Calabazas de chocolate rellenas de lacasitos

thumb_img_3078_1024
¡Lo que me gusta a mí la fiesta de Halloween! En mi juventud había fiestas de disfraces en las discotecas, pero los niños no celebraban Halloween. Ya os he contado en otras ocasiones que no siendo una fiesta típica española en mi barrio tiene muchos adeptos. Y yo que me apunto a un bombardero … Desde que hace unos años se mudó una chica estadounidense al barrio, que supongo que echaba de menos la celebración que en su país es por todo lo alto. Se le ocurrió la idea de poner carteles por todos los portales y postes del barrio para invitar a padres y a niños a celebrar la fiesta de los muertos y ya de paso animar a que los vecinos colaboraran repartiendo caramelos en el conocido Trick or treat o “Truco o trato”. Además organiza juegos en el parque, …, y yo colaboro horneando unas 50 galletas que luego reparto entre los niños, duran muy poco. Mis niñas se disfrazan, adornamos la entrada de casa, Jose se disfraza y asusta a los niños, y repartimos caramelos. Mi marido se disfraza y se pone una máscara horrorosa que a más de un niño deja traumatizado. Cuando vienen a pedir caramelos a mi casa ya saben a lo que se exponen, muuuuucho mieeeedo. Pero es que es una noche terrorífica. Como veis esta tradición ha venido a mi hogar para quedarse. Ya no es una mera excusa para hornear, con niños las cosas cambian. Si me dicen hace unos años que iba a celebrar el Truco o trato no me lo hubiera creído.

    Pero ¿qué significa exactamente “Trick or treat“? Esta fiesta anglosajona consiste en disfrazarse de cualquier cosa, puede ser terrorífico o simplemente un disfraz de cualquier cosa como hacemos aquí en Carnaval. La tradición es que los niños hagan pandilla y vayan de puerta en puerta a hacer el Truco o trato. Trato es que los vecinos cedan al chantaje entregando caramelos a los niños porque si no se arriesgan al truco o trastada que les pueden hacer los niños, como estampar huevos en sus fachadas. Así que bolsa o calabaza en mano recorren el vecindario en la noche de los muertos.

  Aquí siempre hemos sido más de recogimiento y constricción, yo sinceramente no confeso con ese tipo de celebración, pero para gustos colores.

  La tradición anglosajona viene de la época de las persecuciones de los protestantes a los católicos allá por los siglos XVI y XVII en Inglaterra. El rey protestante James I y su Parlamento fueron víctimas de un atentado, que no se consumó, el plan fracasó cuando Guy Fawkes, uno de los conspiradores católicos, habló bajo la presión de los verdugos y traicionó a sus compañeros, avisando del inminente atentado. Pese a haber hablado, luego fue ejecutado. El hecho dio lugar a una fiesta de carácter divertido, en la que grupos de luteranos (protestantes) que protegían su identidad bajo máscaras de monstruos, celebraban la fecha del descubrimiento de la traición visitando los hogares católicos y exigiendo a sus moradores cerveza y pasteles. La amenaza en forma de frase, se hizo popular muy pronto: “Truco o trato”. De esta manera el “Día de Guy Fawkes” llegó a América con los primeros colonos protestantes, se trasladó al 31 de octubre y se unió con la fiesta de Halloween (ver fuente aquí). Ahora os explicaré cómo utilizar moldes de bombones.

thumb_img_3085_1024

Bombones de chocolate con forma de calabaza

INGREDIENTES (para 3 calabazas completas):

– 150 g de chocolate blanco

– Un poco de chocolate negro

– Un poco de manteca de acaso (opcional)

– Colorante

– Molde 3-D calabazas Wilton

– Lacasitos pequeños o grageas para rellenar las calabazas

untitled1

  Para hacer estas calabazas de chocolate he utilizado el molde de Wilton en 3-D para bombones. Lo compré en Gadgets & Cuina e Barcelona hace un año cuando fuimos al concierto de U2 y aún no lo había estrenado. Se puede utilizar Candy Melts de colores. En mi caso, prefiero el chocolate blanco y luego tintarlo con colorantes especiales oleosos. Aunque el proceso es más engorroso no me da mucha confianza la composición de los Candy Melts, sí, se derriten y trabajan con facilidad y los encuentras ya coloreados pero en su composición no llevan manteca de cacao sino una mezcla de aceites de palma hidrogenados y lácteos. Si el chocolate blanco no es chocolate propiamente dicho pues del cacao sólo lleva la manteca, entonces ¿qué son los Candy Melts que no llevan manteca de cacao en su composición pero sí aceites de palma y leche en polvo?

