Magdalenas de horchata

DSC01031

  Sí, ya sé que hoy ha llovido a mares en Valencia así que para despedir el verano que mejor que utilizar uno de los ingredientes que más me gusta del verano, la horchata. Buscando recetas de horchata fui a parar a la web de Webos fritos y en cuanto vi la receta me decidí a hornearlas. Salen buenísimas!!!!!! Adiós mi querido verano, te echaré mucho de menos. Grrrrrrr, viene el frío, los días se acortan, qué tristeza. Lo bueno es que el horno se agradece encenderlo!!!!!!!!

DSC01030

  La receta original la puedes encontrar aquí. Esta web no tiene desperdicio, lo componen Susana y su marido, se llama Webos fritos. Seguro que la conocéis, incluso ha editado dos libro!!!! Hasta si no te gusta la horchata te gustarán estas magdalenas.  La bloquear utiliza concentrado de horchata natural, yo compré el concentrado comercial que como lleva un poco de azúcar rebajé la cantidad de azúcar de la receta. Como veis hice dos versiones, magdalena redonda y la valenciana alargada. Si no encontráis el concentrado de horchata podéis hacerlo vosotros mismos siguiendo las indicaciones de Susana o bien hacerlo con horchata normal.

DSC01026

  Magdalenas de horchata

  INGREDIENTES (12 magdalenas):

– 225 g de harina floja o de repostería (200 g harina de todo uso + 25 g de maizena)

– 175 g de azúcar blanco

– 1 sobre de gaseosa (parte blanca + azul) o 16 g de levadura química o polvo de hornear

– 1 pizca de sal

– 4 huevos S o pequeños

– 100 g de aceite de oliva suave

– 100 g de concentrado de horchata

Primero tamizamos en un bol la harina, el sobre de gaseosas y la sal y reservamos. batimos los huevos hasta que espumen un poco y añadimos el azúcar batiendo 5 ó 6 minutos. Bajamos la velocidad y sin dejar de batir añadimos el aceite y el concentrado de horchata lo justo para que se mezclen, sólo unos segundos. Luego añadimos los ingredientes secos  (yo los vuelvo a tamizar) y batimos despacio sólo para integrar los ingredientes bien. Preparamos la bandeja de muffins con las cápsulas y vertemos la masa con la ayuda de una cuchara hasta 3/4 de su volumen. Luego a la nevera bien tapado con film unos 30 minutos (así la masa sube más luego en el horno).  Precalentad el horno a 250º C con calor arriba y abajo. Espolvorear con un poco de azúcar si queréis esa costra tan rica de la superficie y hornead las magdalenas a media altura bajando la temperatura a 220º C durante 12-14 minutos. Es importante que no abráis el horno hasta ese tiempo. Pinchad con un palito para comprobar si ya están o necesitan algún minuto más.

DSC00981     DSC00983

DSC00984     DSC00985

DSC00986     DSC00987

DSC00988     DSC00989

DSC00991     DSC00998

DSC01014

DSC01008     DSC01007

DSC01018     DSC01006

DSC01030

    SI TENÉIS ALGUNA DUDA, SI OS HA GUSTADO LA RECETA, DADLE AL ME GUSTA, COMPARTID O DEJAD UN COMENTARIO. GRACIAS POR LEER MI BLOG Y HASTA LA PRÓXIMA ENTRADA. PATRI.

Anuncios

Madeleines o magdalenas de concha francesas

DSC00117 (Copiar)

  En mi infancia no he tenido tradición repostera en mi familia, los postres que se hacían se puede decir que yo los inicié como la Tarta de manzana que inauguró este blog. Porque a mí siempre me ha gustado amasar, hornear, batir, crear dulces en general. Mi primer rodillo fue una botella de cerveza de litro vacía. Hasta llegar a la cantidad de cachibaches, moldes y demás utensilios de repostería que tengo ahora pasaron casi 25 años. Pero cuando a alguien como yo le gusta y se le da bien algo, al final todo llega, sólo hay que saber esperar. Y con los años he adquirido una capacidad infinita para esperar. Porque al final es verdad, todo llega, sólo hay que saber esperar y hacer qué pase.

