Speculaaskruiden o mix de especias galletas de Spéculoos

DSC07819

  Me encanta el olor de las especias, no lo puedo evitar. Estas Navidades estuve esperando como agua de mayo a que llegaran las galletas Spéculoos a Lidl, pero así me quedé, esperando, esta vez no las trajeron. Así que aunque no sea Navidad esta semana las hago sí o sí. Pero para eso, lo primero, hay que preparar es la mezcla de especias. Sí, ya sé que me vais a decir que la venden hecha. Pero es que me encanta preparar estas mezclas de especias caseras. Después de visitar muchas páginas esta es la mezcla que más me convenció.

DSC07793

  Lo más difícil fue encontrar alguna de las especias, pero afortunadamente el Mercado Central de Valencia tiene de todo. En concreto el puesto de La Parada de las Especias. No sólo encontraréis cualquier tipo de especia entera o molida sino que además los dueños son muy atentos. También podéis comprar online en su página. Algunas especias como el macis son realmente difícil de encontrar, alguna vez las he encontrado en El Club del Gourmet de El Corte Inglés. Pero la ventaja de comprar en el Mercado es elegir la cantidad que vamos a comprar. Así sale más económico y no desperdiciamos ninguna cantidad. Se pueden comprar enteras y molerlas en cae, sería la mejor opción. O bien comprarlas molidas. Yo las he comprado enteras y las he molido con la ayuda de un molinillo eléctrico de café de mi suegra.

DSC07822

  Luego simplemente las mezclo y las paso por un colador. Si queréis más información sobre las especias consultar mi Dulcepedia.

DSC07800 copia

  La canela que he utilizado es de Ceylán y el cilantro es en grano, no lo confundáis con el cilantro en hoja. Al anís estrellado y al cardamomo hay que extraerles primero las semillas interiores y luego molerlas. Podéis utilizar un mortero, un molinillo de muelas, uno eléctrico o bien comprarlas molidas, aunque en este caso el olor no será tan intenso. Os recomiendo que sean recién molidas. Este es el aspecto que tienen las especias en su versión entera.

DSC07785

  Con las cantidades que os indico sale un tarro pequeño como el de la foto, si queréis menos o más simplemente multiplicar o dividir las cantidades.

DSC07816

Speculaaskruiden o mezcla de especias para galletas Spéculoos

INGREDIENTES:

– 8 TSP o cucharaditas de canela en polvo

– 2 TSP o cucharaditas de clavo en polvo

– 2 TSP o cucharaditas de jengibre en polvo

– 2 TSP o cucharaditas de macis en polvo

– 3/4 TSP o cucharaditas de cardamomo en polvo

– 1/2 TSP o cucharaditas de pimienta blanca en polvo

– 1/2 TSP o cucharaditas de nuez moscada en polvo

– 1/2 TSP o cucharaditas de cilantro en polvo

– 1/2 TSP o cucharaditas de semillas de anís estrellado en polvo

DSC07785 copia

  Moler las especias por separado, pasarlas por un tamiz para descartar trocitos de cáscaras, medir las cantidades con las cucharitas, mezclar las especias, volver a tamizar y guardar en un pequeño tarro limpio y esterilizado. Etiquetar el tarro con la fecha de preparación y consumir en un plazo de un año. Próximamente haré las galletas con un rodillo especial que encontré en Amazon y os contaré cómo han quedado.

DSC07817

Cualquier molinillo, que muela fino y de manera uniforme nos valdría.

  SI TENÉIS ALGUNA DUDA, SI OS HA GUSTADO LA RECETA, DADLE AL ME GUSTA, COMPARTID O DEJAD UN COMENTARIO. GRACIAS POR LEER MI BLOG Y HASTA LA PRÓXIMA ENTRADA. PATRI.

