Trucos para hornear galletas

  A medida que pasa el tiempo y horneo más galletas me doy cuenta de lo importante que es en la repostería los pequeños detalles. Con la ayuda de mi experiencia y de los mejores blogs de galletas he recopilado una serie de consejos útiles por si os estáis iniciando en el horneado de estos pequeños manjares. Para hacer algo tan sencillo como una galleta o cookie os vendrá muy bien una serie de trucos que no debéis pasar por alto:

DSC02786

– Elige una buena receta. Puede parecer una tontería pero si la receta no es buena no saldrá bien, hagas lo que hagas.

– Utiliza ingredientes frescos, de buena calidad y adecuados a la receta, eso repercutirá en el resultado final. Habitualmente los ingredientes estarán a temperatura ambiente.

– Pesa siempre los ingredientes de manera precisa, la repostería es pura física y química. La improvisación déjala para otras preparaciones. Es importante la proporción de grasa y harina, si os pasáis con la grasa estarán muy blandas, si os pasáis con la cantidad de harina estarán muy duras. Si la receta lleva levadura química o bicarbonato sódico tener especial cuidado de no sobrepasar la cantidad indicada. Mezcla la harina con los impulsores de manera homogénea. Usa el tipo de harina que se indique, tamiza sólo si lo especifica la receta. Es importante que la mantequilla esté a temperatura ambiente, que no esté fría sino blanda, que no es lo mismo que derretida ojo. Si has olvidado sacar la mantequilla antes de la nevera córtala en dados pequeños y así al aumentar la superficie se ablandará antes que en bloque. También podéis rallarla. Suele utilizarse mantequilla sin sal porque cada marca lleva una cantidad diferente de sodio. Es mejor añadirla aparte para equilibrar el sabor del dulce. Los huevos suelen ser de tamaño grande, si habéis olvidado sacarlo antes de la nevera puedes templarlo en un recipiente con agua caliente (del grifo) unos 10 minutos. Si lo utilizas frío puede que la masa quede como cuajada, cortada. El azúcar que se suele utilizar depende de si la galleta queremos que se expanda o no. Las cookies americanas suelen llevar en la masa azúcar granulado, las de mantequilla para decorar suelen llevar icing sugar o azúcar en polvo que al llevar almidón de maíz previene que la galleta se expanda. Si utilizáis azúcar blanco la galleta será más crujiente si es moreno será más jugosa (los americanos las llaman chewy). También se pueden combinar ambos. Si utilizas aromas o vainilla que sean naturales y de calidad.

– Emplea utensilios adecuados empezando por las bandejas de horno. Lo ideal es tener dos para no tener que esperar a que se enfríe para volverla a llenar. El color de la bandeja también es importante. Las más adecuadas son las de aluminio (claras), pero si las tuyas son las de horno negras de toda la vida puedes arreglarlo bajando la temperatura 15ºC de lo que indique la receta para evitar que se tuesten, el color negro retiene más el calor. También es importante que sean lo más planas posibles. En bandejas profundas el calor no se reparte igual y no se hornean de manera uniforme, utiliza bandejas lo más planas posibles.

– Coloca una lámina de papel de horno sobre la bandeja o un tapete de silicona que no pierda la forma. Este paso no es imprescindible, puedes colocar la masa de galleta directamente en la bandeja y cuando las saques del horno moverlas un poco aún calientes para que no se adhieran a la bandeja. Pasados 5 minutos con la ayuda de una espátula las pasaríamos a la rejilla de enfriar.

– La bandeja estará siempre fría, no coloques masa en una bandeja caliente. Así se ablandan y pierden definición los bordes.

– Es importante refrigerar la masa para poder cortarla mejor y que la grasa no se expanda. Al trabajarla con las manos se calienta y resulta difícil cortar con los moldes o hacer bolas. Algunas recetas incluso recomiendan congelarla con un papel de horno arriba y abajo y envuelta en film. Si te quedan sobrantes de masa los puedes reutilizar hasta dos veces, no más, pues pierde calidad la masa.

– En el caso de masas como las galletas de mantequilla para decorar que utilicen cortantes o moldes, es importante extender la masa con la ayuda de un rodillo que tenga medidas de grosor regulables para que la superficie quede uniforme o bien tablillas laterales. Yo utilizo el de Joseph & Joseph.  Si por lo que sea la masa te ha quedado muy pegajosa y grasa y se te pega el rodillo prueba a enharinar un poco el rodillo y si aún así no hay manera coloca otro papel de horno sobre la masa y amasa por encima del mismo (a mí este truco me vino muy bien para una masa de galletas de jengibre). Con la ayuda de este rodillo me salen galletas uniformes, todas tienen el mismo grosor. Una vez hecho esto colocaremos un segundo papel de horno sobre las galletas y las refrigeraremos al menos 45 minutos ó 15 minutos en el congelador en una superficie plana para que no se arrugue ni deforme. Cuando la saques cuidado al cortarla porque si está demasiado fría se puede agrietar. Puedes cortar y capturar cada forma y pasarla a otra bandeja o bien cortar y dejar en la misma bandeja retirando luego el sobrante. Si la masa se pega al cortante enharinado un poco y retira los restos que queden adheridos al molde o cortante. Si los cortes son limpios quedará una forma más definida. Una vez cortadas y colocadas en la bandeja se deben refrigerar 15 minutos para que no pierdan la forma. Lo ideal es que quepa la bandeja en la nevera.