  Mis recuerdos de sabores dulces de mi infancia no son caseros sino del tipo Mi merienda, Bollycao, la Pantera Rosa, Tigretón y demás repostería comercial de la época, a excepción de algunos postres como la citada Tarta de manzana, los crepes y poco más. Me sorprendió probar algo casero y que me recordara al sabor de las magdalenas comerciales de toda la vida. Así que si queréis hacer magdalenas caseras pero con el sabor de las que venden de Dulcesol, Martínez, … , ya sabéis, esta es la receta indicada. Cuando hice las magdalenas caseras de Xavier Barriga su sabor me recordaba más a las de horno o panadería de toda la vida con su costra de azúcar. Será porque estas llevan miel que están más melosas al paladar. Todavía me sorprendo por la cantidad de recetas y sabores diferentes que se pueden hacer con los mismos ingredientes: harina, levadura, mantequilla o aceite, azúcar, huevos, … , y la diferencia a veces es increíble.

  La magdalena o madalena (en francés: madeleine) es un pequeño bollo tradicional de la región de Lorena, en Francia, que se ha extendido por toda Francia, España, e Iberoamérica. Las magdalenas tienen la forma de una pequeña concha, que se obtiene cociéndolas al horno en una placa metálica que tiene hoyos con dicha forma. Tienen un gusto similar al bizcocho aromatizado con limón.

  De acuerdo a una versión, la magdalena de Commercy debe su nombre a una joven criada llamada Madeleine Paulmier, que en 1755 elaboró estos pastelitos para el rey de Polonia Stanislas Leszczyński, que tenía allí un palacio. Esta tradición es todavía muy popular hoy en día.

  Otras fuentes las remontan a la época de los peregrinajes a Santiago de Compostela. Una joven llamada Magdalena les servía a los peregrinos unos pastelitos en forma de concha, símbolo de este peregrinaje. Las “magdalenas” se extendieron a lo largo de los caminos de Santiago, lo que explica su tradicional implantación en España. Sea como fuere han llegado hasta nuestros días y son algo habitual en la repostería española. Hoy os traigo la versión francesa.

  Quizás las magdalenas sean más conocidas fuera de Francia por su presencia en la novela de Marcel Proust, En busca del tiempo perdido (Por el camino de Swann), en que el narrador recobra la memoria de su infancia después de oler y comer una magdalena mojada en té.

  Sin embargo, Proust se refería a la variedad concreta de Commercy, en Lorena, a la que llamaba “petite madeleine”, que no se deshace al empaparse.

” […] un de ces gâteaux courts et dodus appelés Petites Madeleines qui semblaient avoir été moulées dans la valve rainurée d’une coquille de Saint-Jacques”.

“[…] una de esas tortas bajitas y regordetas llamadas magdalenas cuyos moldes parecen haber sido valvas ranuradas de veneras de peregrino”.

  Fuente: Wikipedia.

  Tenía varias fuentes de varios libros para hacer esta receta, me decidí por las del libro de recetas Ladurée Sucré The Recipes. Es un libro tan delicado que me da miedo meterlo en la cocina por si se ensucia. Es como una joya. Me llamo la atención que llevara miel y por éso elegí esta receta.

  Os encontraréis con unas magdalenas esponjosas y melosas que se deshacen en la boca. Recordad, ingredientes a temperatura ambiente. Y para los impacientes os diré que al igual que los muffins (o toda aquella magdalena que lleve polvo de hornear) necesita un tiempo de reposo en nevera, en este caso 12h según indica la receta. Aunque yo he utilizado el molde de concha, podrías utilizar los moldes de muffins o cupcakes con las cápsulas de papel aumentado el tiempo de horneado.

DSC00114 (Copiar)

Madeleines

INGREDIENTES (para 24 mini magdalenas)

– 90 gr de harina de repostería

– 80 gr de azúcar granulado

– 1 cucharadita o TSP de polvo de hornear

– 90 gr de mantequilla

– 2 huevos M

– 1/2 cucharadita de sal o TSP de sal

– 1 cucharada o TBSP de miel

– La ralladura de 1 limón

– Mantequilla para forrar el molde de concha

DSC00106 (Copiar)     DSC00108 (Copiar)

  Ralla la piel del limón y en un bol grande mézclala con el azúcar. En otro bol tamiza la harina con la sal y el polvo de hornear. En un cazo pequeño calienta la mantequilla.

  Añade los huevos y la miel por este orden a a la mezcla de azúcar y limón y bate hasta que la mezcla esté espumosa y pálida, integrando bien un ingrediente antes de echar el siguiente. Agrega la mezcla de harina y bate más despacio, recuerda que sobrebatir hace el bizcocho más denso y menos esponjoso. Por último añade la mantequilla y refrigera en un bol cubierto con papel film al menos toda una noche o 12h.