Extracto de vainilla casero

  El extracto casero de vainilla es tan sencillo de hacer que no sé cómo llevo tanto tiempo sin hacerlo. Sólo necesitamos tres cosas: un frasco alargado limpio y esterilizado, unas buenas vainas de vainilla y alcohol tipo ron, vodka, bourbon o brandy, una bebida alcohólica que no sea demasiado olorosa ni tenga demasiado sabor, y además cuanto más barato mejor. Yo he optado por el vodka que es el más incoloro e inodoro. Lo único que hace falta es armarse de paciencia para que macere y el alcohol absorba los aromas de las vainas de vainilla. Lo ideal es preparar el extracto, guardarlo en un sitio seco y alejado de la luz y remover una vez a la semana el frasco. Lo ideal es dejar macerar 6 meses antes de utilizarlo. Se puede utilizar tal cual o colar la cantidad que vayamos a usar.

  La razón por la que se utiliza alcohol es porque es un producto que no se descompone y se infusiona y absorbe muy bien con los aromas y sabores de la vainilla.

DSC07778

  El extracto casero tiene la ventaja de ser más barato y además de controlar lo que lleva pues muchos extractos comerciales llevan muchos aditivos. Si he de quedarme con una vainilla comercial si duda elegiría la de Nielsen-Massey, tanto en extracto como en pasta.

  Ya os había hablado de la vainilla antes en la Dulcepedia. Recordemos un poco sobre esta delicia de la repostería.

  Su nombre viene del aspecto del fruto, vaina delgada y larga. Le pusieron ese nombre porque su fruto se parece a la vaina de una espada pero diminuta aunque el nombre correcto es cápsula. La vainilla es el fruto de una planta de igual nombre, de la familia de las orquídeas, arbusto trepador. Son las únicas orquídeas cultivadas por razones que no sean meramente ornamentales. Originario de Veracruz (México), fue traído a Europa por Hernán Cortés. Hoy en día se cultiva en Madagascar, las Antillas, las Comores, la Reunión, Indonesia, Polinesia y las Antillas, aunque la más apreciada sigue siendo la de México. La vainilla Bourbon tiene su origen en la isla de La Reunión, antiguamente llamada Bourbon. Es sin duda una de la mejor vainilla del mundo en todos los aspectos.

  • Vainilla Bourbon o de Madagascar: más tradicional, clásico sabor y aroma de la vainilla como lo conocemos.
  • Vainilla de Tahití: sabor y aroma más floral y afrutado.
  • Vainilla de Uganda: sabor y aroma más ahumado e intenso.
  • Vainilla de México: sabor y aroma más picante.

  La vainilla no tiene aroma hasta que es curada. Las vainas, repletas de semillas, se recolectan apenas están maduras, se sumergen en agua hirviendo, se secan y se dejan al sol, siempre protegidas por una techumbre. Se dejan secar hasta tomar un color pardo oscuro.

  A partir de este punto y dependiendo del tipo de productor se pueden realizar dos procesos, el más natural consiste en guardarlas en baúles revestidos de lana durante 7 meses,luego son secadas al sol hasta que adquieren su color y aroma característicos. Esto unido al hecho de que estas plantas solo sean polinizables por un tipo de abeja melipona, por un colibrí autóctono de México o manualmente hace de la vainilla una de las especias mas caras y apreciadas. En el segundo proceso, más industrializado, se cubren de una escarcha de cristales de vainilla, sustancia que da a la vainilla más aroma y más sabor. Las mejores vainas suelen tener una longitud media de unos 15 cm y para saber si se trata de una vaina de calidad deberíamos poder enroscarla alrededor de un dedo sin que ésta se rompa.

DSC00153

Según el aspecto de las vainas se pueden distinguir las distintas clases:

  La vainilla fina: De vaina larga entre 20 y 30 centímetros, negra y escarchada, muy aromática. La vainilla leñosa: De 13 a 20 centímetros, de color pardo rojizo, seca y mate, poco escarchada. El vainillón: De 10 a 12 centímetros, vaina aplanada, parda y blanda, casi siempre está entre abierta y rara vez escarchada, de olor más fuerte y un poco acre. India: De coloración amarillenta, procedente de las Indias, con muy poco aroma.