DSC01051

– En el caso de las típicas cookies americanas o aquellas masas de galleta que no requieran cortantes sino una bola de masa, es conveniente pesar cada bola o tomar la medida con una cuchara de helado para que sean uniformes (las hay de varias medidas). Si os enharináis las manos un poco os será más fácil hacer la bola con las manos. Colocad las bolas en el papel de horno separadas unas de otras al menos 5 cm para evitar que al crecer se peguen unas a otras. Podéis chafar la bola ligeramente con la ayuda de un culo de vaso enharinado. Si las queremos crujientes aplastar más, si las queremos blanditas aplastar sólo ligeramente. Algunas blogueras americanas recomiendan hacer las galletas en cápsulas de muffins o cupcakes ya que al no estar engrasadas y tener una superficie acotada evitan que la galleta se extienda mucho. Si os decantáis por esta opción tendréis que tenerlas un par de minutos más en el horno porque saldrán un poco más gruesas. Otra opción es utilizar un molde de whoopies. De todos modos sin moldes salen también muy bien, directamente en el papel de la bandeja. Si quieres que se vean bien los ingredientes de unas cookies (chips de chocolate, frutos secos, alguna fruta…) abrir rápidamente el horno a la mitad de su cocción, y colocar algunos más sobre su superficie.

DSC02725     DSC02708

– Deja espacio suficiente entre una galleta y otra para que no se peguen entre sí. Así además se repartirá el calor adecuadamente y se hornearán de manera uniforme.

DSC02698     OLYMPUS DIGITAL CAMERA

– Precalentar el horno de 10 a 15 minutos antes de hornear las galletas y controlar la temperatura, cada horno es un mundo. En unos las galletas estarán perfectas en 16 minutos, en otros en 17. Vigilar el vuestro. Si tiene ventilación podréis hornear dos bandejas de galletas al mismo tiempo, una en el tercio superior y otra en el inferior. Si no colocad la bandeja en el centro. Yo siempre las horneo de una en una, me funciona mejor.

– Hornead las galletas sin añadir tiempo de cocción. La mayoría de galletas se sacan del horno aún blandas y acaban de endurecerse una vez frías. Si te pasas con el tiempo de horno se resecarán y tostarán cambiando por completo su sabor y textura.

– Una vez pasado el tiempo de horneado sacar del horno y dejar enfriar 5 minutos en la bandeja para pasarlas a continuación a una rejilla con la ayuda de una espátula o del mismo papel de horno deslizándolo, y dejaremos que se enfríen.

 DSC_2693    DSC02700

– Una vez frías estarán listas para hincar el diente o para guardar en un recipiente hermético como una caja de latón de toda la vida. Según la receta elegida habrá que consumirlas antes o podremos guardarlas unos días o incluso semanas. No se deben mezclar galletas de aromas o consistencia diferente en el mismo tarro.

DSC02720     DSC02792

– Si las vais a decorar dejad que se enfríen adecuadamente, e incluso que pasen un par de días para que asiente la grasa.

DSC01072     OLYMPUS DIGITAL CAMERA

– Para decorar las galletas con glasa necesitaría otro post.

DSC01085     DSC01145

  SI TENÉIS ALGUNA DUDA, SI OS HA GUSTADO LA RECETA, DADLE AL ME GUSTA, COMPARTID O DEJAD UN COMENTARIO. GRACIAS POR LEER MI BLOG Y HASTA LA PRÓXIMA ENTRADA. PATRI.

Anuncios

Muffins de calabaza

DSC02948

  Decir que son esponjosas es decir poco, si es que viniendo de Sally de Baking addiction no podía ser de otra manera. A mi hija Martina le encanta la coca o bizcocho de calabaza y ya he perdido la cuenta de las veces que la he horneado esta temporada. Por variar un poco he hecho estas muffins en versión más cómoda de comer, no hay que partirlas y la porción individual ya está preparada. Pues todo un acierto, han triunfado, en mi casa han desaparecido en menos que canta un gallo. Otra receta básica para los desayunos o meriendas en casa. He cambiado un poco la receta de Sally. Esta vez no he usado la mezcla Pumpkin spice pie mix, le he puesto sólo canela porque a mi pequeña no le gustan tanto las especias pero lo podéis añadir y aromatizar aún más esta delicia. Si queréis saber de las propiedades de estas especias que mezclo visitar mi Dulcepedia.

DSC02946

  Y como ya sabéis lo mucho que me gusta la calabaza y la cantidad de propiedades y nutrientes que tiene aún mejor, ricas y sanas. He publicado muchas recetas con calabaza y no me ha defraudado ninguna, me encanta el dulzor y el sabor caramelizado que deja la calabaza asada. Os recomiendo asarla en lugar de hervirla, no hay color. Esta receta la podéis utilizar tanto para muffins, magdalenas o cupcakes de calabaza. Yo tenía sobras de un frosting o buttercream de queso crema y naranja que han hecho las delicias de mi marido y las mías. Cualquier buttercream a base de queso crema tipo Philadelphia o Mascarpone le va que ni pintado.

DSC02941

  Y hablando de color, mirar qué tono anaranjado tan bonito tienen, mmm, dicen cómeme.

  Y ahora vamos con la receta, es muy sencilla. Sólo necesitáis tener preparada la calabaza asada. Yo después de asarla, le quito hebras, pipas y piel y la trituro. Así obtienes un puré sin grumos. En el caso de esta receta lo hago junto a leche para que me resulte más fácil. Os recuerdo que no se debe usar varillas eléctricas y que es importante no sobrebatir la masa cuando añadáis los ingredientes secos. Así evitaremos tener unos muffins densos, queremos que estén esponjosos. Podéis utilizar una espátula o cuchara de madera.