  Al día siguiente prepara los moldes untados con mantequilla con la ayuda de un pincel y precalienta el horno a 200º C. Un truco que recomienda es una vez preparado el molde refrigerar durante 15 minutos para que se endurezca la mantequilla. Luego podéis espolvorear con harina y quitar el excedente dando la vuelta al molde. A continuación rellenad los huecos del molde sin sobrepasar 3/4 de su capacidad y hornead durante 8 a 10 minutos a media altura o hasta que se doren ligeramente o hasta que al introducir un palillo salga seco. Recordad no abrir el horno hasta ese tiempo. Sacad del horno y dejad que se temple unos 10 a 15 minutos antes de desmoldarlas.

  Sirve las madeleines tibias o déjalas enfriar y guárdalas en un bote hermético hasta el momento de servir para que se conserven esponjosas y húmedas.

  La verdad es que están deliciosas. Y yo creo que lo están aún más al hacerlas en un molde pequeño. La miel les da un toque mmmmmm jugoso.

DSC00115 (Copiar)

  ¡Cuántos postres han inventado los franceses para deleite del resto del mundo! Croissants, crêpes, macarons, madeleines, … Gracias mil

DSC00116 (Copiar)

SI TENÉIS ALGUNA DUDA, SI OS HA GUSTADO LA RECETA, DADLE AL ME GUSTA, COMPARTID O DEJAD UN COMENTARIO. GRACIAS POR LEER MI BLOG Y HASTA LA PRÓXIMA ENTRADA. PATRI.

Magdalenas valencianas

DSC00055 (Copiar)

  La primera vez que vi estas magdalenas pensé “pero que forma más rara tienen”. Cuando las mojé por primera vez en la leche entendí el por qué de la forma. Las magdalenas redondas con pico, moño o planas son como más bonitas y apetecibles pero en realidad son más incómodas de mojar en la leche. Porque mira que están buenas “sucadas” en la leche, como decimos en Valencia.

  No es la receta en sí sino la forma de la magdalena. Así que decidí utilizar la receta de Xavier Garriga, esta vez con canela y con la ralladura de la naranja. Cual fue mi sorpresa al hornearlas y probarlas, saben como la coca de llanda!!!!! La otra vez que hice magdalenas con la receta de Xavier Garriga cambié la canela y la ralladura de naranja por pasta de vainilla, estaban muy buenas, y con pepitas de chocolate más todavía. Pero cuando la seguí al pie de la letra, es que sabe igual que la coca de mida.

  Buscando recetas de valencianas primero utilicé una página que reúne las recetas de toda la vida de la Comunidad Valenciana, os la recomiendo.

  Lo difícil es encontrar el molde rígido, las cápsulas de papel blancas alargadas son fáciles de encontrar en Valencia. Los moldes rígidos de metal tipo pastelitos son ovalados en su base, y los de financiers muy bajos. Encontré unos rectangulares planos de silicona pero mis cápsulas eran más grandes, no acoplaba así que se deformaban. Lo mejor es utilizar ese molde pero sin la cápsula. Si no tenéis molde podéis hornear en las cápsulas de papel alargadas poniendo 2 en lugar de una y colocarlas directamente en la bandeja del horno o en un molde rectangular, sin llenar mucho las cápsulas para evitar que el peso las desborde o se junten unas a otras. Y ahora vamos con la receta de las valencianas caseras paso a paso.

DSC00060 (Copiar)

Magdalenas valencianas

INGREDIENTES:

– 2 huevos XL (o 125 gr)

– 175 gr de azúcar

– 60 ml de leche

– 190 ml de aceite de oliva suave (también puede ser de girasol)

– 210 gr de harina floja (190 gr de harina de todo uso + 20 gr de Maizena)

– 2 cucharaditas o TSP de levadura en polvo

– Ralladura de 1 limón

–  1 cucharadita o TSP de canela en polvo, al gusto

– Una pizca de sal

– Un puñado de pepitas de chocolate (opcional)

Y ahora el paso a paso:

    DSC00043 (Copiar) DSC00044 (Copiar) DSC00048 (Copiar)

   DSC00049 (Copiar) DSC00050 (Copiar) DSC00051 (Copiar)

Primero tamizamos la harina con la levadura en polvo, la sal, la ralladura de naranja, y la canela, reservamos. Luego batimos a velocidad media los huevos con el azúcar hasta que espumen, incorporando aire a la masa. Luego añadimos la leche, bajando la velocidad para evitar que la mezcla baje. Luego sin dejar de batir añadís el aceite poco a poco homogeneizando la mezcla poco a poco. A continuación agregad los ingredientes secos en dos veces a velocidad baja, lo justo para incorporar la harina a la mezcla.