  Las formas de comercialización de comercialización son varias. En vaina, presentada en tarros dentro de tubos de vidrio o en bolsitas. En polvo, enfrascan el fruto seco triturado, de color pardo oscuro, seco y fino, unas veces puro y otros azucarado. La vainilla en polvo es muy útil al no contener agua cuando queremos el aroma y sabor de la vainilla pero no que la textura de la pasta o los extractos líquidos estropeen el equilibrio en una crema, chocolate, … En extracto, líquido o seco, se obtiene por la maceración en alcohol, seguida de percolación o infusión en un jarabe de azúcar, concentrada de diversas manera y vendidas en frasquitos. Como azúcar avainillado, mezclando sacarosa con un 10% (mínimo) de su peso con extracto seco.

1 cucharadita o TSP de extracto de vainilla = 1 cucharadita o TSP de pasta de vainilla

1 cucharada o TBSP de extracto de vainilla = 1 cucharada o TBSP de pasta de vainilla

Semillas de 1 vaina entera de vainilla = 1 cucharada o TBSP de pasta de vainilla = 15 ml de extracto de vainilla = 1/4 cucharadita o TSP de vainilla en polvo

  La vainilla se emplea como aromatizante, sobre todo en confitería, chocolatería y pastelería, en cremas, pasta de bizcocho, helados, compotas, frutas escalfadas y dulces de cocina. También se utiliza en destilería y como aromatizador de vino caliente, ponche, chocolate o sangría.

  Para esta receta he utilizado vainilla Bourbon de Madagascar y una vaina que encontré de Tahití. ¿Veis en la foto que estas vainas son más blandas y anchas? Pues esas vainas se llaman vainillón, son de mejor calidad. Se puede utilizar de 3 a 6 vainas según la intensidad que deseemos.

Extracto de vainilla casero

INGREDIENTES:

– 250 ml alcohol alimentario tipo vodka

– 6 vainas de vainilla

  Cogemos un tarro alargado, limpio y previamente esterilizado. Introducimos 6 vainas de vainilla de buena calidad con un corte longitudinal de manera que se puedan liberar algunas semillas del interior. Dejaremos el corte sin llegar al extremo para que no se abran del todo. Cubrimos con alcohol y agitamos el frasco. Así una vez por semana o de vez en cuando. Dejamos macerar unos 6 meses. Dura años si lo vamos refrescando con más alcohol y renovando las vainas.

DSC07781

 

DSC_0209 2

De un color casi transparente recién hecho el extracto …

DSC07778

pasamos a un color más ambarino o amarronado dependiendo del tiempo que lleve macerando el extracto. Este de la foto ha estado sólo 6 semanas macerando y mirad qué color, cada vez se tornará más oscuro. Pasados 2 ó 3 meses ya se puede consumir. Aunque lo ideal es esperar 6 meses. Dura años y se puede añadir más alcohol y vainas nuevas para refrescarlo. O bien volver a empezar el proceso cuando veamos que el frasco inicial ya va por la mitad.

  Hay dos bebidas alcohólicas que ya vienen aromatizadas con vainilla, por si os interesa, yo no las he probado y me consta que son más caras pero es otra opción. Son Smirnoff Vanilla Vodka con aroma de vainilla natural y Absolut Vanilia a partir de ingredientes naturales y un marcado sabor a vainilla, notas de caramelos butterscotch, de azúcar y mantequilla, y un ligero sabor a chocolate puro. Este último le daría unos matices diferentes claro.

  SI TENÉIS ALGUNA DUDA, SI OS HA GUSTADO LA RECETA, DADLE AL ME GUSTA, COMPARTID O DEJAD UN COMENTARIO. GRACIAS POR LEER MI BLOG Y HASTA LA PRÓXIMA ENTRADA. PATRI.

