Cupcakes de calabaza con frosting de chocolate


  Sí, ya sé que se han acabado las fiestas pero es que me puse en modo Navidad y me cuesta dejarlo. Me encanta, he decidido que la corona de Navidad de mi cocina va a seguir ahí. Me resisto a olvidar. Con mucha pena recogí ayer el Belén de Ferrándiz, el árbol de Navidad, el carrusel y la ciudad invernal, los adornos y hasta el Belén de Playmobil de mis hijas. Pero la vida sigue y hay que esperar a la próxima. Hoy os traigo mi receta favorita de bizcocho de calabaza del mundo mundial tuneada y un frosting de chocolate que ya preparé en Halloween y del que os debía la receta. Es untuoso, no demasiado pesado, chocolateado, mmmm delicioso.

  Este bizcocho lo he hecho de todas las formas posibles: muffin, cupcake, loaf, bizcocho clásico, Bundt cake, mini bundt cakes, layer cake e incluso lo he regalado en mini loafs. Es un todoterreno.  Y lo único que cambio es el molde y el tiempo de horneado, los ingredientes son los mismos para todas las versiones. La primera vez que vi la receta en el  libro de Bea Roque pensé “calabaza asada y especias”, seguro que me gusta. Pues no, me encanta, y en casa y con los amigos siempre triunfa. A su vez esta receta Bea la descubrió en el libro Miette, de Meg Ray, las 100 recetas secretas de una mítica pastelería de San Francisco. La primera receta que publiqué de este Pumpkin Walnut Cake fue un Bundt cake, cuando ni siquiera tenía moldes de Nordic Ware. Con el tiempo la he ido adaptando un poco, he cambiado el azúcar blanco por moreno o panela, el que tenga más a mano, he hecho mi propia mezcla de especias (Pumpkin Spice Mix), mezclo un poco de harina integral con la blanca, ya no le pongo nueces, ni troceadas ni molidas cuando son versiones mini o cupcakes y he reducido un poco la cantidad de azúcar. Simplemente pasando los trozos de calabaza asada por la pala de la K.A. ni siquiera la trituro. Así que era el momento de publicarla de nuevo, porque ya la he hecho mía.

  Esta vez los he acompañado de un maravilloso frosting de chocolate, de Manuela Kjeilen, una de mis blogueras favoritas. Su blog Passion 4 baking no tiene desperdicio. Sus recetas nunca fallan. Tiene su propio programa de TV, Manuela’s Dinner. Y aunque no me gusta el exceso de estética sesentera me encantan sus recetas, nunca fallan.

  Ya lo he hecho 2 veces y es increíblemente sedoso. Queda más firme si los chocolates son cacao puro y tableta de 70% .

  Esta vez he vuelto a hacer de pinche de cocina de mi hija Martina. A mi pequeña le encanta meterse conmigo en la cocina.

 

Cupcakes de calabaza y frosting de chocolate

INGREDIENTES (24 cupcakes):

Cupcakes

– 250 g de harina (150 g de todo uso, 100 g integral de trigo)

– 1 ½ cucharadita o TSP de bicarbonato sódico

– 3 cucharaditas o TSP de Pumpkin spice pie mix

– Una pizca de sal

– 4 huevos L

– 250 g de azúcar moreno o panela

– 250 ml de aceite de oliva suave

– 400 g de puré de calabaza asada

Frosting 

Sirope de chocolate:

– 125 g de cacao en polvo

– 160 ml de café

– 150 g de azúcar

– 60 g de chocolate puro 70%

Frosting

– 500 ml de nata líquida 35’1 % de mat. grasa

– 240 g de queso Mascarpone

– 195 g de icing sugar

– 2 cucharaditas  TSP de pasta o extracto de vainilla

– Sirope de chocolate

 

 

Preparación

Cupcakes

  Precalentar el horno a a 175ºC con calor arriba y abajo. Preparar las cápsulas y el molde de cupcakes. Mezclar las harinas con el bicarbonato, el mix de especias y la sal, tamizar y reservar. Batir los huevos con el azúcar integrando bien los ingredientes hasta que espumen. A velocidad baja añadimos el aceite de oliva poco a poco y luego batimos a más potencia homogeneizando la mezcla. Ahora le toca el turno a la calabaza, agregar el puré de calabaza, o la calabaza a trozos, y seguir batiendo. Veréis qué color anaranjado más bonito coge. Añadir la mezcla de los ingredientes secos tamizados en 2 ó 3 veces. Mezclar bien sin sobrebatir, mejor hacerlo con una espátula. Hornear unos 25 minutos a media altura o hasta que al pinchar el centro con un palito este salga limpio. Sacar del horno dejar 5 minutos en el molde y luego enfriar sobre una rejilla.

Frosting

    Trocear el chocolate y reservar en un bol. En un cazo mezclar el café, el cacao y el azúcar. A medio fuego llevar a ebullición removiendo constantemente. Cuando empiece a burbujear retirar de la fuente de calor. Verter la mezcla sobre el chocolate y remover hasta que se integre todo. Dejar enfriar 10 minutos. En a K.A. o con la ayuda de un batidor mezclar el Mascarpone, la nata fría y el icing sugar hasta que quede una mezcla esponjosa. Añadir la vainilla, integrar. Agregar el sirope de chocolate y mezclar con la ayuda de una espátula con movimientos envolventes. Rellenar una manga pastelera con boquilla (yo usé una de estrella, la 1M de Wilton) y decorar vuestros cupcakes. Os dejo este vídeo que publiqué en Instagram. La combinación de chocolate y calabaza es increíble.

 

Con un bonito y sencillo adorno queda de lo más navideño.

O ¿por qué no?, para Halloween.

Un detalle que siempre triunfa entre las profes de mis hijas.

Sí, los volví a hacer, esta vez con frosting de Tía María.

Con mi nuevo Cake Stand de mármol y madera.

 

  SI TENÉIS ALGUNA DUDA, SI OS HA GUSTADO LA RECETA, DADLE AL ME GUSTA, COMPARTID O DEJAD UN COMENTARIO. GRACIAS POR LEER MI BLOG Y HASTA LA PRÓXIMA ENTRADA. PATRI.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s