Lo recomendable en este punto sería dejar la masa cubierta con un trapo en la nevera reposando 1 hora. Incluso podéis preparar la mezcla y dejarla reposar hasta el día siguiente para hornear unas magdalenas para el desayuno. Es la ventaja de utilizar polvo de hornear en lugar de bicarbonato sódico.

Una vez pasado el tiempo mínimo de reposo precalentad el horno a 250º. Removed la masa a mano con una espátula o con un batidor de mano y repartid por las cápsulas sin llenarlas más de 3/4 partes de su capacidad. Podéis añadirle un poco de azúcar para hacer esa costra tan característica de las magdalenas de toda la vida.

Bajad la temperatura a 210º y hornead a media altura (en mi caso es siempre la segunda de las 4 alturas, empezando desde abajo) durante 16 ó 18 minutos o hasta que al pinchar la magdalena un palito salga seco. Dejad 5 minutos en los moldes y luego enfriad en una rejilla al aire.

DSC00054 (Copiar)

  Magdalenas Valencianas de toda la vida, sabor tradicional, como las de antes. Seguro que si las probáis os recordará a vuestra infancia.

DSC00057 (Copiar)

  SI TENÉIS ALGUNA DUDA, SI OS HA GUSTADO LA RECETA, DADLE AL ME GUSTA, COMPARTID O DEJAD UN COMENTARIO. GRACIAS POR LEER MI BLOG Y HASTA LA PRÓXIMA ENTRADA. PATRI.

Magdalenas caseras

DSC_2214 (Copiar)

  Cuando mi suegra dijo que sin duda eran las magdalenas más buenas que había probado en su vida, entonces me di cuenta de que era la receta perfecta de magdalenas caseras de toda la vida. Y si además le añades pepitas extragrandes de chocolate de Hershey’s mmmmmmmm. Estas perfectas magdalenas caseras además podéis hacerlas al natural sin nada, o añadirles piñones, pepitas de chocolate, frutos rojos, pasas, trozos de frutos secos o simplemente un poco de azúcar para hacer esa costra tan característica.

  La receta es del panadero de moda, Xavier Barriga. No sólo os recomiendo esta receta si no cualquiera de sus libros. Todo un profesional con recetas excelentes.

  Aunque esta vez en lugar de ralladura de limón le he puesto vainilla en pasta, ya sabéis que me encanta la vainilla, pues he estrenado un bote de Home Chef, vaya olor mmmmmm. En mis comienzos empecé a utilizar extracto de vainilla de Vahiné. Luego mejoraron notablemente mis recetas utilizando Vainilla Bourbon de Madagascar de Lorann gourmet (realmente buena). Y cuando Belén de Cupcakes a Gogó me dio a oler la de Home Chef en pasta pensé, en cuanto se me acabé la otra la pruebo. Y acerté, ¡es un sabor tan bueno y diferente! ¡Qué ya no la cambio por ninguna!

DSC_2229 (Copiar)

  Quizás las magdalenas sean más conocidas fuera de Francia por su presencia en la novela de Marcel Proust, En busca del tiempo perdido, en que el narrador recobra la memoria de su infancia después de oler y comer una magdalena mojada en té. Sin embargo, Proust se refería a la variedad concreta de Commercy, en Lorena, a la que llamaba “petite madeleine”, que no se deshace al empaparse.

  De acuerdo a una versión, la magdalena de Commercy debe su nombre a una joven criada llamada Madeleine Paulmier, que en 1755 elaboró estos pastelitos para el rey de Polonia Stanislas Leszczyński, que tenía allí un palacio. Esta tradición es todavía muy popular hoy en día.

  Otras fuentes las remontan a la época de los peregrinajes a Santiago de Compostela. Una joven llamada Magdalena les servía a los peregrinos unos pastelitos en forma de concha, símbolo de este peregrinaje. Las “magdalenas” se extendieron a lo largo de los caminos de Santiago, lo que explica su tradicional implantación en España. Desde luego me gusta más esta versión.

