Cupcakes Selva Negra

  Si hay una fruta que me encanta hasta decir basta esas son las cerezas. Estaba deseando hacer la Tarta Selva Negra. Tanto, que la he hecho dos veces, y una tercera en forma de cupcake. Tengo tantas recetas pendientes y tantos libros de repostería que necesitaría 500 vidas para hornearlo todo pero bueno me conformaré con la presente y con un poco de paciencia seguiré haciendo eso que tanto que me gusta, hacer repostería. Ya he publicado en 5 años más de 300 recetas así que voy bien.

  Hoy os traigo una receta tuneada, la receta del bizcocho del cupcake la tomé prestada de Ina-Janine Johnsen, una bloguera alemana afincada en Noruega. El resto es cosecha mía, he adaptado el relleno típico de la Tarta Selva Negra a formato Cupcake. Ina, la autora del blog Mat På Bordet, publicó esta receta hace unos años en la revista noruega Bake. Y dicha revista fue a parar a mis manos en un aeropuerto de Stavanger (Noruega) allá por el año 2.014, ya era hora de hacer alguna receta más ¿no?

Si quieres saber la historia de este típico postre alemán, la Schwarzwälder Kirsch Torte, visita el anterior post.

  Y ahora vamos con la receta. Además del bizcocho de chocolate necesitaremos mermelada de cerezas, Griottines o cerezas agrias en almíbar (si es con Kirsch, mejor), el almíbar de las cerezas para humedecer el bizcocho, chocolate negro rallado, nata montada y cerezas frescas o en almíbar. Como siempre ingredientes a temperatura ambiente.

No me diréis que no son preciosos ¿eh?

El rojo cereza es mmmmmm

 

Cupcakes Selva Negra

INGREDIENTES (para 20 cupcakes):

Bizcocho

– 240 g de harina de repostería (200 g de harina normal+40 g de maizena)

– 60 g de cacao en polvo (he usado Valor)

– 1 cucharadita o TSP de bicarbonato sódico

– 1 cucharadita o TSP de polvo de hornear

– 1 cucharadita o TSP de sal

– 1 cucharadita o TSP de café soluble

– 225 g de mantequilla sin sal (pomada)

– 300 g de azúcar

– 3 huevos

– 1 cucharadita o TSP de extracto de vainilla

– 150 g de nata fresca o crème fraîche 

– 120 ml de agua caliente

Relleno

– 1 tarro mediano de mermelada de cerezas

– Griottines o cerezas agrias en conserva deshuesadas (1 cereza por cupcake)

– Almíbar de la conserva

– Kirsch al gusto (yo le añadí un buen chorro al almíbar)

Cobertura

– Unos 100 g de ganaché de chocolate (2 partes de chocolate 1 de nata)

– Chocolate mínimo 50% de cacao, rallado o en virutas

– 300 ml de nata montada (nata para montar con un mínimo de 35’1% de man. grasa+azúcar glas al gusto)

– Cerezas frescas para coronar el cupcake (si no es temporada, en almíbar)

  En un bol tamizar juntos todos los ingredientes secos (harinas, cacao, bicarbonato, polvo de hornear, sal, café soluble) y reservar. Preparar el molde de cupcakes con sus cápsulas. Precalentar el horno a 180ºC con calor arriba y abajo.   En el bol de un robot de cocina tipo KA batir la mantequilla hasta que esté cremosa, añadir el azúcar e integrar. A continuación agregar los huevos uno a uno. Después añadir la vainilla y la nata fresca integrando después de añadir cada ingrediente. Finalmente agregar el agua caliente e integrar. Repartir de manera equitativa en las cápsulas, sin sobrepasar los 2/3 del volumen de la cápsula y hornear a media altura a 180ºC durante unos 15-20 minutos. Para asegurarse de que estén bien hechos pinchar en el centro del cupcake con un palito y si sale seco están perfectos si no hornear unos minutos más. No los horneéis de más, entre mucho y poco está la perfección. Unos cupcakes de chocolate horneados de más quedarán secos y con un sabor retostado. Han de quedar esponjosos. Dejar 5 minutos en el molde y luego enfriar sobre una rejilla. Una vez tibios verter 1 TBSP o cucharada sopera de almíbar con Kirsch sobre el cupcake. Después descorazonar un trozo del centro del cupcake y rellenar con mermelada y 2 mitades deshuesadas de cereza en conserva y después colocar la mitad del pedacito que habíamos retirado. Comeros el otro pedacito y veréis qué esponjosidad. Verter 1 TBSP o cucharada sopera de ganaché sobre la superficie y dejar que se tibie un poco.

  Mientras preparar la Chantilly o nata montada y con la ayuda de una manga pastelera y boquilla (yo he utilizado una redonda) hacer un buen “moño”. Luego espolvorear con chocolate rallado y coronar con una cereza.

Ahora ya podéis hincarle el diente, es puro placer !!!!!!

Quien lo prueba quiere repetir.

Un postre lujurioso.

Esto es como Chocolates Valor, placer adulto.

  SI TENÉIS ALGUNA DUDA, SI OS HA GUSTADO LA RECETA, DADLE AL ME GUSTA, COMPARTID O DEJAD UN COMENTARIO. GRACIAS POR LEER MI BLOG Y HASTA LA PRÓXIMA ENTRADA. PATRI.