DSC02952

Muffins de calabaza.

INGREDIENTES (para unos 13 muffins):

– 220 g de harina de repostería

– 1 cucharadita o TSP de polvo de hornear (tipo Royal)

– 1 cucharadita o TSP de bicarbonato sódico

– ½ cucharadita o TSP de sal

– 1 ½ cucharadita o TSP de canela (o de Pumpkin spice pie mix)

– 100 g de azúcar integral de caña o dark brown sugar

– 2 huevos tamaño L

– 230 ó 250 g de puré de calabaza asada

– 120 ml de aceite de oliva suave

– 80 ml de leche entera

– 1 cucharadita o TSP de extracto de vainilla

DSC02925     DSC02928

  Precalentar el horno a 180ºC y preparar el molde de muffins con las cápsulas. En un bol tamizamos la harina, los impulsores químicos, la sal y las especias y reservamos. En otro bol batimos los huevos con el azúcar con la ayuda de unas varillas manuales.

DSC02929     DSC02932

  Añadir el puré de calabaza batido con la leche y batir hasta integrar, luego añadir el aceite poco a poco y sin dejar de batir.

DSC02934     DSC02935

  Aromatizar con un poco de vainilla y verter la harina removiendo con una espátula hasta que esté integrada, sin SOBREBATIR. Verter la masa equitativamente sobre las cápsulas con la ayuda de una cuchara de helado (o 2 cucharas soperas) Hornead a media altura a 180ºC unos 18 minutos o hasta que al introducir un palito en el centro de la masa salga seco.

DSC02936

Sacad del horno y dejar 5 minutos en el molde. Con cuidado pasad a una rejilla con cuidado de no quemaros, para que se enfríen.

DSC02940

Si queréis poder coronarlas con pipas de calabaza o girasol, o almendras laminadas.

DSC02944

Y si las acompañáis de un Té Chai latte ya son la bomba.

DSC02947

  En mi rincón favorito de casa, sólo unos minutos y con energías renovadas después de merendar esta delicia, si además entra el sol de Valencia. ¿Qué más puedo pedir?

DSC02953

Pues un poco de frosting de queso y naranja!!!!!!!

  SI TENÉIS ALGUNA DUDA, SI OS HA GUSTADO LA RECETA, DADLE AL ME GUSTA, COMPARTID O DEJAD UN COMENTARIO. GRACIAS POR LEER MI BLOG Y HASTA LA PRÓXIMA ENTRADA. PATRI.

Smoothie de frutos rojos

DSC02883

  Después de preparar la tarta de fruta de la pasión con la mezcla de frutos rojos congelados me sobraron muchos así que decidí hacer un smoothie, como un batido pero hecho con fruta congelada. Este fin de semana ha hecho calor y apetecía algo más fresquito. Hoy os traigo un smoothie antioxidante, a lo mejor mañana un chocolate caliente, el tiempo está así de loco. Así que hoy me he ido a mi rincón favorito y he merendado las sobras de ayer. Después de un duro día de trabajo, hoy ha sido más lunes que ningún otro, me he dado un homenaje. Porque yo lo valgo. Podéis añadir más o menos leche o azúcar al gusto de cada cuál.

DSC02881

Smoothie de frutos rojos

INGREDIENTES para 6 personas:

– 350 g de frutos rojos variados congelados

– 1/2 yogur natural o 50 ml de crema ácida

– 500 ml de leche entera

– 3 cucharadas o TBSP de azúcar (al gusto)

  En una batidora de vaso alto picar la fruta congelada junto con el resto de ingredientes. Pasar a una jarra o botella y servir frío.

DSC02882

Me está costando dejar San Valentín en modo OFF.

DSC02878

Como veis es una receta deliciosa, fácil y rápida.

DSC02876

¿Os apetece tomar un smoothie de merienda?

  SI TENÉIS ALGUNA DUDA, SI OS HA GUSTADO LA RECETA, DADLE AL ME GUSTA, COMPARTID O DEJAD UN COMENTARIO. GRACIAS POR LEER MI BLOG Y HASTA LA PRÓXIMA ENTRADA. PATRI.

Tarta de fruta de la pasión y frambuesas

DSC02850

  Creo que con este postre le pongo fin a la semana de San Valentín. Como colofón no está mal. La delicadeza del sabor y la textura de esta tarta es refrescante y deliciosa. Cuando utilizo una receta del libro Ladurée Sucré no fallo, aunque sea la primera vez que la hago. Este pequeño pecado es uno de los que probé en la pastelería de Ladurée en París. La he hecho en tres versiones: con frambuesas, con frutos rojos variados y en forma de tartaleta con mermelada de moras casera. Pues no sé con cual quedarme. La hemos tomado el fin de semana con un vino italiano, Fragolino, con cava y con un smoothie de frutos rojos. Llevo un fin de semana de antioxidantes … que ya he llenado los depósitos al máximo. Para la versión con frambuesas he utilizado fruta fresca. Para la versión de frutos rojos variados he empleado una bolsa de congelados del Lidl con muy buen resultado. Me gustó tanto que hice un smoothie de frutos rojos con los que me sobraron.

DSC02860

  Hoy he incorporado una fruta a mi repertorio de la Dulcepedia de Tarta de manzana, el maracuyá o fruta de la pasión.

