Cupcakes Selva Negra


  Si hay una fruta que me encanta hasta decir basta esas son las cerezas. Estaba deseando hacer la Tarta Selva Negra. Tanto, que la he hecho dos veces, y una tercera en forma de cupcake. Tengo tantas recetas pendientes y tantos libros de repostería que necesitaría 500 vidas para hornearlo todo pero bueno me conformaré con la presente y con un poco de paciencia seguiré haciendo eso que tanto que me gusta, hacer repostería. Ya he publicado en 5 años más de 300 recetas así que voy bien.

  Hoy os traigo una receta tuneada, la receta del bizcocho del cupcake la tomé prestada de Ina-Janine Johnsen, una bloguera alemana afincada en Noruega. El resto es cosecha mía, he adaptado el relleno típico de la Tarta Selva Negra a formato Cupcake. Ina, la autora del blog Mat På Bordet, publicó esta receta hace unos años en la revista noruega Bake. Y dicha revista fue a parar a mis manos en un aeropuerto de Stavanger (Noruega) allá por el año 2.014, ya era hora de hacer alguna receta más ¿no?

Si quieres saber la historia de este típico postre alemán, la Schwarzwälder Kirsch Torte, visita el anterior post.

  Y ahora vamos con la receta. Además del bizcocho de chocolate necesitaremos mermelada de cerezas, Griottines o cerezas agrias en almíbar (si es con Kirsch, mejor), el almíbar de las cerezas para humedecer el bizcocho, chocolate negro rallado, nata montada y cerezas frescas o en almíbar. Como siempre ingredientes a temperatura ambiente.

No me diréis que no son preciosos ¿eh?

El rojo cereza es mmmmmm

 

Cupcakes Selva Negra

INGREDIENTES (para 20 cupcakes):

Bizcocho

– 240 g de harina de repostería (200 g de harina normal+40 g de maizena)

– 60 g de cacao en polvo (he usado Valor)

– 1 cucharadita o TSP de bicarbonato sódico

– 1 cucharadita o TSP de polvo de hornear

– 1 cucharadita o TSP de sal

– 1 cucharadita o TSP de café soluble

– 225 g de mantequilla sin sal (pomada)

– 300 g de azúcar

– 3 huevos

– 1 cucharadita o TSP de extracto de vainilla

– 150 g de nata fresca o crème fraîche 

– 120 ml de agua caliente

Relleno

– 1 tarro mediano de mermelada de cerezas

– Griottines o cerezas agrias en conserva deshuesadas (1 cereza por cupcake)

– Almíbar de la conserva

– Kirsch al gusto (yo le añadí un buen chorro al almíbar)

Cobertura

– Unos 100 g de ganaché de chocolate (2 partes de chocolate 1 de nata)

– Chocolate mínimo 50% de cacao, rallado o en virutas

– 300 ml de nata montada (nata para montar con un mínimo de 35’1% de man. grasa+azúcar glas al gusto)

– Cerezas frescas para coronar el cupcake (si no es temporada, en almíbar)

  En un bol tamizar juntos todos los ingredientes secos (harinas, cacao, bicarbonato, polvo de hornear, sal, café soluble) y reservar. Preparar el molde de cupcakes con sus cápsulas. Precalentar el horno a 180ºC con calor arriba y abajo.   En el bol de un robot de cocina tipo KA batir la mantequilla hasta que esté cremosa, añadir el azúcar e integrar. A continuación agregar los huevos uno a uno. Después añadir la vainilla y la nata fresca integrando después de añadir cada ingrediente. Finalmente agregar el agua caliente e integrar. Repartir de manera equitativa en las cápsulas, sin sobrepasar los 2/3 del volumen de la cápsula y hornear a media altura a 180ºC durante unos 15-20 minutos. Para asegurarse de que estén bien hechos pinchar en el centro del cupcake con un palito y si sale seco están perfectos si no hornear unos minutos más. No los horneéis de más, entre mucho y poco está la perfección. Unos cupcakes de chocolate horneados de más quedarán secos y con un sabor retostado. Han de quedar esponjosos. Dejar 5 minutos en el molde y luego enfriar sobre una rejilla. Una vez tibios verter 1 TBSP o cucharada sopera de almíbar con Kirsch sobre el cupcake. Después descorazonar un trozo del centro del cupcake y rellenar con mermelada y 2 mitades deshuesadas de cereza en conserva y después colocar la mitad del pedacito que habíamos retirado. Comeros el otro pedacito y veréis qué esponjosidad. Verter 1 TBSP o cucharada sopera de ganaché sobre la superficie y dejar que se tibie un poco.

  Mientras preparar la Chantilly o nata montada y con la ayuda de una manga pastelera y boquilla (yo he utilizado una redonda) hacer un buen “moño”. Luego espolvorear con chocolate rallado y coronar con una cereza.

Ahora ya podéis hincarle el diente, es puro placer !!!!!!

Quien lo prueba quiere repetir.

Un postre lujurioso.

Esto es como Chocolates Valor, placer adulto.

  SI TENÉIS ALGUNA DUDA, SI OS HA GUSTADO LA RECETA, DADLE AL ME GUSTA, COMPARTID O DEJAD UN COMENTARIO. GRACIAS POR LEER MI BLOG Y HASTA LA PRÓXIMA ENTRADA. PATRI.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.