Anuncios

Cupcakes de calabaza con frosting de chocolate

  Sí, ya sé que se han acabado las fiestas pero es que me puse en modo Navidad y me cuesta dejarlo. Me encanta, he decidido que la corona de Navidad de mi cocina va a seguir ahí. Me resisto a olvidar. Con mucha pena recogí ayer el Belén de Ferrándiz, el árbol de Navidad, el carrusel y la ciudad invernal, los adornos y hasta el Belén de Playmobil de mis hijas. Pero la vida sigue y hay que esperar a la próxima. Hoy os traigo mi receta favorita de bizcocho de calabaza del mundo mundial tuneada y un frosting de chocolate que ya preparé en Halloween y del que os debía la receta. Es untuoso, no demasiado pesado, chocolateado, mmmm delicioso.

  Este bizcocho lo he hecho de todas las formas posibles: muffin, cupcake, loaf, bizcocho clásico, Bundt cake, mini bundt cakes, layer cake e incluso lo he regalado en mini loafs. Es un todoterreno.  Y lo único que cambio es el molde y el tiempo de horneado, los ingredientes son los mismos para todas las versiones. La primera vez que vi la receta en el  libro de Bea Roque pensé “calabaza asada y especias”, seguro que me gusta. Pues no, me encanta, y en casa y con los amigos siempre triunfa. A su vez esta receta Bea la descubrió en el libro Miette, de Meg Ray, las 100 recetas secretas de una mítica pastelería de San Francisco. La primera receta que publiqué de este Pumpkin Walnut Cake fue un Bundt cake, cuando ni siquiera tenía moldes de Nordic Ware. Con el tiempo la he ido adaptando un poco, he cambiado el azúcar blanco por moreno o panela, el que tenga más a mano, he hecho mi propia mezcla de especias (Pumpkin Spice Mix), mezclo un poco de harina integral con la blanca, ya no le pongo nueces, ni troceadas ni molidas cuando son versiones mini o cupcakes y he reducido un poco la cantidad de azúcar. Simplemente pasando los trozos de calabaza asada por la pala de la K.A. ni siquiera la trituro. Así que era el momento de publicarla de nuevo, porque ya la he hecho mía.

  Esta vez los he acompañado de un maravilloso frosting de chocolate, de Manuela Kjeilen, una de mis blogueras favoritas. Su blog Passion 4 baking no tiene desperdicio. Sus recetas nunca fallan. Tiene su propio programa de TV, Manuela’s Dinner. Y aunque no me gusta el exceso de estética sesentera me encantan sus recetas, nunca fallan.

  Ya lo he hecho 2 veces y es increíblemente sedoso. Queda más firme si los chocolates son cacao puro y tableta de 70% .

  Esta vez he vuelto a hacer de pinche de cocina de mi hija Martina. A mi pequeña le encanta meterse conmigo en la cocina.

 

Cupcakes de calabaza y frosting de chocolate

INGREDIENTES (24 cupcakes):

Cupcakes

– 250 g de harina (150 g de todo uso, 100 g integral de trigo)

– 1 ½ cucharadita o TSP de bicarbonato sódico

– 3 cucharaditas o TSP de Pumpkin spice pie mix

– Una pizca de sal

– 4 huevos L

– 250 g de azúcar moreno o panela

– 250 ml de aceite de oliva suave

– 400 g de puré de calabaza asada

Frosting 

Sirope de chocolate:

– 125 g de cacao en polvo

– 160 ml de café

– 150 g de azúcar

– 60 g de chocolate puro 70%

Frosting

– 500 ml de nata líquida 35’1 % de mat. grasa

– 240 g de queso Mascarpone

– 195 g de icing sugar

– 2 cucharaditas  TSP de pasta o extracto de vainilla

– Sirope de chocolate

 

 

Preparación

Cupcakes

  Precalentar el horno a a 175ºC con calor arriba y abajo. Preparar las cápsulas y el molde de cupcakes. Mezclar las harinas con el bicarbonato, el mix de especias y la sal, tamizar y reservar. Batir los huevos con el azúcar integrando bien los ingredientes hasta que espumen. A velocidad baja añadimos el aceite de oliva poco a poco y luego batimos a más potencia homogeneizando la mezcla. Ahora le toca el turno a la calabaza, agregar el puré de calabaza, o la calabaza a trozos, y seguir batiendo. Veréis qué color anaranjado más bonito coge. Añadir la mezcla de los ingredientes secos tamizados en 2 ó 3 veces. Mezclar bien sin sobrebatir, mejor hacerlo con una espátula. Hornear unos 25 minutos a media altura o hasta que al pinchar el centro con un palito este salga limpio. Sacar del horno dejar 5 minutos en el molde y luego enfriar sobre una rejilla.

Frosting

    Trocear el chocolate y reservar en un bol. En un cazo mezclar el café, el cacao y el azúcar. A medio fuego llevar a ebullición removiendo constantemente. Cuando empiece a burbujear retirar de la fuente de calor. Verter la mezcla sobre el chocolate y remover hasta que se integre todo. Dejar enfriar 10 minutos. En a K.A. o con la ayuda de un batidor mezclar el Mascarpone, la nata fría y el icing sugar hasta que quede una mezcla esponjosa. Añadir la vainilla, integrar. Agregar el sirope de chocolate y mezclar con la ayuda de una espátula con movimientos envolventes. Rellenar una manga pastelera con boquilla (yo usé una de estrella, la 1M de Wilton) y decorar vuestros cupcakes. Os dejo este vídeo que publiqué en Instagram. La combinación de chocolate y calabaza es increíble.

 

Con un bonito y sencillo adorno queda de lo más navideño.

O ¿por qué no?, para Halloween.

Un detalle que siempre triunfa entre las profes de mis hijas.

Sí, los volví a hacer, esta vez con frosting de Tía María.