  La receta incluye una cantidad de puré de esta fruta. Hace un tiempo compré esta lata para evitarme la faena de hacer el puré casero. Cuál ha sido mi sorpresa al ver que la pulpa y las semillas andaban sueltas en un almíbar. Después de colar, calentar para evaporar agua, colar, calentar, y pasar otra vez por un colador de hilo fino conseguí obtener un puré. Yo que pensé que iba ser abrir y listo, si lo sé compro la fruta y hago yo misma el puré.

  Esta fruta tropical proviene de la planta homónima, y posee una flor muy llamativa y especial: la pasionaria. Su apariencia es similar a una corona de espinas y los colonizadores españoles al verla, relacionaron sus elementos con los que se usaron en la Crucifixión de Jesús y bautizaron al maracuyá como el “fruto de la Pasión”.

Frutos_de_las_principales_especies_cultivadas_de_Passiflora

  Es una fruta originaria de Centroamérica aunque en la actualidad se cultiva en tres continentes del hemisferio sur con variedades diferentes. La fruta de la pasión amarilla (P. Edulis flavicarpa) es de color amarillo, en forma de baya y con un sabor agridulce. La fruta de la pasión morada (P. Edulis sims) es más pequeña y de color púrpura o morado. La granadilla (P. Edulis Ligularis), es otra variedad de la fruta de la pasión también conocida como granadilla dulce, de color anaranjado, dorado o amarillo pardo con pequeñas pintas blancas.

  Es una fruta dulce, refrescante y de fácil consumo, rica en sustancias de acción antioxidante, motivo por el cual su consumo es adecuado, teniendo en cuenta además sus propiedades nutritivas, para toda la población: niños y jóvenes, adultos, deportistas, mujeres embarazadas o madres lactantes y personas mayores.

  El agua es su principal componente. Contiene una alta cantidad de hidratos de carbono por lo que su valor calórico es muy elevado. Cabe destacar su contenido de provitamina A, vitamina C y respecto a los minerales, su aporte de potasio, fósforo y magnesio. La variedad amarilla es más rica en minerales y en provitamina A que la morada. Además, contiene una cantidad elevada de fibra, que mejora el tránsito intestinal y reduce el riesgo de ciertas alteraciones y enfermedades.

  Está disponible desde octubre hasta abril, si bien su mejor temporada es en invierno. La fruta de la pasión tiene una piel lisa que se arruga al poco de comprarla, lo que indica que está madura y que ha sufrido una pequeña pérdida de humedad. Las frutas arrugadas deben consumirse con la mayor brevedad.

La granadilla se debe dejar a temperatura ambiente para que madure y su sabor se suavice y dulcifique. Una vez madura puede guardarse en la nevera durante una semana o se puede congelar en piezas enteras o extrayendo la pulpa, manteniéndose así en óptimas condiciones durante meses.

DSC02844

  La mayor parte de la producción de la fruta de la pasión o maracuyá se dedica a la elaboración de zumo, aunque también está ganando popularidad como postre. La pulpa gelatinosa se toma con la ayuda de una cuchara, usando la cáscara como recipiente. Resulta algo incómodo separar las semillas de la pulpa en la boca. Para obtener su jugo, se filtra la pulpa mediante un colador, y después se bate con batidora. Sirve como complemento para dar una nota de sabor exótico en zumos, sorbetes, macedonias de frutas, helados, cremas y diversos tipos de postres. La granadilla se toma con cucharilla y, a diferencia del maracuyá, las semillas resultan crujientes y deliciosas junto con la pulpa, de consistencia similar a una mermelada. Fuente.

  ¿Recordáis la tarta de mascarpone y fresas? Pues he utilizado la misma masa brisa con almendra, podéis ver en ese post el paso a paso. Esta vez he utilizado en lugar de la tartera un aro como hace Luis de My european cakes, solo que como no tengo aro pastelero he empleado el aro de mi molde de cheesecake sin la base. Así te evitas forrar el molde por abajo y desmoldar luego es más fácil porque la base va directamente sobre el papel de horno y la bandeja. Sólo hay que recortar tiras para los laterales previamente untar de mantequilla o aceite desmoldante. Si preferís podéis utilizar un molde de tarta al uso.

  El relleno es mejor prepararlo un día antes y dejarlo refrigerar toda la noche cubierto con film (mínimo 12 horas). También podemos preparar la base y guardarla en envase hermético. Al día siguiente rellenamos con la crema de maracuyá que estará firme pero manejable y decoramos con frambuesas, si la vamos a tomar más tarde la refrigeramos sino ya está lista para servir. Si os gusta cremosa pero firme le ponéis 2 hojas de gelatina, si la queréis aún más firme ponedle 3. En Ladurée le ponen además una capa gelificante cubre tartas sobre el relleno, luego las frambuesas y luego decoran con coulis de frambuesas con un pequeño y fino detalle que va de frambuesa a frambuesa tal que así:

 

  Pero como veis, al natural queda también muy bonita, quizá en la próxima tarta rice el rizo. Y ahora vamos con la receta, ingredientes a temperatura ambiente, a no ser que se especifique lo contrario.