 

Pasta casera de Spéculoos

DSC07525

  Desde que descubrí las galletas Spéculoos de Lidl me enamoré de su sabor a galleta con especias. Son esas típicas galletitas caramelizadas que te ponen en algunas cafeterías para acompañar un café. La marca Lotus las comercializa y se pueden encontrar en cualquier establecimiento de alimentación. Las de Lidl son más auténticas porque tienen formas y relieves pero este año no las han traído, muy a mi pesar. La pasta de spéculoos la encontré una vez en El Corte Inglés entre los variados productos europeos que trajeron de forma puntual. Y nunca más se supo. El tarro se acabó y se hizo la desilusión. Hasta me había olvidado de ellas. Claro que, cuando llega la Navidad, espero ansiosa que las traigan en Lidl, pero este año, nunca llegaron.  Y ahí se quedó aparcada la receta hasta que ayer me decidí a hacerla. Mientras llega mi nueva amasadora-batidora estoy haciendo recetas como esta, fáciles, sin tener que utilizar robot de cocina, como mucho una batidora de brazo.

  Ya os conté en el post de los cupcakes de bailarinas que las Spéculoos son una especie de galleta navideña muy tradicional en Bélgica, en Holanda (donde recibe el nombre de Speculaas), así como en la cocina de Westfalia y Renania (Alemania) (donde se conoce como Spekulatius), y en el norte de Francia (Flandes francés). La principal característica de estas galletas servidas en los mercados de Navidad es que suelen tener formas o motivos que evocan la historia navideña de Nicolás de Bari o Santa Claus.

  Así que, por fin, me decidí a hacer la receta de la pasta casera de galletas Spéculoos. Vi hace un tiempo la receta en un libro llamado Le Spéculoos, que encontré gratis en iBooks de Apple. Lo malo es que está en francés. Pero gracias a mi gran amiga Sari, filóloga francesa, conseguí una buena traducción. Entre los ingredientes pone glucosa así que la compré en Formycake. No sé si os habrá pasado alguna vez pero me quedé mirando la etiqueta del tarro de glucosa y casi me quedo muerta. Yo buscando glucosa, pensando que en casa no tenía y leo: jarabe de maíz. ¡Pero bueno eso es el Karo o sirope de maíz que ya tenía en casa! Con lo poco que me gusta acumular potingues. Y luego leo por ahí que no es lo mismo!!!!!! Y es que a escala industrial tanto el jarabe de glucosa (disolución de glucosa) como la dextrosa (glucosa en polvo) se obtienen a partir de la hidrólisis enzimática de almidón de cereales (generalmente trigo o maíz). Si incluso tengo azúcar invertido casero, pero pensé que al ser glucosa y fructosa separadas enzimáticamente mediante hidrólisis no sería exactamente lo mismo, pero mejor no entro en detalles químicos. Para el caso al final la glucosa que he utilizado ya veis que es lo mismo que el Karo. Si lo sé le añado sirope de ágave, jarabe de arce, miel o azúcar invertido que también tenía en casa. Alguno de ellos tiene un sabor propio pero en la mezcla lo que más se nota es el sabor de la galleta. Bueno y ahora vamos con la receta. Ingredientes a temperatura ambiente.

DSC07535

Pasta casera de Spéculoos

INGREDIENTES (para unos 400 g de pasta):

– 200 g de galletas Spéculoos

– 50 g de mantequilla pomada

– 90 ml de leche (yo usé semidesnatada)

– 60 g de sirope de glucosa

– 100 g de chocolate blanco

  DSC07518     DSC07519

  Lo primero que haremos es preparar un tarro y limpio y esterilizado en un baño de agua hirviendo. Luego procedemos a pulverizar las galletas con una picador o en su defecto metemos las galletas en una bolsa con cierre zip y machacamos con un maza o rodillo hasta hacerlas polvo. Troceamos el chocolate blanco, también podéis utilizar gotas de chocolate blanco Valor por ejemplo. En un cazo calentamos la leche con el jarabe de glucosa, un hervor rápido y echamos el chocolate. Bajamos el fuego que el chocolate blanco es muy delicado y removemos hasta que se deshaga por completo y retiramos del fuego.

DSC07520     DSC07521

  En un bol mezclamos las galletas en polvo con la mantequilla blanda, mezclamos bien y añadimos el contenido del cazo. Removemos con una espátula hasta que se quede una pasta integrada.