Con mi nuevo Cake Stand de mármol y madera.

 

  SI TENÉIS ALGUNA DUDA, SI OS HA GUSTADO LA RECETA, DADLE AL ME GUSTA, COMPARTID O DEJAD UN COMENTARIO. GRACIAS POR LEER MI BLOG Y HASTA LA PRÓXIMA ENTRADA. PATRI.

Cupcakes de fresa con SMB

DSC09799

  Se nota que estoy en verano, me cuesta encender el horno y también ponerme cara al ordenador. En la terraza estamos más fresquitos por la tarde-noche pero estos cupcakes tenía que subirlos ya porque me han conquistado, a mí y a mi familia y a los amigos que los han probado.

DSC09804

  Hoy os traigo un postre delicioso. ¿Quién se puede resistir a las fresas de verano? En Consum y en Lidl traen unas fresas pequeñas, bien formadas, todas carnosas, sin parte blanca y con el sabor de las fresas de siempre. Así que me dije algo tengo que hacer con ellas. En primavera es la temporada de fresas pero se me cae un mito cuando veo esos fresones amorfos, medio amarillos, enormes y que no saben a nada. Pero estas fresas son un dulce!!!!! Y no me he podido resistir a encender el horno.

DSC09800

  Llevaba tiempo queriendo hacer esta receta de Martha Stewart de su libro Cupcakes pero no me atrevía porque no me suele gustar la fruta cocida. Y pensé hacerlo con puré de fresas en lugar de troceadas, pero al final me decidí a hacerlas y ha sido todo un acierto. Decir que están buenos es poco. Si no los hacéis acabaréis lamiendo la pantalla del ordenador. Están de muerte. Y son ¡tan vistosos!

DSC09807

  Las cantidades las he adaptado porque en su libro salen unos 34 cupcakes. Por primera vez he hecho buttercream con merengue suizo, y está realmente deliciosa. Así le he dado salida a unas cuantas claras que tenía en la nevera. Después de hacer merengue italiano o francés a cascoporro con los macarons, ya sólo me queda el japonés. Otras veces, para la buttercream,  he utilizado la pasta de fresa de Home Chef pero esta vez aprovechando que las fresas estaban tan ricas lo he hecho con puré, todo natural, hasta he utilizado el extracto de vainilla casero. Además he hecho las cupcakes con leche entera cántabra de El buen Pastor y mantequilla (esta vez con sal, por eso no he añadido más) de los Valles Unidos del Asón, recomendación de Elena de Ponona Cakes. Cuando fuimos este verano a Cantabria tuve la oportunidad de visitar su obrador, es un magnífica repostera, diseñadora y decoradora de tartas, sus creaciones son increíbles. Si vives por la zona y quieres algo único y especial, no lo dudes, Ponona Cakes.

thumb_IMG_1902_1024

  Con ingredientes naturales, sin colorantes. Todos a temperatura ambiente.

DSC09806
Cupcakes de fresa

INGREDIENTES (para 15 cupcakes):

Cupcakes

– 115 g de mantequilla (yo esta vez con sal)

– 225 g de azúcar

– 105 g de huevo entero

– 30 g de clara de huevo

– 1 ó 2 TSP o cucharaditas de extracto de vainilla

– 200 g de harina de repostería

– 1/2 TBSP o cucharada de polvo de hornear

– 120 ml de leche entera

– 250 g de fresas lavadas, sin ratito y troceadas

thumb_IMG_1903_1024     thumb_IMG_1904_1024

  Precalentar el horno a 180º C. Preparar un molde de cupcakes con cápsulas de papel. Tamizar juntos la harina y el polvo de hornear, reservar. En un bol, con la ayuda de un robot de cocina, batir la mantequilla y el azúcar durante 3 ó 4 minutos hasta que palidezca y esté bien cremoso. Añadir los huevos y la clara de uno en uno y batir tras cada uno. Luego añadir la vainilla.

thumb_IMG_1905_1024     thumb_IMG_1906_1024

  Integrar y añadir la harina y el polvo de hornear tamizados en tres veces alternando con la leche, acabar con la harina.  Siempre a velocidad baja, integrar sin sobrebatir.

thumb_IMG_1907_1024     thumb_IMG_1908_1024

  Agregar las fresas lavadas, sin ratito y troceadas. Mezclar con la ayuda de una espátula.

thumb_IMG_1910_1024     thumb_IMG_1911_1024

  Con la ayuda de una cuchara de helado ( 2 cucharas soperas) repartir la masa en las cápsulas, sin llenar más de 2/3 de cada cápsula. Hornear a 180ºC, a media altura unos 25-30 minutos o hasta que al pinchar la masa con un palito este salga limpio y la superficie se dore ligeramente. Mientras se hornean preparamos la SMB. Una vez horneados dejar que se enfríen en una rejilla.