DSC02853

Tarta de fruta de la pasión y frambuesas

INGREDIENTES para 8 raciones:

RELLENO

– 250 g de mantequilla

– 2 láminas de gelatina (o 1/2 cucharada o 1/2 TBSP de gelatina en polvo)

– 2 huevos M + 1 yema de huevo

– 150 g de azúcar

– 1 cucharadita o TSP de almidón de maíz o Maizena

– 125 g de puré de fruta de la pasión o maracuyá

– 1 cucharada o TBSP de zumo de limón

BASE (pasta de almendra azucarada):

– 120 gr de mantequilla bien fría

– 70 gr de azúcar glas

– 25 gr de almendra molida

– una pizca de sal

– una pizca de vainilla en polvo (opcional)

– 1 huevo M

– 200 gr de harina de todo uso

DECORACIÓN

– 400 g de frambuesas frescas

RELLENO

  Primero preparamos el relleno: coloca las hojas de gelatina en agua fría para que se ablanden, unos 10 minutos. En un bol bate los huevos, la yema, el azúcar y la maicena. Luego añade el puré de fruta de la pasión y el zumo de limón. Escurre las láminas de gelatina y reserva. Calienta la mezcla en un cazo a fuego lento sin dejar de remover hasta que tenga un aspecto cremoso y espese un poco. Retira del fuego e incorpora las hijas de gelatina hidratadas. Deja que se tibie un poco.

DSC02836     DSC02838

  En un bol, con la ayuda de unas varillas eléctricas o robot de cocina, bate la mantequilla pomada y añade la mezcla tibia hasta que se homogeneice, remueve la mantequilla de las paredes. Vierte en un recipiente hermético y deja refrigerar durante unas 12 h. Mientras prepara la base.

DSC02842     DSC02843

BASE

  Esta masa es similar a la pasta brisa, pero otra versión, es frágil y quebradiza pero lo era más la masa quebrada que utilicé para la tarta de manzana. Podéis hacerla a mano o con el gancho amasador de vuestro robot de cocina. Primero preparamos el molde con mantequilla o aceite desmoldante. Luego cortamos la mantequilla en dados pequeños y la trabajamos hasta que quede homogénea. A continuación uno a uno vamos añadiendo el resto de ingredientes. Hasta que uno no esté integrado no agregaremos el siguiente. Lo haremos en este orden: azúcar glas tamizado, almendra molida, sal, vainilla, huevo y harina. No sobrebatir, cuando tenga aspecto desmigado amasar a mano hasta formar una bola. Esto le dará a la pasta su textura quebradiza. Hacer una bola y cubrir con papel film, refrigerar al menos 2 horas. Podéis prepararla la noche de antes si queréis. Sacar de la nevera y extender sobre una superficie enharinada. Ha de tener 2 ó 3 mm de grosor. Con esta cantidad os da para forrar un molde o tartera grande. Forrar el molde, cubrir con papel vegetal o de horno y colocar peso encima (por ejemplo alubias secas). Refrigerar durante una hora y luego hornear a 170º, a media altura con calor arriba y abajo, unos 25 minutos hasta que la masa esté ligeramente dorada. Una vez hecha sacar del horno y con cuidado retirar las alubias y el papel, si hace falta hornear 5 minutos tal cual. Mucho cuidado al retirar el papel y el peso, la masa es quebradiza. Esta vez hice dos tartas la primera quedo perfecta, la segunda se rompió un trozo del borde de la masa pero lo pude disimular. Y como una imagen vale más que mil palabras, cómo hacer y forrar un molde tradicional con pasta brisa o similar, paso a paso aquí.


DSC02845     DSC02846

¿No digáis que no ha quedado una base propia de una pastelería francesa? Pues ahora toca rellenarla, una vez fría, y decorar con frambuesas.

DSC02851

No sólo es bonita y vistosa sino que está realmente deliciosa, con frambuesas o con …

DSC02855

frutos rojos del bosque (en versión congelada).

DSC02857

En forma de tarta o de tartaleta de corazón (muy San Valentín), con arándanos…

DSC02861

o con mermelada de moras casera.

DSC02876

  Acompañada de un rico y saludable smoothie de frutos rojos (prometo receta para el próximo post) ya es el sumum.

DSC02873

  Como veis la he disfrutado todo el fin de semana, y mi marido, mis amigos, …, les ha encantado a todos. Espero que os animéis a hacerla.

DSC02878

  SI TENÉIS ALGUNA DUDA, SI OS HA GUSTADO LA RECETA, DADLE AL ME GUSTA, COMPARTID O DEJAD UN COMENTARIO. GRACIAS POR LEER MI BLOG Y HASTA LA PRÓXIMA ENTRADA. PATRI.

Galletas de mantequilla de cacahuete

DSC02824

  ¿Mantequilla de cacahuete? Y éso que no me gusta. Pues sí mira me ha dado por ahí. Desde que vi la receta en el libro de Bea Roque me dieron ganas de hacer estas galletas, compré un tarro de Peanut butter en Taste of America e incluso pensé en probar los sellos para galletas que tengo desde hace meses y aún no había estrenado.

DSC02772

  La crema de cacahuete (o maní) es una pasta hecha de cacahuetes que han sido tostados y molidos, se le añade sal y, algunas veces, azúcar para mejorar el sabor. También estabilizadores para evitar la separación de los aditivos aceitosos y sólidos. En las cremas de cacahuete naturales, los aceites y sólidos pueden separarse sin el uso de estabilizadores. Sería el equivalente español a la crema de avellanas en cuanto a popularidad.

  La crema de cacahuete tiene un alto contenido en calorías. Cada cucharada de esta deliciosa crema nos aporta una gran cantidad de nutrientes. La crema de cacahuetes contiene proteínas y grasas saludables monoinsaturadas, que proporcionan energía. Además, la crema de cacahuete tiene otros nutrientes como por ejemplo fibra, fósforo, la vitamina B3, B7, vitamina A, hierro, resveratrol, triptófano y manganeso.

  La crema de cacahuete se utiliza untada en pan, galletas, frutas o forma parte de recetas de comidas y postres. Los americanos se la ponen hasta a las palomitas. Sellada, la crema de cacahuete se puede guardar entre 9 a 12 meses.