DSC07522

  En este punto, aunque la receta no lo contempla yo le paso la batidora de mano un minuto porque si no al paladar queda como tosca, se notan los granitos de galleta. Así queda cremosa y suave al paladar. Ojo que es adictiva y si la pruebas corres el riesgo de no parar!!!!!! Así que la vertemos en el tarro esterilizado y tapamos, esperamos a que se enfríe y guardamos en nevera. Según el libro se ha de consumir en un plazo máximo de 3 semanas.

DSC07526
Simplemente deliciosa.

DSC07537

    No sólo la podemos utilizar como untable tipo crema de avellanas sino para hacer unos deliciosos cupcakes, un bizcocho, bundt cake, … Esto es sólo el principio jejejeje. Ya hice los cupcakes de Spéculoos que decoré como si de una bailarina se tratase. Próximamente más recetas con esta pasta deliciosa.

  Aprovecho para desearos un Feliz Año Nuevo, que se cumplan vuestros sueños, que vengan nuevos aires, frescos, siempre a mejor. Y que disfrutéis todo lo que podáis con vuestra familia y amigos, que eso es lo que realmente nos queda. Y si vienen tempestades ya las capearemos. Un beso fuerte y un abrazo.

  SI TENÉIS ALGUNA DUDA, SI OS HA GUSTADO LA RECETA, DADLE AL ME GUSTA, COMPARTID O DEJAD UN COMENTARIO. GRACIAS POR LEER MI BLOG Y HASTA LA PRÓXIMA ENTRADA. PATRI.

Azúcar invertido

DSC06022

  Hoy comienza una nueva fase en esta vuestra repostera de andar por casa. Tengo un juguetito nuevo, por fin he conseguido una de las heladeras de Lidl. Espero que esta sea una amistad que dure, al menos, lo que queda de verano porque ya no puedo seguir horneando bajo riesgo de hipotensión y desmayo. Ahora sólo quiero hacer cosas bien frías como sorbetes, helados y batidos. O salmorejo cordobés. Todos mis postres pendientes de bollerías escandinavas y libros nuevos tendrán que esperar un poco porque Valencia arde y no es por las Fallas, es que este verano está siendo criminal. Soy una mujer pegada a un aire acondicionado o a un ventilador o a remojo, en la piscina mejor que en la playa. Y dicho esto os cuento:

DSC06024

Su capacidad es sólo de 600 ml pero es la más barata que he encontrado,  a ver qué tal va.

  La receta que os traigo hoy es uno de los ingredientes recomendados para hacer buenos y cremosos helados caseros. El azúcar invertido ayuda a que el helado no escarche o cristalice al congelarlo. Aunque no es imprescindible pues con una buena base grasa en nuestros helados (huevos, natas, mantequilla, …) y una buena heladera nos quedarán también cremosos. Pero yo por si acaso voy a seguir los consejos de los muchos “heladeros” que he encontrado por la red. Tranquilos que no voy a daros todo la explicación sobre las cualidades higroscópicas y físico-químicas de este azúcar. Lo haré más sencillo, el azúcar invertido:

  – Tiene mayor poder endulzante que el azúcar común (un 30% más) por lo que se utiliza en menor cantidad.

  – Dificulta la cristalización del agua cuando se lleva a temperaturas bajo 0.

  – Acelera la fermentación de las masas.

  – Ayuda a mantener el dulzor.

  – Fija, absorbe y estabiliza el agua y la humedad

  – Intensifica aromas, sobre todo en sorbetes y ganachés de chocolates.

  – Reduce la propagación de bacterias y, básicamente, actúa como conservante.