  Para colorear el chocolate blanco no valdrían los colorantes que se utilizan para glaseado o fondant. Han de tener una base oleosa en su composición. Yo he utilizado unos de Wilton que encontré en FormyCake y que van en un pack de 4 (rojo, amarillo, azul y naranja), especiales para chocolate. En este caso el chocolate blanco es el de postres de Nestlé pues no he conseguido el chocolate blanco en gotas de la gama profesional de Valor. He utilizado el colorante naranja y un poco de rojo. Para los adornos he utilizado chocolate derretido con su color marrón natural y mezclando azul y amarillo he tintado un poco de chocolate blanco para las hojas.

  Para tener un poco de precisión es preferible hacer unos canutillos de papel de horno o utilizar bolsas de zip y cortar un orificio en la punta para controlar el proceso de rellenar las cavidades del molde. El molde consta de dos partes con 6 cavidades cada una, se rellena la parte que tiene las cavidades más grandes y luego se introduce la otra parte para que la calabaza quede bien formada por fuera y por dentro. Quedan encajadas las dos partes apretando unas muescas. Podéis ver este vídeo de Wilton en el que os explica perfectamente como hacerlo. El ejemplo es de un molde de cupcakes. En el caso de las calabazas primero rellenaremos los detalles del tronco, hojas y ramas en verde o marrón o combinando ambos y luego refrigeraremos 15 ó 20 minutos en el frigorífico cubriendo el molde para que no se humedezca (yo lo meto en una bolsita de plástico). Es importante tener fríos los detalles para que no se nos desdibujen al echar el resto de chocolate naranja.

  Mientras derrito y tinto el chocolate para obtener el color naranja. El chocolate blanco es preferible calentarlo al baño María a unos 35-40ºC más o menos. Se quema con facilidad, pasando de una textura fluida a una pasta inservible. Se puede añadir un poco de manteca de cacao para facilitar el proceso de derretido pero no es imprescindible, es que a mí me funciona. Calentar a fuego medio y una vez derretido añadir el tinte, en este caso un poco de naranja hasta obtener el tono deseado. Yo le añado un pelín de rojo para que quede más oscuro, más Halloween.

  Una vez preparado vertemos el chocolate anaranjado en nuestras cavidades más grandes, aproximadamente hasta la mitad (unos 25 ml). Golpear sobre la encimera para que se distribuya de manera uniforme y se rompan las posibles burbujas, luego colocar el molde más pequeño dentro del grande y presionar para desplazar y repartir el chocolate por todas las cavidades. Puede que haya un poco de exceso, no os preocupéis es fácil de eliminar cuando lo desmoldemos. Daremos la vuelta al conjunto y volveremos a golpear sobre la encimera por el otro lado para repartir el chocolate y eliminar burbujas de nuevo. Refrigerar hasta que se endurezca del todo el chocolate. Se desmolda con mucha facilidad, parece increíble. La dificultad principal que le veo es que al tocar el chocolate se quedan las marcas de nuestros dedos fácilmente. Yo utilizo guantes de vinilo. Lo mejor es manipularlos lo menos posible, pero para encajar las marcas de la calabaza es preciso, claro. Evidentemente no es recomendable trabajar el chocolate en verano, no os lo recomiendo. Y en Valencia tampoco en octubre, pero Halloween es cuando es, ¡qué le voy a hacer!

thumb_img_3067_1024

  Yo lo he hecho de dos formas diferentes, utilizando los dos moldes y utilizando sólo uno, la diferencia es que el interior de la calabaza queda mejor usando los dos moldes juntos. Luego casi siempre he tenido que utilizar la puntita de un cuchillo o cúter para eliminar el exceso. Más vale quitar el exceso que nuestros bombones queden con huecos.

  Una vez hechos rellenaremos con pequeños lacasitos, grageas, pequeñas pastillas de caramelo, gominolas, … y juntaremos las dos cavidades haciendo encajar las marcas de la calabaza.

thumb_img_3086_1024

  Si pasamos el borde de una de las mitades sobre una superficie metálica tibia se ablandará un poco y pegar perfectamente en la otra mitad. Juntamos y ya está. ¡Quedan de lo más original! A mis hijas les ha encantado, no sé si aguantarán hasta Halloween para comérselas!!!!! De momento las tengo tapadas en la nevera. Me ha encantado hacerlas. No es complicado, sólo hay que tener un par de precauciones. Si utilizáis otros modelos para bombones con una única cavidad es incluso más fácil, se rellenan hasta el borde y se limpia el borde si hay exceso, refrigerar y listo.

thumb_img_3018_1024

  Espero que os haya gustado tanto como a mí hacerlas.

thumb_img_2998_1024

  SI TENÉIS ALGUNA DUDA, SI OS HA GUSTADO LA RECETA, DADLE AL ME GUSTA, COMPARTID O DEJAD UN COMENTARIO. GRACIAS POR LEER MI BLOG Y HASTA LA PRÓXIMA ENTRADA. PATRI.