DSC02787

  La mantequilla de cacahuete es muy consumida en norteamérica. Siendo el cacahuate originario del territorio sudamericano, se han encontrado en vasijas, tumbas y decoraciones alusivas al maní, de hace 3.500 años como alimento para la próxima vida así como pinturas que muestras que desde aquel tiempo, ya se cosechaba. Las antiguas civilizaciones precolombinas ya utilizaban pasta de cacahuete para elaborar salsas.

  Según cuentan, fue a finales del s. XIX cuando George A. Bayle Jr., comenzó a vender pasta de cacahuetes molido como un suplemento alimenticio vegetariano y proteínico, para personas sin dentadura. La invención real de mantequilla de maní, su proceso de fabricación y la maquinaria utilizada para hacerlo, se puede acreditar a varias personas. En 1.884 Marcelo Gilmore Edson de Canadá patentó la pasta de cacahuetes, el producto final de la molienda cacahuetes tostados entre dos superficies calientes. En 1895, el Dr. John Harvey Kellogg (el de los cereales) creó una variedad de manteca de cacahuete para alimentar a sus pacientes en el Battle Creek Sanitarium de Battle Creek, Michigan. Kellogg, junto a su hermano, Will Keith Kellogg, patentaron un proceso para la elaboración de mantequilla de cacahuete, donde se usaban cacahuetes vaporizados en lugar de tostados. Otra versión dice que fueron los australianos quienes inventaron la mantequilla de cacahuete tal y como la conocemos hoy en día por Edward Halsey, el 29 de Mayo de 1.899 para la empresa Sanitarium Health Food Company, poniéndose a la venta en Junio.

  En 1.904 en Estados Unidos, se presentó el producto en “La Feria Mundial de Saint Louis”, mismo lugar donde se dio a conocer y popularizó el hotdog, la hamburguesa y el famoso cono de helado. Cuatro años después, en 1.908, la empresa estadounidense Krema Products Company de  Benton Black comenzó la producción masiva de la mantequilla de cacahuete, manteniendo su venta hasta la fecha. La marca Jif es la que más se vende en USA en la actualidad.

  Tiene hasta un día en su honor, el 24 de enero es el día nacional de la Peanut butter. Si hay un sándwich famoso en USA es el PB&J (peanut butter & jam), es decir, mantequilla de cacahuete con mermelada (la de fresa es la más popular). Pronto se convirtió en el favorito de los niños y al ser tan energético fue uno de los productos clave para la alimentación de los soldados durante la Primera Guerra Mundial. En España conocíamos de su existencia gracias a las películas americanas.

  Yo con lo que ha sobrado en el bote lo he probado con mermelada casera de moras y he de reconocer que está muy bueno. Y viendo la cantidad de propiedades que tiene … Aunque ojo porque tiene muchas calorías, como los frutos secos, buenos pero sin abusar.

  Existen dos variedades en cuanto a textura: la crunchy, con trocitos de cacahuete, y la creamy, sin ellos. En cuanto al sabor las hay saladas, dulces, con jarabe de arce, con chocolate, con canela y pasas, con chocolate blanco, …

  Ahora vamos con la receta, ingredientes a temperatura ambiente, a excepción de la mantequilla normal que ha de estar derretida pero tibia cuando la incorporemos.

DSC02792

Galletas de mantequilla de cacahuete

INGREDIENTES (salen unas 25 galletas):

– 220 g de harina de todo uso

– 1/2 cucharadita o TSP de levadura química o polvo de hornear

– 1/2 cucharadita o TSP de bicarbonato sódico

– 1/2 cucharadita o TSP de sal

– 125 g de mantequilla derretida

– 315 g de mantequilla de cacahuete (yo usé la versión crunchy)

– 100 g de azúcar moreno (en concreto light brown sugar)

– 130 g de azúcar

– 1 huevo tamaño L

– 1 cucharadita o TSP de extracto de vainilla

  Primero tamizar la harina junto al resto de ingredientes secos (levadura, bicarbonato, sal) y reservar. En un bol batir ambas mantequillas hasta que queden cremosas, luego incorporar los azúcares y mezclar hasta que todo esté integrado.

DSC02767     DSC02768

Luego añadir el huevo, batir y agregar la mezcla seca de harina y remover con una cuchara de madera o espátula.

DSC02769     DSC02770

Obtendremos una rica pasta de galleta. Como es un poco oleosa yo primero la tapo con film tal cual y la refrigero una hora, así luego se trabaja mejor pero este paso no es imprescindible.

DSC02771

Con la ayuda de una cuchara de helado de unos 5 cm de diámetro formar bolas más o menos iguales (también podéis pesar las bolas de masa).

DSC02773     DSC02777

  Coloco un cortador redondo con bordes rizados y con la ayuda del culo de un vaso aplasto la masa. Luego si tenéis un sello con mensaje lo colocáis sobre la galleta y apretáis. Como al apretar se desparrama un poco la masa la recorto de nuevo con la ayuda del molde rizado. Este es el aspecto de las galletas antes de hornear. Para que al hornear no pierda la forma las congelo así durante 1h y luego las horneo en la parte media del horno sobre el papel sulfurizado en una bandeja a media altura a 180ºC. Lo ideal es utilizar bandejas de aluminio color claro pero yo aún no me las he comprado, me apaño con las dos que tengo del horno. Podéis hornear 2 bandejas al mismo tiempo utilizando la ventilación.