DSC05999

  El azúcar invertido también se utiliza para hacer magdalenas, brioche o bizcochos, podemos sustituir una parte del azúcar por azúcar invertido. En los productos de panificación y de bollería no se puede sustituir toda la sacarosa por azúcar invertido. Hay que tener en cuenta que el azúcar invertido en base sólida tiene un 30% más de poder edulcorante comparado con la sacarosa. En la masa fermentada lo ideal es añadir entre un 50 y el 70%, dependiendo de la cantidad total de azúcar. En las masas batidas (magdalenas, bizcochos…) lo ideal es sustituir del total entre el 10 y el 20%, dependiendo del contenido de harina. En heladería se recomienda un 25%. Para una ganaché de chocolate se suele utilizar entre un 8 y un 10% del peso total de la receta, pero eso puede variar en función del tipo de chocolate, por ejemplo para chocolates con leche y chocolates blancos habría que poner menos cantidad porque estos chocolates ya contienen bastante azúcar, un 6% aproximadamente.

  No penséis que vais a tener que sacar vuestros libros de física y química no, es mucho más fácil de lo que parece hacer este azúcar en casa.  La sacarosa, el azúcar blanco común, es un disacárido compuesto de dos moléculas: la glucosa y la fructosa, azúcares más sencillos (monosacáridos). El azúcar invertido es un semi-líquido o jarabe resultante del proceso de inversión del azúcar mediante la acción ácida o enzimática, o sea, con una solución de agua, azúcar y ácido se separan los dos componentes del azúcar mediante un proceso de hidrólisis, la fructosa y la glucosa. La fructosa es más dulce que la glucosa, y ambos componentes por separado multiplican el poder edulcorante.

  Para hacer el azúcar invertido necesitaremos un sobre de gaseosas, de esas de toda la vida que yo uso para hacer las cocas de llanda, esos bizcochos en lata, típicos valencianos. Constan de dos partes, una suele ser blanca, el ácido, en este caso tartárico, que provoca la hidrólisis; otra morada o azul, la base, en este caso bicarbonato sódico, que neutraliza el pH. En este caso he utilizado las de Sodas Barrachina, en Mercadona tenéis alguna similar seguro. También se puede hacer sin gaseosas, pero yo como tenía en casa lo he hecho así. Podéis sustituirlas por un ácido como el ácido cítrico (5 ml de zumo de limón) y bicarbonato sódico (5 g).

  Cuando estamos preparando jaleas o mermeladas, la simple mezcla del azúcar con el ácido del limón, añadido a estas preparaciones caseras, ya provocará sin que nos demos cuenta la inversión del azúcar.

  También existe azúcar invertido de manera natural en muchos alimentos como la miel o el jarabe de arce. Por lo que muchas veces lo veremos como sucedáneo de estos, a pesar de que no contiene ninguna de las propiedades excepcionales que al menos la miel presenta, pero a nivel industrial está muy extendido su uso, pues veremos que le confiere a los alimentos unas características especiales.

  Fuentes, ver aquí y aquí.

DSC05986

Azúcar invertido

INGREDIENTES:

– 150 g. agua embotellada SIN gas

– 350 g. azúcar

– 1 sobre blanco de gaseosa (también puede ser 5 ml de zumo de limón)

– 1 sobre morado de gaseosa (ó 5 g. de bicarbonato sódico)


DSC05988     DSC05994

DSC05995     DSC05996

  Para hacer azúcar invertido primero hay que mezclar el ácido cítrico con el azúcar y el agua y llevarlo a fuego medio sin remover (unos 114ºC). Cuando rompa a hervir se retira del fuego y se deja enfriar a unos 50º C, entonces se añade el bicarbonato sódico para equilibrar el pH y se mezcla (aunque este paso no es obligatorio). Si el líquido resultante está blanquecino poco a poco se tornará transparente y pajizo. Puede que espume un poco, no os preocupéis todo está correcto, no habéis hecho nada mal, es que el bicarbonato provoca una efervescencia. Cuando se enfríe, se asienta y desaparece. Verter en un tarro hermético limpio y a ser posible esterilizado y guardar en la despensa lejos de la luz. Se conserva hasta un año. No necesita frío.

DSC06000

  SI TENÉIS ALGUNA DUDA, SI OS HA GUSTADO LA RECETA, DADLE AL ME GUSTA, COMPARTID O DEJAD UN COMENTARIO. GRACIAS POR LEER MI BLOG Y HASTA LA PRÓXIMA ENTRADA. PATRI.