Buttercream de merengue suizo (SMB)

– 5 claras de huevo (unos 150 g)

– 190 g de azúcar

– 210 g de mantequilla sin sal

– 100 g de fresas trituradas

– 15 fresas para decorar (enteras, laminadas, al gusto)

thumb_IMG_1915_1024     thumb_IMG_1916_1024

  En un cazo al baño María calentamos las claras con el azúcar hasta alcanzar 65ºC, sin dejar de remover para que no cuajen las claras, hasta que se disuelva el azúcar por completo. Si no disponéis de termómetro de azúcar calentar a fuego medio hasta que se disuelva el azúcar y al tacto (con cuidado de no quemaros) no se noten los granos de azúcar.

thumb_IMG_1917_1024     thumb_IMG_1919_1024

  Una vez alcanzada la temperatura pasar a un bol y batir con la ayuda de varillas eléctricas a velocidad media hasta que empiece a hacer burbujas (ver foto) y a continuación aumentar a velocidad alta hasta que el merengue esté firme y brillante formando picos (unos 10 minutos), pero no seco, notaréis al apoyar las manos en las paredes que ya no está caliente. A continuación cambiar las varillas por la pala y añadir la mantequilla cortada en dados, muy poco a poco y bajando la velocidad a baja. Es importante no sobrebatir pues se licúa la mezcla. Si queda algo cuajada la mezcla o más líquida al principio no os preocupéis. Meted el bol en la nevera unos 10 minutos y volved a batir, veréis como se arregla. Si por el contrario se ha enfriado mucho la mezcla podéis ponerla de nuevo al baño María unos segundos y volver a montar. Veréis que aunque al principio cuesta cogerle el punto luego es muy agradecido y fácil de corregir este merengue.

thumb_IMG_1918_1024     thumb_IMG_1920_1024

Con la ayuda de un procesador de alimentos picar las fresas hasta que se hagan puré.

thumb_IMG_1921_1024      thumb_IMG_1923_1024

  Incorporar el puré a la buttercream batiendo con la pala lo justo para integrar. Con la cantidad que os he puesto se decoran los 15 cupcakes. Colocad en una manga pastelera y decorad. Yo he utilizado la boquilla de estrella 1M de Wilton. Si las fresas que habéis escogido son pequeñas podéis decorar con una entera, si son más grandes podéis laminarlas. En la variedad está el gusto.

DSC09802

Con estas cupcakes triunfas seguro.

DSC09808

Si es que además son taaaaaan bonitas.

DSC09816

  Para guardarlas en la nevera o unas horas sin refrigerar nada mejor que una campana de cristal.

  Hoy quería aprovechar y presentar en sociedad a Lenny, un lindo gatito Persa que no tiene ni dos meses. Es tranquilo, cariñoso y dormilón. Mis hijas están FELICES, se acaba el verano, ya queda poco para que empiece el cole y no podíamos haber elegido otro colofón como fin de fiesta. Después de un año sin gatos tras haber pasado a mejor vida nuestro gato Simón de 14 años y el año anterior nuestro Persa Duke, no hemos podido resistir la tentación de llenar nuestras vidas de nuevo con otro miembro más en la familia ¿qué os parece nuestro minino? ¿A qué es precioso?

13939473_1111323795617506_5713425267737522467_n

  SI TENÉIS ALGUNA DUDA, SI OS HA GUSTADO LA RECETA, DADLE AL ME GUSTA, COMPARTID O DEJAD UN COMENTARIO. GRACIAS POR LEER MI BLOG Y HASTA LA PRÓXIMA ENTRADA. PATRI.

Cupcakes de Juego de Tronos

DSC09642

  Ver la cara de uno de mis mejores amigos ante una de mis creaciones y verlo boquiabierto y feliz es el mejor regalo para una repostera. Que algo hecho artesanalmente y con mucho esfuerzo y cariño genere eso es lo que más me gusta de mi afición desmesurada a la repostería. Todo esfuerzo tiene su recompensa.

  Después de volver de vacaciones por tierras cántabras tenía que hacerle a mi amigo Carlos algo especial por su cumpleaños. No sólo es uno de mis mejores amigos, que para mí lo es todo, sino que además es uno de los culpables de que me tirara a la piscina con mi afición a los dulces. Hace tres años que diseñó y le dio estructura al blog así que con más motivo tenía que ser algo especial. Ya le hice una vez unos cupcakes de Star Wars. Así que sabiendo lo mucho que le gusta la serie de Juego de Tronos lo tenía claro. Mi primera opción era hacer una tarta con el trono de hierro y utilizar los escudos de los reinos para rodear la tarta pero la semana fue un poco ajetreada y no dio para tanto. Así que pensé que sería más sencillo pero igualmente vistoso hacer unos cupcakes con los escudos. Con esto no quiero decir que no haga algún día ese trono …

DSC09643

  Realmente no ha sido fácil hacer los topares de fondant pero ahí está la satisfacción, la verdad. No quería hacerlos de glasa. Suelo utilizarlo para hacer topares pero esta vez lo veía hecho. Utilicé dibujos y las ilustraciones de los escudos de armas de la serie Juego de Tronos. En los libros de George R. R. Martin los dibujos son mucho más sencillos así que preferí seguir el modelo de la serie de HBO. Me hice mi propia plantilla en papel de horno y en plástico para los dibujos más difíciles. Os dejo un pequeño paso a paso esta vez del proceso creativo de los toppers de fondant. Próximamente os dejo la receta de los cupcakes  Samoa (cupcake de chocolate con frosting de caramelo salado) que están brutales!!!!!

thumb_IMG_1270_1024

Topares de fondant hechos a mano.