Nubes caseras de frutos rojos

Sigue leyendo

Macarons de Spéculoos

dsc09200

  El mundo de los macarons es infinito, en sabores, rellenos, formas, colores, … Hoy os traigo unos macarons con merengue italiano con un sabor a especias. Me encanta el olor de las especias, sobre todo de la canela, y hacer las mezclas me chifla, la casa se aromatiza al instante de manera natural. La receta básica la tenéis en el blog, receta de macarons italianos.

thumb_img_0462_1024

Quedan realmente bonitos ¿verdad?

dsc09213

  Podéis encontrar los ingredientes, el paso a paso detallado y trucos que os serán muy útiles para hacer estos macarons aquí. Sólo tenéis que añadir 2 TSP del mix de especias para galletas Spéculoos al TPT (la mezcla de almendra molida, azúcar glas y clara de huevo). Podéis ponerle un pelín de colorante siena o marrón clarito si queréis.

thumb_img_0426_1024

  Como relleno he utilizado la pasta de galletas Spéculoos casera. Quedan aromáticos, especiados, deliciosos. Un pequeño bocado para acompañar en cualquier momento.

dsc09198

Si os gustan las galletas Spéculoos os encantarán estos macarons, con un sabor más sutil.

dsc09205

Vale la pena aprender a hacer estos pequeños bocados, yo lo hice con Belén y La Tallerería.

dsc09206

Rellenos de pasta de spéculoos casera son toda un delicia.

dsc09207

Ligeramente abombados, con una coquille lisa y un pie bien formado.

dsc09208

  Los macarons no sólo han de ser bonitos sino además ligeramente crujientes por fuera y bien jugosos y llenos por dentro.

dsc09214

Están diciendo “comeme”.

thumb_img_0452_1024    thumb_img_0454_1024

Tabién podéis espolvorear con un poco del mix de especias su superficie.

thumb_img_0463_1024

Una vez empiezas a hornearlos y te salen, ya no puedes parar, hay mil combinaciones.

  SI TENÉIS ALGUNA DUDA, SI OS HA GUSTADO LA RECETA, DADLE AL ME GUSTA, COMPARTID O DEJAD UN COMENTARIO. GRACIAS POR LEER MI BLOG Y HASTA LA PRÓXIMA ENTRADA. PATRI.

Cheesecake de Oreos sin horno

dsc00009

  Sí, ya sé que ha empezado el otoño y la gente ya está asando calabazas, preparando postres para Halloween y algunos blogs hasta dulces navideños. Pero en Valencia a pesar de haber tenido una semana lluviosa todavía hace una temperatura muy agradable y a ratos calor de 30ªC todavía. Así que me he decidido a hacer esta tarta sin horneado y fría. Este fin de semana la excusa perfecta ha sido una merendola con compañeras y amigas del hospital. Una tarde-noche de risas, confidencias en una buena mesa con picoteo salado y como colofón un trozo de tarta para nosotras y un batido de Oreo para los peques. Estos momentos son muy importantes para mí, me dan vidilla. Así despido el verano como toca. Estaba perruna, no quería hacer mucho trabajo ni encender el horno después de haber estado una semana entera haciendo la Drip Cake de dos pisos. Así que esta tarta me pareció la mejor opción.

dsc00014

  Esta receta americana la encontré en Pinterest y me llevó a un blog, The Gallery Gourmet, que a su vez  utilizó la receta original de un programa de cocina de la TV americana.  Había visto muchas recetas de cheesecake en multitud de blogs, en su mayoría con queso crema, nata y oreos pero no sé por qué no me convencían. Esta me pareció más contundente y así fue, está simplemente deliciosa y más sabrosa. No soy muy aficionada a las Oreo, pero de vez en cuando puedo hacer una excepción. La próxima será horneada.

dsc00018

  La cantidad que he puesto para la base de galleta sirve para forrar la base del molde, si queréis cubrir también las paredes habrá que doblar la cantidad. Las yemas están cocinadas así que no hay riesgo de contaminación. Esta tarta es ideal para preparar de un día para otro o incluso para congelar sacándola la noche antes a la nevera para servir. Para desmoldarla es mejor que esté un poco congelada aunque no imprescindible. También podéis cubrir los bordes con la base de galleta, o colocar una tira de acetato (como hice con la Tarta Tiramisú) o bien pasar un cuchillo fino por los laterales.