Salsa de caramelo casera con un punto de sal

DSC02042

  Seguro que habéis comido caramelos toffee alguna vez, de esos que se pegan a los dientes más que una lapa a la roca. Pues bien, a pesar de ser tan pegajosos, es de esos sabores que me trasladan en un abrir y cerrar de ojos a mi infancia. Pero esta vez con un punto de sal. Y diréis ¿sal? Pues sí, vi una receta en My baking addiction que sólo de verla salivaba sobre la pantalla del móvil. Uno de los ingredientes era Salted Caramel sauce, ¿salsa de caramelo salada?, hecha en casa o como dicen en USA homemade. Pues bien la receta por la que salivé era una Pumpkin cheesecake en versión mini salpicada de esta salsa, nata montada y nueces pecanas. Lo entendéis ahora ¿verdad? Es o no es para ponerse a hornear y a hacer salsa de caramelo casera. Y además la base de galleta esta vez es con galleta de jengibre y nueces pecanas. Brutal es decir poco, menuda combinación. Ha hecho furor entre mis amistades.

  Así que me puse manos a la obra, hoy os traigo la receta de la salsa casera, próximamente la tarta_de_queso_de_calabaza_quita_penas. Perfecta para Navidad o para cuando queráis.

  La receta original de la salsa la podéis encontrar aquí. Me encanta el blog de Jamie, es de esos que aunque no llevan el paso a paso de la receta en fotos sí que da instrucciones paso a paso y sus recetas no defraudan.

  Si en lugar de una TSP de sal ponéis sólo una pizca tendréis una salsa de caramelo o salsa de toffee también para chuparse los dedos. Tengo que deciros que hasta que no me compré un termómetro de azúcar le tenía pavor a hacer caramelo casero en casa o cualquier cosa parecida. Ahora ya no hay problema. Si no lo tenéis y os atrevéis a hacerlo a ojo … Una advertencia, mucho cuidado al hacer esta receta. No hay cosa que queme más y se adhiera más a la piel que el caramelo. Mucho cuidado con las quemaduras.

  Esta deliciosa salsa le pondrá el contrapunto a tu helado favorito, a una cheesecake, a unas palomitas, al topping de un batido, sobre unos trozos de fruta, un pedazo de tarta de chocolate … Las posibilidades son infinitas.

DSC02018

Salsa de caramelo salada

INGREDIENTES:

– 200 gr de azúcar

– 1 cucharada o TBSP de light corn syrup o golden syrup

– 60 ml de agua

– 115 gr de nata mín. 35’1% mat. grasa

– 30 gr de mantequilla blanda sin sal

– 1 cucharadita o TSP de sal marina fina

– 1 cucharadita o TSP de extracto de vainilla

DSC02021 DSC02024 DSC02025 DSC02026

DSC02027 DSC02028 DSC02029 DSC02030

DSC02035 DSC02033 DSC02031 DSC02040

  Prepara un tarro esterilizado con cierre hermético. Calienta la nata y reserva.  En un cazo mediano vierte el agua, el azúcar y el sirope y calienta a fuego medio hasta que el azúcar esté húmedo y quede un almíbar blanquecino. Si tienes un termómetro de azúcar colócalo de manera que la punta esté sumergida tal y como puedes ver en la foto. Calienta el almíbar removiendo constantemente hasta que burbujee. Deja de remover y sube la temperatura hasta que obtengas un líquido color ámbar y el termómetro marque unos 180ºC. Cuidado porque a ojo puede pasar de un color ámbar oscuro a quemarse en tan sólo unos segundos. Inmediatamente retira el cazo de la fuente de calor y con cuidado vierte sobre el caramelo la nata pasándola antes por un colador. Creará mucho burbujeo. Con una cuchara de madera remueve hasta que quede una salsa cremosa. Si te aparece algún grumo vuelve a calentarla un poco hasta que se disuelva, sin que rompa a hervir, a baja temperatura. Vierte la sal al gusto (entre 1/2 y 1 TSP de sal) y remueve. Obtendrás una salsa densa que poco a poco tendrá una textura y color uniforme. Deja que se temple unos 3 minutos y luego añade la vainilla. Vierte sobre el tarro.