DSC09639

Cupcakes Samoa

DSC09657

Algunos de los Siete Reinos de Poniente.

thumb_IMG_1241_1024     thumb_IMG_1242_1024

  A partir de un dibujo hago la plantilla, recorto el fondant y marco los detalles. Este fue uno de los más sencillos de hacer.

thumb_IMG_1244_1024     thumb_IMG_1247_1024

Este de la casa Arryn también es de dificultad baja. Hacer el aro concéntrico fue lo más difícil. Con dos moldes circulares quedó perfecto.

thumb_IMG_1256_1024     thumb_IMG_1257_1024

  El león fue uno de los más complicados porque hacer la plantilla con tanto recoveco me dio más de un quebradero de cabeza. La plantilla la hice en plástico transparente duro para que no se deformara mucho. Así que los bordes de la silueta los acabe sobre el disco de fondant porque tenía mucho detalle.

thumb_IMG_1263_1024

  Luego lo pinté a mano con tinta colorante comestible diluida en alcohol. Como veis no le falta detalle.

thumb_IMG_1264_1024

  Siguiendo el procedimiento anterior hice también los dragones. Otro reto. Muy complicado, sobre todo los bordes y la lengua bífida. Me di por vencida al principio porque con el calor y la humedad que hace ahora mismo en Valencia se me rompía el fondant cada dos por tres. Pero al final conseguí hacerlas como podéis ver en las otras fotos.

thumb_IMG_1265_1024

  Con la ayuda de un castillo de Shrek de mis niñas marqué los ladrillos del fondant de la casa Frey. Como veis no hace falta tener plantillas de todo, a veces, tenemos cosas por casa que nos pueden servir. Para algo tenemos una colección de castillos.

thumb_IMG_1269_1024

  El escudo de la casa Greyjoy es un calamar así que este lo hice a mano tentáculo a tentáculo y luego marqué zonas con pincel.

thumb_IMG_1278_1024

  De la casa Tully (la de la trucha) me acabo de dar cuenta de que no hice foto del paso a paso!!!!! Las prisas, que no son buenas compañeras. Menos mal que hay foto del conjunto. Con una plantilla y pintada a mano quedó francamente bien. El efecto punteado que veis en los círculos de fondant de la casa Stark (el lobo), Arryn y Tully lo hice con una esponja, para dar un toque como envejecido.

thumb_IMG_1250_1024

  Aquí podéis ver el resultado de las casas principales, podría haber hecho más pero creo que así quedó bien ¿no?

DSC09640

Encantada con el resultado final.

DSC09644

Casa Targaryen.

DSC09647

Casa Arryn.

DSC09649

Casa Greyjoy.

DSC09651

Casa Frey.

DSC09652

Casa Stark.

DSC09654

Casa Lannister.

thumb_IMG_1289_1024

Casa Tully.

  Si sois fans de la serie sabréis de qué hablo, si no, ya estáis tardando en verla, jejeje, a mí me encanta!!!!! Es una mezcla de historia de la Edad Media, intrigas palaciegas, amor, sexo y violencia. Un consejo: no os encariñéis con ningún personaje. Ahí lo dejo.

DSC09641

  Los toppers de fondant no dejé que nadie se los comiera. Mi amigo Charlie se los guardó de recuerdo. Después de lo costoso como para que acabe devorado !!!!!!!! Jejeje, los apoyé en unas galletas pero esta vez sin pegarlos. Así se los pudo guardar intactos. Lo que sí devoramos entre todos fueron los cupcakes samoa, simplemente deliciosos.

 SI TENÉIS ALGUNA DUDA, SI OS HA GUSTADO LA RECETA, DADLE AL ME GUSTA, COMPARTID O DEJAD UN COMENTARIO. GRACIAS POR LEER MI BLOG Y HASTA LA PRÓXIMA ENTRADA. PATRI.

Cupcakes de horchata

DSC07751

¿Hay algo más valenciano que la chufa? Ya sabéis lo mucho que me gusta la horchata. Pues bien, tenía antojo de horchata,  pero en invierno no apetece un vaso fresquito. Así que ya que hace unos días encontré aceite de chufa y aún me quedaba harina de chufas he aprovechado para hacer una nueva receta. Esta vez es cosecha propia, ha sido en plan ensayo error, una masa con falta de harina y otra de sobra, una más dulce y otra menos, una sube poco. Llevo varios días a dieta, a dieta de cupcakes de horchata!!!!! Ya hice una receta de magdalenas de horchata del blog de Su, de Webos Fritos, y me gustaron mucho. Luego hice mi propia receta de bizcocho de horchata con harina de chufa. Pero esta vez quería darle otro toque, más sabor a horchata, que fueran más valencianas todavía.

  Es curioso como con ingredientes parecidos pero en proporciones diferentes obtenemos tal cantidad de postres de textura y sabores diferentes. La repostería es pura física y química, lo llevo viendo tiempo, pero no deja de sorprenderme. Algunos productos de la lista de ingredientes no os serán fáciles de encontrar como la harina y el aceite de chufa. Podéis utilizar toda la harina normal y el aceite de oliva suave pero os aseguro que no sabrá igual si lo único que lleva es la horchata líquida. Entonces apenas se aprecia el sabor. He hecho la prueba y el aceite, la horchata y la harina de chufa son indispensables.

DSC07752

  Ayer me pasó una cosa muy curiosa, mirad lo que he encontré en internet:

  Hace un año publiqué en el blog una receta de bizcocho de harina de chufa y horchata. Utilicé la harina de chufa Balensya que compré en Ecorgánic Ecomarket. A este supermercado ecológico le gustó mi receta y tuvieron la deferencia de poner mi receta en su web, poniendo el enlace al post del blog como autora de la receta. Por casualidad buscando su producto de harina de chufa Balensya he encontrado una foto de un folleto con mi receta, incluyendo una foto del blog. Inmediatamente me he puse en contacto con la empresa Chufas Bou para aclararlo. Hoy mismo se han puesto ellos en contacto conmigo, todo fue un error y no hubo mala intención. Aclarado esto hemos llegado a un acuerdo, en el que me mencionarán como autora de la receta y tendrán un detalle conmigo. Así que todo arreglado. Quizá incluso sea el comienzo de una colaboración con ellos.
  Cuando yo publico una receta en el blog y no es mía SIEMPRE cito el origen, y pongo mis propias fotos, NUNCA cuelgo de fotos que no son mías como propias. Yo invierto tiempo y dinero en idear una receta propia, comprar los ingredientes, llevar a cabo a la receta con las pruebas pertinentes, monto set de fotografía y fotografío el postre, redacto un texto, edito fotos y publico el post en el blog y en RRSS. No recibo a cambio más que la satisfacción personal. Que para mí es suficiente. No soy repostera profesional y no me dedico a esto, en realidad, tengo otra profesión que me apasiona. La repostería me da muchas satisfacciones pero a día de hoy es un hobby. Pero en caso de utilizar mis recetas el rédito ha de ser el mío propio, claro.
  Aclarado esto, como veis, si el producto es bueno lo vuelvo a utilizar. Y eso es lo que he hecho con la harina de chufa Balensya. Volver a crear otra receta típica valenciana que va a pasar a ser un clásico en casa porque ha triunfado y mucho.
12665702_1117705244947093_1662863536_n
Folleto de la receta de Balensya
DSC02634
Mi foto original del bizcocho de harina de horchata

  Y ahora dicho esto, sigamos con la receta.

  La harina de chufa además de rica en proteínas contiene ácidos grasos Omega 3 y es una harina libre de gluten, por tanto, apta para celiacos. Para esta receta la tamizo y me aseguro de que en los 75 g que utilizo he desechado el sobrante, para que no dé aspereza a la masa. He utilizado la marca Balensya de Chufas Bou, de nuevo, con muy buenos resultados.

  El aceite de chufa que he utilizado es de chufa 100%, de la marca Essence, lo encontré hace unos días cuando iba al Mercado Central de Valencia a por especias, en una tienda de productos valencianos que está justo enfrente del Mercado. Se llama Productes Valencians Original CV y vende productos valencianos como el aceite de chufa entre otros muchos (cerveza, vino, arroz, conservas, quesos, dulces típicos, chufa, …). También tienen tienda en la Estación Joaquín Sorolla. Podéis comprar el aceite también en su tienda online. Es oleoso pero de un color más ambarino.

DSC07729

  La horchata si es de Alboraya con D.O. pues mejor, y no el “aguachirri” que venden en algunos supermercados, que es un sucedáneo de horchata o de origen desconocido. De las de supermercado me quedo con la de Maestro Horchatero de Chufi que es más densa y de sabor más intenso que las demás, la de Hacendado no tiene D.O. de Valencia en cambio la marca blanca de horchata de Consum sí tiene D.O.

  Aquí en Valencia, en Alboraya, está la cuna de la chufa, de la que obtenemos la harina de chufa, el aceite virgen de chufa y la horchata. Esa bebida que ya tomaban los egipcios, que los árabes trajeron a Valencia y que se obtiene a partir de un tubérculo, la chufa, será la base de esta receta. Aquí la chufa tiene D.O. y se cultiva en dieciséis pueblos de la comarca de L’Horta Nord. Si quieres saber las múltiples propiedades de esta bebida pincha aquí.

  Podéis utilizar sour cream como pone en la lista de ingredientes, yo últimamente la he hecho casera si no, la puedes encontrar en tiendas especializadas en productos ingleses como Iceland o en tiendas de alimentación rusas o rumanas. Ya sabéis que las emplean mucho en el Norte y Centroeuropa. En su defecto podríais utilizar yogur natural sin azúcar o crème fraîche (Kaiku o President) que venden en cualquier supermercado. No es exactamente lo mismo, cambia la proporción de grasa y la acidez, pero le dará jugosidad y enriquecerá la receta.

DSC07755

  Receta 100% valenciana y original de Tarta de Manzana:

DSC07760

Cupcakes de horchata

INGREDIENTES (para unos 15 cupcakes):

Cupcakes

– 150 g de harina de repostería (9 % de proteína máximo)

– 75 g de harina de chufa tamizada

– 1 + 1/2 TSP o cucharadita de levadura química o polvo de hornear

– 1/2 TSP o cucharadita de bicarbonato sódico

– 1/2 TSP o cucharadita de sal

– 2 huevos tamaño L o grande

– 150 g de azúcar blanco

– 100 ml de aceite virgen de chufa

– 150 ml de horchata

– 75 g de crema ácida o Sour cream (si quieres hacerla casera clica aquí)

– Ralladura de un limón

DSC07730     DSC07731

DSC07732     DSC07748

  Precalentar el horno a 180ºC. Preparar un molde con las cápsulas. Mezclar los ingredientes secos en un bol y tamizar (harinas, polvo de hornear, bicarbonato y sal). En otro bol grande batir ligeramente con varillas manuales los huevos con el azúcar y añadir el aceite de chufa, la horchata, la crema agria y la ralladura de limón. Una vez mezclados añadir los ingredientes secos en 2 veces e integrar pero, recordar, sin sobrebatir. Repartir la masa en las cápsulas con la ayuda de una cuchara de helado o 2 cucharas soperas. Si es para cupcake no llenar más de 2/3 la cápsulas. Si es para magdalena dejar un cm hasta el borde. Hornear a 180ºC a media altura durante unos 20 minutos o hasta que al pinchar un palito en el centro este salga limpio. Recordar que los tiempos de horneado son orientativos. Sacar del horno y dejar enfriar en una rejilla. Si los vais a decorar con buttercream os recomiendo esta:

Buttercream a la horchata

– 340 gr de azúcar glas o icing sugar

– 230 gr de mantequilla

– 8 TBSP o cucharadas soperas de horchata o al gusto de sabor y consistencia

– 1 ó 2 cucharadas soperas o TBSP de nata para montar grasa (35’1% mín. de materia grasa)

  Mezclar con la pala de robot de cocina la mantequilla y el azúcar, primero a velocidad baja y luego durante 3 minutos a velocidad media. Añadir la vainilla y la nata y batir más rápido 1 minuto más. Yo no he añadido ningún colorante. Decorar con boquilla y manga pastelera o al gusto.