dsc01275

  He utilizado un molde redondo desmontable de 17 x 7 cm. He combinado dos texturas pero podéis hacerlo solo con una. Una parte de la crema la he mezclado con Oreo trituradas y la otra con Oreo troceadas, igual de buenas las dos. Para que no quede demasiado pesada cortar 8 raciones, es de esas tartas muy ricas y densas. Mejor raciones pequeñas. Y mejor para merendar que después de una comida o cena copiosa.

dsc00003

 

Cheesecake de Oreo sin horneado

INGREDIENTES (para 8 raciones):

Base (para cubrir la base del molde)

– 170 g galletas Oreo picadas (con relleno)

– 90 g de mantequilla

Relleno

– 120 ml de leche entera

– 2 yemas de huevo XL

– 15 g de harina

– 110 g de chocolate blanco troceado

– 900 g de queso crema tipo Philadelphia (no light)

– 40 g de azúcar glas

– 1 TSP de extracto o pasta de vainilla

– Una pizca de sal

– 8 galletas Oreo troceadas o trituradas

Topping

– Nata montada

– Oreo minis

 

untitled

 

Base
Triturar las galletas y mezclar con la mantequilla derretida. Presionar la mezcla uniformemente en el fondo y los lados de un molde redondo desmontable de unos 17 cm de diámetro. Refrigerar mientras preparamos el relleno.

Relleno
Calentar 90 ml de leche en un cazo mediano a fuego medio hasta que hierva. Mientras tanto, batir las yemas de huevo, la harina y la leche restante en un un recipiente grande hasta que obtengamos una mezcla suave. Añadir lentamente la leche caliente en la mezcla para atemperar las yemas. Volver a calentar la mezcla obtenida y cocinar a fuego medio, removiendo constantemente, hasta obtener una crema gruesa y brillante, durante 1 a 2 minutos. Retirar del fuego y añadir el chocolate blanco troceado y mezclar hasta que se derrita. Verter la mezcla en un bol y cubrir con film transparente  directamente sobre la superficie. Refrigerar hasta que se enfríe, al menos 1 hora.

  Con un batidor, robot de cocina tipo K.A.  o un mezclador de mano, batir el queso crema, el azúcar, la vainilla y la sal a velocidad media hasta que esté suave y esponjoso, unos 2 minutos. Reducir la velocidad a medio-bajo y mezclar con el relleno anterior frío hasta que estén integrados, unos 30 segundos. Verter una cuarta parte de la mezcla de crema de queso de manera uniforme sobre la base de galletas y mantequilla enfriada y espolvorear un tercio de las galletas troceadas sobre la superficie (o si lo preferís picadas). Repetir el proceso dos veces, luego cubrir con el relleno restante. Refrigerar hasta que cuaje, por lo menos 6 horas o toda la noche en la nevera. Aguanta en nevera hasta 3 días.

Topping
Decorar con rosetones de nata montada fría, mini galletas Oreo o espolvorear con galletas Oreo trituradas. Como veis yo combiné las tres cosas.

dsc00001

Podéis forrar solo la base del molde o bien, como he hecho yo, también las paredes.

dsc00005

Rosetones de nata montada, Oreo picadas y mini Oreo son un buen complemento.

thumb_img_2792_1024

  Una muy buena idea para cortar esta tarta sin morir en el intento es congelarla previamente. Con 2h sería suficiente. Es tan cremosa que a pesar de calentar un cuchillo, al corte tiende a pegarse mucho la crema, sobre todo con el primer trozo. Y como me da mucha rabia que se desparrame la mejor opción que encuentro es darle un poco de frío extra cortar las porciones y dejar en la nevera que se descongele.

dsc00011

Al corte se aprecian las dos capas:

dsc00012

Una con la crema mezclada con Oreo trituradas y otra con Oreo troceadas.

dsc00013

dsc00015

Para cortar esta tarta es mejor que esté un poco congelada.

dsc00017

Servir recién sacada de la nevera, es tan cremosa que precisa refrigeración.

dsc00019

Sin horneado.

dsc00006

A mí me ha conquistado ¿te animas a hacerla?

  SI TENÉIS ALGUNA DUDA, SI OS HA GUSTADO LA RECETA, DADLE AL ME GUSTA, COMPARTID O DEJAD UN COMENTARIO. GRACIAS POR LEER MI BLOG Y HASTA LA PRÓXIMA ENTRADA. PATRI.