  Se mantiene a temperatura ambiente 3 días y más de 3 semanas refrigerada. Si quieres recalentarla en el microondas coloca un poco de salsa en un recipiente y a baja temperatura calienta entre 30 y 60 segundos según la cantidad que pongas, saca, remueve y vierte al gusto sobre tus postres favoritos.

DSC02050

  El olor y el color invitan a verterlo en mil y una creaciones.

DSC02046

No hay nada como las cosas hechas en casa.

  SI TENÉIS ALGUNA DUDA, SI OS HA GUSTADO LA RECETA, DADLE AL ME GUSTA, COMPARTID O DEJAD UN COMENTARIO. GRACIAS POR LEER MI BLOG Y HASTA LA PRÓXIMA ENTRADA. PATRI.

Buttermilk casera o leche agria

  La leche agria es un producto lácteo preparado mediante la fermentación de la bacteria Lactobacillus. Es similar en textura al yogur y al kéfir, pero su aspecto es más como la leche cortada. Se trata de un tipo diferente de bacteria causante de la fermentación, y este fenómeno afecta al gusto. La buttermilk americana es muy similar, pero la leche agria tiene algo más de consistencia (es coagulada). Es muy habitual en la cocina de Polonia, Noruega, Suecia, Finlandia, Alemania, Costa Rica y Nicaragua. En alemán es conocida como sauermilch o dickmilch; en sueco, como filmjölk; en noruego como surmelk o kulturmelk y en finlandés, piimä o viili (fuente Wikipedia).

  Yo normalmente estas cosas las encuentro en una tienda de productos rumanos y alemanes al lado de mi casa. En este caso no tenían exactamente leche ácida y me dieron como sustitutivo kéfir de leche que es parecido pero fermentado con kéfir otro fermento láctico (un hongo) que para el caso sirve igual, además la boltella era de excatamente de 4 dl.

  Cómo hacer leche ácida o agria casera (o buttermilk): a 250 ml de leche le añadís 1 cucharada sopera o TBSP de zumo de limón y o vinagre blanco y lo dejáis reposar 10 minutos. Veréis que se pondrá ligeramente densa, como cortada y cambiará no sólo de textura sino también su olor y gusto. Entonces es que ya está lista para utilizar.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

  SI TENÉIS ALGUNA DUDA, SI OS HA GUSTADO LA RECETA, DADLE AL ME GUSTA, COMPARTID O DEJAD UN COMENTARIO. GRACIAS POR LEER MI BLOG Y HASTA LA PRÓXIMA ENTRADA. PATRI.

Cómo preparar nata agria casera

DSC07720

¿Cómo hacer nata agria o crema ácida casera?

  Si no la encontráis podéis hacerla mezclando con 60 ml de leche y un tercio de una cucharadita o 1/3 TSP de vinagre blanco (un chorrito chiquitín) y dejando reposar 10 minutos, luego añadís 240 ml de nata para cocinar, espesa y rica en grasa y mezcláis bien. Cubrís la mezcla y dejáis reposar fuera de la nevera durante 24h. Pasado ese tiempo podéis consumirla o guardarla en nevera un máximo de 7 días. También podéis sustituir la leche y el vinagre por 1/2 yogur. La receta la he extraído y traducido de esta página.

 La nata agria o crema ácida es una nata espesa y acidificada con más o menos 24% de materia grasa (depende de la marca a veces menos). Se usa mucho en la cocina mexicana para salsas, burritos, en desayunos con una tostada, y en la repostería anglosajona, americana y de centroeuropa.

   SI TENÉIS ALGUNA DUDA, SI OS HA GUSTADO LA RECETA, DADLE AL ME GUSTA, COMPARTID O DEJAD UN COMENTARIO. GRACIAS POR LEER MI BLOG Y HASTA LA PRÓXIMA ENTRADA. PATRI.