  Podéis decorar el cupcake con unas chufas hidratadas o ralladura fina de limón o un poco de canela. Yo me he tomado la licencia de poner unas pipetas con horchata (serán cosas de enfermera). Queda como en plan cocktail.

DSC07750

  Si llenáis un poco más las cápsulas podéis hacerlas sin buttercream y quedan muy esponjosas, perfectas para un desayuno o merienda perfectos.

DSC07768

Han pasado a ser una de las favoritas en casa.

DSC07776

Como veis quedan esponjosas y sabrosas.

  SI TENÉIS ALGUNA DUDA, SI OS HA GUSTADO LA RECETA, DADLE AL ME GUSTA, COMPARTID O DEJAD UN COMENTARIO. GRACIAS POR LEER MI BLOG Y HASTA LA PRÓXIMA ENTRADA. PATRI.

Cupcakes de cerveza Guinness y Pretzels

DSC07685

 

 Me encanta hacer postres tanto como fotografiarlos y montar los sets. Y eso que tengo mucho que aprender sobre fotografía y poco tiempo. Pero bueno, la práctica hace maestros, así que practico siempre que puedo, algún día, … Hay maravillosas fotógrafas y reposteras, y algunas hacen las dos cosas a la vez. Todo sería más fácil con una réflex, pero la bridge de Sony que me regaló mi marido aún me tiene que durar mucho tiempo. Aunque muero por una cámara réflex con objetivo macro. Pero todo al mismo tiempo no se puede, pero con paciencia, se cumplen los sueños que están por llegar. Éso lo he aprendido con los años, ahora soy más paciente, menos impaciente vaya y menos rebelde. Cumplir años es lo que tiene. Así que cuando miro a mis hijas pienso cuánto les queda por aprender de la vida. La experiencia es la madre de la ciencia y no hay mayor verdad. Ahora recuerdo la frase de mis compañeras de trabajo cuando yo tenía 20 años, era “volvería a tus 20 con lo que sé ahora”. Tenían eso, unos 40 años. Y yo me acerco peligrosamente a los 40, ¡Dios!, con lo que me gustaba cumplir años. Aunque ahora soy más sabia.

  ¿Recordáis que el año pasado hice una Tarta Guinness para el Día del Padre? Pues este fin de semana lo he vuelto hacer, un postre con cerveza Guinness, pero esta vez en forma de cupcakes con un punto de sal. Si la receta es de Jamie del blog My Baking Addiction, es de las que no fallan. Ya sabéis que no soy yo muy amiga de las cervezas, sólo me gustan las cervezas negras y las belgas tipo Kriek como la Mort Subite. Pues bien, combinando la Guinness con el chocolate, oh My God, qué delicia. Esta vez he utilizado la variedad Guinness Draught, viene en lata y lleva dentro un artilugio que nitrogena el líquido devolviendo el gas con el que se embotella a presión durante el envasado igual que si fuese vertida en la jarra desde un barril y, además, hace que mantenga su sabor suave y cremoso.

  La historia de la cerveza Guinness comienza en el año 1.752 con la creación de la humilde cervecería en el condado de Kildare de Arthur Guinness. En el año 1.759 abre una cervecería en St. James’s Gate en Dublin, firmando un alquiler con las autoridades dublinesas por 9.000 años a razón de 45 libras anuales (eso es una renta antigua y lo demás son tonterías). Es a partir de 1.799 cuando comienza a centrar su producción en la cerveza oscura (porter), llamada así porque los vigilantes de las calles la toman (porter en inglés es vigilante. Dejando así de fabricar cerveza tipo ale o de fermentación alta. Y así va creciendo el imperio que empezó, como muchos, con muy poco. Y se va heredando de padres a hijos. En 1.833 se convierte en la cerveza más vendida en Irlanda. En 1.862 se crea la famosa etiqueta beige típica de Guinness que incluye tres elementos: la firma de Arthur, la legendaria y simbólica arpa y el nombre de Guinness. El arpa es el símbolo por antonomasia de Irlanda, con la salvedad de que Guinness lo registró como propio de manera que la empresa llegó a un acuerdo con el Estado irlandés. Así, el arpa que aparece en el escudo de armas de Irlanda es la misma pero al revés. El primer volumen del Guinness de los Records se publicó en 1955. Desde el año 1.997 forma parte de una multinacional inglesa, aunque se acordó que la marca mantendría algunos derechos propios como marca. Si quieres más información curiosa de la cerveza Guinness, pincha aquí.

DSC07695

Me encanta el contraste del chocolate con el punto de sal.