DSC02778     DSC02781

  En mi horno a 180ºC con calor arriba y abajo están en exactamente en 14 minutos pero depende de cada horno y del grosor final de la galleta. Han de estar blandas (que no crudas) al salir del horno y fuera se endurecen. Si te pasas con el tiempo se tostaran demasiado y quedarán duras. Obtendréis unas delicias como estas. Entre dulce y salado, jugosas, por la mantequilla y si os decantáis por las crunchy, mmmmmmm, deliciosas.

DSC02786
  También he estrenado cortadores de galletas, vienen en un pack de varios tamaños con dos bordes, uno liso y otro rizado, me han dado muy buen resultado.

DSC02798

  Otra manera de hacer un regalo gastronómico original, horneas las galletas, las guardas en un tarro hermético con una bonita cinta, cuerda, una etiqueta que describa el producto o un mensaje.

DSC02800

  Como éste que hice utilizando un sello de caucho que compré en Lidl: “Hecho con amor”.

DSC02827

“Precaución: el contenido de esta bolsa puede llevar a la adicción de un gran sabor”.

DSC02828

  Me encantan las galletas con mensaje: baked with love (horneado con amor), eat me (cómeme), home made (hecho en casa).

DSC02829

  Un kit perfecto para irse de merendola con una cesta y una manta al antiguo cauce del río Turia, zona ajardinada de Valencia que tenemos muy cerquita. Un poco de zumo, leche, unos batidos e incluso una mistela (vino dulce valenciano).

DSC02789

  Con un sabor entre dulce y salado y con los trocitos de cacahuete, realmente diferente y delicioso.

DSC02833

Éstas son las que se hicieron mis hijas, se las llevaron al cole para almorzar.

  SI TENÉIS ALGUNA DUDA, SI OS HA GUSTADO LA RECETA, DADLE AL ME GUSTA, COMPARTID O DEJAD UN COMENTARIO. GRACIAS POR LEER MI BLOG Y HASTA LA PRÓXIMA ENTRADA. PATRI.

Especial San Valentín

Collage San Valentín

Para no ser muy de celebrar San Valentín le estoy cogiendo el gusto a preparar repostería temática. Aquí os dejo unas cuantas ideas a ver qué os parecen. Venga que aún estáis a tiempo de preparar algo especial!!!!!!

DSC00130 (Copiar)

Éstos Red Velvet cupcakes súperesponjosos, están diciendo cómeme.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La tarta por excelencia de San Valentín en USA, la Red Velvet en versión cake.

DSC00040 (Copiar)

  Y seguimos con el rojo, ¿qué pasa si combinamos un brownie con tarta de queso en versión Red Velvet? Que sale esta delicia de Red Velvet brownie cheesecake.

DSC02729

Y para rojo pasión estas Red Velvet cookies, simplemente adictivas.

DSC02256 copia

  Utilizando un molde de corazón podéis preparar cualquier bizcocho de vuestro sabor favorito.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

  Si hay unas frutas que evoquen el rojo San Valentín son las fresas y las frambuesas. Esta tarta de Mascarpone y fresas quita el sentido por completo.

O si lo preferís podéis hacerla en versión tartaleta. Deliciosa y atractiva.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Una mini Pavlova de frutos rojos.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

O también en versión maxi, los frutos rojos son mis favoritos y la Pavlova, mmmmm

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Serían por sí solos un buen desayuno de San Valentín.

DSC_2002 (Copiar)

Si os decantáis por unas galletas decoradas no os perdáis estas galletas glaseadas en forma de corazón.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

  Si horneas un flan de huevo tradicional con un molde rizado de los de toda la vida mira lo que pasa cuando cortas pequeñas porciones, corazones que se deshacen en la boca.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Mi favorita, la Strawberry New York cheesecake, sin dudarlo.

 

Si quieres preparar algo especial, tú puedes, elige tu mejor opción. Puede ser un postre o una merienda romántica. ¿Con cuál te quedas?

  SI TENÉIS ALGUNA DUDA, SI OS HA GUSTADO LA RECETA, DADLE AL ME GUSTA, COMPARTID O DEJAD UN COMENTARIO. GRACIAS POR LEER MI BLOG Y HASTA LA PRÓXIMA ENTRADA. PATRI.

Tarta de queso Quark

DSC02764

  Mira que me gusta a mí una tarta de queso sobre todas las cosas, pues aún no había probado la de quark, la típica alemana. Esta tarta es muy fácil de hacer y además rápida. No soy muy fan del queso Quark, porque no tiene mucho sabor para ser queso y es un poco ácido pero se pueden hacer pasteles de queso deliciosos como esta típica tarta alemana. Hay muchas recetas diferentes pero yo me he decantado por una muy simple de mi libro de cabecera de Caroline Bretherton.

DSC02689

¿Conociáis este tipo de queso?

  El queso quark es de origen alemán, en alemán significa cuajada. De hecho tiene consistencia como de yogur tal y como lo conocemos en España pero en centroeuropea lo hay granulado, con aspecto similar al requesón o en bloque como nuestro queso fresco. Según la cantidad de suero que se le quita se obtiene una consistencia más tipo queso cottage o tipo cuajada. Es un queso batido, de textura untuosa y blanca, de aroma fresco y sabor ligeramente ácido. Se puede elaborar con leche de vaca, cabra y oveja a la que se le añade cuajo o bacterias lácticas. Tiene un contenido medio de calorías (por ejemplo 80 gramos aportan entre 38 y 91 calorías según variedad). Contiene un 80% de agua.