Fuente: Wikipedia.

  Y dicho esto, vamos a por la receta. Se puede hacer a mano o con batidor eléctrico, os recomiendo este último. Ya sabéis que yo uso el robot de cocina Bosch, sencillo y económico, con resultados excelentes.

Magdalenas caseras.

INGREDIENTES:

– 2 huevos XL (o 125 gr)

– 175 gr de azúcar

– 60 ml de leche

– 190 ml de aceite de oliva suave (también puede ser de girasol)

– 210 gr de harina floja (190 gr de harina de todo uso + 20 gr de Maizena)

– 2 cucharaditas o TSP de levadura en polvo

– 1 ó 2 cucharaditas de extracto de vainilla ( o ralladura de limón y 1 TSP de canela en polvo) al gusto

– Una pizca de sal

  Y ahora el paso a paso:

OLYMPUS DIGITAL CAMERA     OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA     OLYMPUS DIGITAL CAMERA

  Primero tamizamos la harina con la levadura en polvo y reservamos. Luego batimos a velocidad media los huevos con el azúcar hasta que espumen, incorporando aire a la masa. Luego añadimos la leche, bajando la velocidad para evitar que la mezcla baje. Luego sin dejar de batir añadís el aceite poco a poco homogeneizando la mezcla poco a poco. A continuación agregad la harina tamizada con la levadura en dos veces a velocidad baja, lo justo para incorporar la harina a la mezcla.

  Lo recomendable en este punto sería dejar la masa cubierta con un trapo en la nevera reposando 1 hora. Incluso podéis preparar la mezcla y dejarla reposar hasta el día siguiente para hornear unas magdalenas para el desayuno. Es la ventaja de utilizar polvo de hornear.

  Una vez pasado el tiempo mínimo de reposo precalentad el horno a 250º.  Removed la masa a mano con una espátula o con un batidor de mano y repartid por las cápsulas sin llenarlas más de 3/4 partes de su capacidad. Como os he dicho antes podéis añadirles piñones, pepitas de chocolate, frutos rojos, pasas, trozos de frutos secos o simplemente un poco de azúcar para hacer esa costra tan característica de las magdalenas de toda la vida.

  Bajad la temperatura a 210º y hornead a media altura (en mi caso es siempre la segunda de las 4 alturas, empezando desde abajo) durante 16 ó 18 minutos o hasta que al pinchar la magdalena un palito salga seco. Dejad 5 minutos enlos moldes y luego enfriad en una rejilla al aire.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA     OLYMPUS DIGITAL CAMERA

DSC_2224 (Copiar)     OLYMPUS DIGITAL CAMERA

  Y ahora a disfrutar esta delicia, recién hechas están buenísimas, y al día siguiente o al otro también, pero más no lo sé porque no duran tanto en casa. También podéis congelarlas recién hechas metiéndolas en bolsas de congelación aún calientes para conservar la humedad, bien selladas y cuando vayáis a sacarlas hacedlo a temperatura ambiente en su misma bolsa.

  No sólo me encanta de los postres el hacerlos y comerlos, todo lo que es el menaje, las telas, cubiertos y artilugios mil de la cocina me encantan, si tuviera una cocina más grande …

  Mi suegra me dio el otro día un trapito antiguo (de su propia suegra o incluso de la madre de su suegra), así que tiene solera. Y mira por donde ha llegado a mí.

DSC_2221 (Copiar)

  Pues más antigua debe ser esta receta y mira por dónde disfrutando de ella, porque lo moderno está bien. Pero lo de toda la vida también.

  Por cierto además de estrenar vainilla y las pepitas de chocolate de Hershey’s también he estrenado cápsulas, con estas no fallas. ¿No os pasa a veces que compráis unas cápsulas de papel monísimas pero luego tras el horneado se quedan tan aceitosas que pierde toda la gracia el dibujo? Pues con estas no pasa, cuestan 3 euros, éso sí, pero sulfurizadas por dentro mantienen el dibujo exterior perfecto. Vienen en packs de 20, son de la marca Lily Cook de El Corte Inglés. Están en negro, rosa y azul.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

  SI TENÉIS ALGUNA DUDA, SI OS HA GUSTADO LA RECETA, DADLE AL ME GUSTA, COMPARTID O DEJAD UN COMENTARIO. GRACIAS POR LEER MI BLOG Y HASTA LA PRÓXIMA ENTRADA. PATRI.