todo es respetable.

  Hoy os traigo una receta diferente, con más nutrientes de lo habitual. ¿Sabiáis que se puede utilizar la harina de algarroba como sustituto del chocolate? Evidentemente no es chocolate, es un sucedáneo, pero si eres intolerante o alérgico al chocolate ya tienes una solución.

carob-pods-powder-5767

  La algarroba es una leguminosa, de ahí su forma de vaina, que crece en el árbol del algarrobo, originario del Mediterráneo oriental. El fruto, la algarroba, una vez maduro, puede consumirse crudo, debiendo tenerse un poco de cuidado de retirar o no morder las semillas porque son muy duras. Por aquí le llamamos garrofer o garrofera. Las semillas, de tamaño y peso notoriamente uniformes, fueron el patrón original del quilate, la unidad de peso utilizada en joyería fina. Su vaina contiene una pulpa gomosa de sabor dulce y agradable que rodea las semillas. Se utiliza en la cocina y se muele obteniendo una harina. Su sabor es parecido al del cacao pero mucho más dulce y contiene menos grasa. No contiene excitantes como el cacao o el café. También se utiliza para hacer bebidas similares al chocolate a la taza. En su composición destacan los carbohidratos en un 40 ó 50% (fructuosa, glucosa y sacarosa), proteínas, minerales (calcio, hierro, fósforo, magnesio, zinc, silicio, potasio y bajo contenido de sodio), vitaminas (A, grupo B, D), fuente de fibra, taninos, … Como veis todo son ventajas. Se le atribuyen propiedades antiinflamatorias, antirreumáticas, antimicrobianas, antioxidantes, anticancerígenas, laxantes, …

  Los ingleses y americanos también la utilizan en sus postres, la encontraréis con el nombre de Carob powder o carob flour.

  Ahora vamos con la receta. En este caso es de Juan Mari Arzak, uno de los mejores cocineros de este país. Encontré aquí la receta, en la página de Karlos Arguiñano, otro crack de la cocina. Aunque la receta lleva almendras picadas, también podéis ponerle nueces y trozos de dátiles, sale muy rico. Al día siguiente está aún más bueno.

DSC02519

Bizcocho de algarroba

INGREDIENTES:

– 125 g de harina de trigo

– 40 g de harina de algarroba

– 1 sobre de levadura o polvo de hornear (16 g)

– Una pizca de sal

– 2 huevos L

– 50 de azúcar

– 60 ml vaso de aceite de oliva

– 1 cuajada

– 50 gr de almendras picadas

 

  Precalentar el horno a 180ºC. Preparad un molde y untar con mantequilla o aceite desmoldante. Tamizar juntos la harina de trigo, de algarroba, la levadura y la sal, reservar. Batir en otro bol los huevos.

DSC02481     DSC02482

Añadir el azúcar y seguir batiendo. Incorporar el aceite poco a poco sin dejar de batir.

DSC02483     DSC02484

  Cuando esté integrado añadir la cuajada y continuar batiendo. Agregar los ingredientes secos y remover lentamente, hacerlo en dos tiempos. Batir sólo lo justo para homogeneizar la masa, no sobrebatir.

DSC02486     DSC02488

  Añadir las almendras troceadas y verter sobre el molde, yo reservé unas pocas para espolvorear sobre la masa. Hornear la masa a 180ºC durante 30 minutos o hasta que al introducir un palito en el centro salga limpio.

DSC02489

  Como podéis ver en la foto hice dos diferentes, uno con harina de espelta integral, leche de avena, harina de algarroba, dátiles y nueces, y miel pero creo que mi paladar no está hecho a ese sabor, demasiado fuerte, además sin azúcar. Aunque la harina de algarroba sea más dulce a mi parecer necesita un poquito de azúcar. La receta es de Ernest Subirana, como veis hoy os traigo cocineros profesionales, yo soy de andar por casa, jejejeje. Aunque su receta no me haya convencido por ser demasiado diferente de sabor si me ha gustado mucho la textura y la miga del bizcocho. Quizá con ingredientes menos integrales me sepa más rico al paladar. La próxima vez que haga otra tanda de bizcochos lo volveré a hacer pero a mi manera, y será pronto. Prefiero en este caso la receta de Juan Mari Arzak.

DSC02494

  Como veis esta vez envolví los bizcochos para regalo. ¿Recordáis que hablábamos de los regalos gastronómicos para Navidad? Pues que mejor regalo que un bizcocho hecho en casa. Si queréis hacerlo así necesitaréis papel, cinta o cuerda y una etiqueta.

DSC02496     DSC02499

  Et voilà! Queda de lo más bonito. Álex me preguntó que por qué no cogía pedidos, quién sabe, a lo mejor algún día. de momento estas cosas se quedan para familia y amigos.

DSC02498

  La verdad es que parece un bizcocho de chocolate. No os preocupéis, aunque este sea sano y bueno, otra opción más, no puedo vivir sin mi chocolate puro Valor!!!! Por cierto hoy he probado la variedad de Valor de Tarta de manzana y sabe a manzana de verdad!!! Increíble, está hecho para mí.

DSC02516

  Espero que os animéis a hacer este bizcocho tan saludable que además está muy rico, como veis lo natural no está reñido con la repostería.

  SI TENÉIS ALGUNA DUDA, SI OS HA GUSTADO LA RECETA, DADLE AL ME GUSTA, COMPARTID O DEJAD UN COMENTARIO. GRACIAS POR LEER MI BLOG Y HASTA LA PRÓXIMA ENTRADA. PATRI.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s