DSC02742

  Es muy empleado en la cocina alemana (Weißkäse en Baviera), en la cocina de Austria (Topfen) y en las cocinas de los Países Bajos. También en países de Europa Central, como Polonia, y del Este, como Rusia, Ucrania, Bielorrusia, etc. Se emplea también en la elaboración de algunas salsas y como relleno de diferentes postres.

  Y dicho esto pasemos a la receta. Aprovechando que hay frambuesas en los supermercados, más concretamente en el Consum de debajo de mi casa, esta es una receta muy sencilla y vistosa para San Valentín. Y ya de paso tapamos alguna imperfección como las grietas que suelen formarse en este tipo de pasteles. A pesar de dejar que la tarta se enfriara en el horno me salió una. Las claras batidas hacen que el relleno se infle durante la cocción. Al enfriarse baja un poco y se puede agrietar. Si dejas la puerta del horno entreabierta se suela minimizar el daño pero a mí esta vez no me funcionó tan bien como con las cheesecakes.

  Con las cantidades que os voy a dar salen entre 8 y 12 raciones pero yo hice dos pequeñas. Esta vez no preparé yo la masa brisa, compre la de Lidl siguiendo el consejo de Bea Roque. Da buen resultado pero para mi gusto es muy fina. La próxima vez la hago con la base que suelo utilizar de masa quebrada, tanto la básica como la francesa de almendra. En la receta original además de la ralladura de un limón lleva también su zumo pero yo la he vuelto a hornear y la prefiero sin zumo, el conjunto de ambos ingredientes la hace demasiado ácida. Para mi gusto está mucho mejor sólo con la ralladura.

  Lo ideal es utilizar un molde desmoldable de unos 22 cm de diámetro o bien un molde sólo de aro sobre papel sulfurizado. Podéis untar el interior del molde con mantequilla o aceite desmoldante o forrar con papel de horno.

DSC02765

Tarta de queso Quark (Quarkkuchen)

INGREDIENTES (8-12 raciones)

– Masa brisa o quebrada (si la quieres hacer casera ve a los enlaces de arriba)

– 750 g de queso quark

– 125 g de azúcar

– 4 huevos L separando yemas de claras

– la cáscara de un limón

– 2 cucharaditas de extracto o pasta de vainilla

DSC02735     DSC02737

  Precalentar el horno a 180ºC. Preparad un molde y cubrir con papel sulfurizado. Sobre el mismo extender la masa dándole un grosor de unos 5 mm de manera que cuelgue masa por los bordes. Es mejor que sobre y luego la recortemos que nos quede corta. Una vez forrado cubrid con papel de nuevo o con film resistente a altas temperaturas y colocar encima pesos como lentejas, arroz, garbanzos o alubias crudas. Hornead durante unos 20 minutos. Pasado este tiempo retirar las pesas y el papel con cuidado de no quemarse y hornead otros 5 minutos más. Mientras tanto prepararemos la parte cremosa.

DSC02738     DSC02739

  En un bol grande batiremos las yemas de los huevos junto con el azúcar.

DSC02740     DSC02744

Añadir el queso quark, la ralladura del limón y la vainilla.

DSC02745     DSC02747

  Con la ayuda de unas varillas eléctricas o robot de cocina montar las claras a punto de nieve. Con la ayuda de una espátula mezclar junto con la masa batida preparada anteriormente. Se debe hacer con movimientos envolventes para evitar que bajen.

DSC02748     DSC02749

  Verter la mezcla sobre la base. Si los bordes de la masa ya se os han dorado un poco podéis taparlos con papel de aluminio cubriendo sólo esa parte para evitar que se os quemen o doren más. Hornead a media altura a 180ºC durante 60 ó 70 minutos. Veréis que se dora ligeramente su superficie y crece. Apagar el horno y abrir un poco la puerta para que el cambio de temperatura no sea brusco. Pasados 30 minutos dejar enfriar fuera al menos durante una hora. Recorta la masa sobrante y sirve o refrigera. Aguanta un par de días en nevera pero la masa se reblandece. También podéis preparar la base un día o dos antes y guardar en un recipiente hermético.

DSC02752

  Si aunque sigáis mis consejos os sale la dichosa grieta no desesperéis. Unas frambuesas colocadas estratégicamente y aquí no ha pasado nada.

DSC02760

No me digáis que no es ideal para un San Valentín como el de este fin de semana…

DSC02762

Vistosa y deliciosa.

DSC02763

Con ingredientes baratos y sencillos.

DSC02766

Después de hornear esta tarta volví a repetir una semana después y salió aún mejor.

DSC02889

Esta vez en versión maxi y en tartaleta.

DSC02912

Las frambuesas le dan el contrapunto ácido y el colorido.

DSC02919

  Esta tarta de queso es ideal si estás a dieta porque es mucho menos calórica que otras cheesecakes. Aunque es un poco menos sabrosa claro pero más ligera. La masa es muy fina, el queso es de los light, lleva poco azúcar así que podéis animaros. No apta, sin embargo, para diabéticos (a no ser que utilicéis otro edulcorante hipocalórico). Y tampoco para dietas hipolipemiantes (por el huevo).

DSC02922

¿Os animáis?

DSC02923     DSC02924

Esta vez lista para regalar, la caja es de Party fiesta, reutilizable (2€).

SI TENÉIS ALGUNA DUDA, SI OS HA GUSTADO LA RECETA, DADLE AL ME GUSTA, COMPARTID O DEJAD UN COMENTARIO. GRACIAS POR LEER MI BLOG Y HASTA LA PRÓXIMA ENTRADA. PATRI.