  Y ahora vamos con la receta. Está adaptada, el original podéis encontrarlo aquí. Me parecía demasiado hacer 36 cupcakes de una sola vez. Hace un tiempo que compré un molde de cupcakes con cavidades cuadradas así que he aprovechado la ocasión para hacer magdalenas cuadradas. Las cápsulas realmente son redondas solo que al colocarlas en el molde, con los dedos, le di forma cuadrada, el horneado hizo el resto. Me apetecía cambiar. La receta original utiliza cacao natural Hershey’s que es más ácido, por eso siempre se combina con bicarbonato sódico. Hay un truco para sustituir el cacao natural en polvo por el más común en España, el de proceso holandés (como el que suelo utilizar de Valor). Consiste en añadir un elemento ácido al cacao de proceso holandés como por ejemplo el cremor tártaro:

Cacao puro en polvo natural (Natural Unsweetened Cocoa Powder)
Por ejemplo Hershey’s, Ghirardelli y Scharffen Berger

3 TBSP (15 gr) cacao puro en polvo natural =  3 TBSP (15 gr) cacao proceso holandés + 1/8 TSP cremor tártaro o 1/8 TSP zumo de limón o vinagre

Cacao puro en polvo con proceso holandés (Dutch-Processed or Alkalized Unsweetened Cocoa Powder)
Por ejemplo el caco puro Valor, Droste, Lindt , Valhrona, Poulain, Pernigotti y Van Houten

3 TBSP (15 gr) cacao proceso holandés:   3 TBSP (15 gr) cacao puro en polvo natural + una pizca (1/8 TSP) de bicarbonato sódico

  Si no os gustan los pretiles podéis obviarlos y adornar con un poco de chocolate y una pizca de sal. Yo he utilizado sal de las salinas de Ibiza que me traje la última vez que estuve en Las Pitiusas. La podéis encontrar también en el club del gourmet de El Corte Inglés. Se extrae sal del parque natural de Ses Salines desde hace 2.700 años.

 

DSC07717

Cupcakes de cerveza Guiness

INGREDIENTES (para 12 cupcakes):

Cupcake

– 120 ml de cerveza negra Guinness
– 40 ml de leche entera
– 40 ml de aceite de oliva suave
– 1 TSP o cucharadita de extracto de vainilla
– 1 TSP o cucharadita de café soluble en polvo o granulado
– 1 huevo tamaño L
– 60 g de nata agria
– 20 g de cacao puro natural en polvo (yo he usado Hershey’s)
– 135 g de azúcar
– 100 g harina de todo uso
– 1/2 TSP o cucharadita de bicarbonato sódico

Ganaché de chocolate

– 110 gr de chocolate puro en trozos (entre 50 y 70% cacao, yo usé Valor)
– 75 ml de nata mínimo 35% de mar. grasa
– 1 chorrito de extracto de vainilla

Topping

– Pretzels
– Chocolate puro a trocitos
– Una pizca de sal gruesa

  Precalentar el horno a 180ºC. Preparar el molde de cupcakes con las cápsulas de papel. Tamizar juntos la harina, el cacao, el café soluble, el bicarbonato, el azúcar y reservar. En un bol mezclar la cerveza, la leche, el aceite y la vainilla y mezclar. Después ir añadiendo el huevo ligeramente batido, la crema agria y combinar. Ir añadiendo la mezcla de ingredientes secos e integrar sin sobrebatir. Hornear a media altura a 180ºC durante unos 20 minutos o hasta que al introducir un palito este salga limpio.

DSC07679     DSC07680

Mientras horneamos los cupcakes haremos el ganaché de chocolate, clica aquí.

DSC07681

  Untar la superficie del cupcake con el ganaché y adornar con trocitos de chocolate, pretzels y sal.

DSC07705

Y si los pretiles no son lo tuyo es tan fácil como no ponerlos.

DSC07701

Con unos trozos de un buen chocolate como el puro Valor y un punto de sal marina gruesa

DSC07710

  SI TENÉIS ALGUNA DUDA, SI OS HA GUSTADO LA RECETA, DADLE AL ME GUSTA, COMPARTID O DEJAD UN COMENTARIO. GRACIAS POR LEER MI BLOG Y HASTA LA PRÓXIMA ENTRADA. PATRI.

Cupcakes de manzana especiada con forma de bolas de nieve

DSC07493

  ¡Feliz Navidad a tod@s! Espero que hayáis pasado una Nochebuena y una Navidad feliz, feliz!!!!! Nosotros en casa con la familia, con niños pululando por ahí que dan mucha alegría y disfrutando del capón relleno que mi suegra prepara cada Nochebuena. Y de postre macarons navideños rellenos de crema de manzana especiada y cupcakes globos de nieve. Sí, cupcakes de manzana espaciada con una decoración muy vistosa que imita un globo de nieve de esos que meneas un poco y parece que está nevando. La receta la utilicé el año pasado, es muy navideña, y no falla. Deliciosa. Un poco de ganaché de chocolate blanco Valor y coco haciendo de copos de nieve. Vistoso es desde luego. Y utilicé algunos de los macarons navideños que preparé hace unas semanas y que congelé.

DSC07495

Lo vi en Pinterest y me encantó. Así que hoy de postre cupcakes nevados.

DSC07496

  Han quedado más opacos de lo que me hubiera gustado, pero bueno la próxima vez os enseño resultados más transparentes. He utilizado gelatina en láminas hidratada para hacer los globos. Preparé 8 globos y sobrevivieron sólo 4. Próximamente os enseñaré mis progresos. Pero, para ser la primera vez, no ha ido tan mal ¿no?

DSC07484

No es complicado pero tampoco tan fácil como parece.

DSC07498

Me gusta el efecto de bola de cristal nevada. Navideño total.

  SI TENÉIS ALGUNA DUDA, SI OS HA GUSTADO LA RECETA, DADLE AL ME GUSTA, COMPARTID O DEJAD UN COMENTARIO. GRACIAS POR LEER MI BLOG Y HASTA LA PRÓXIMA ENTRADA. PATRI.