Peanut butter kisses


  Este nombre esconde unas galletas hechas con mantequilla de cacahuete y coronadas con unas chocolatinas americanas a las que llaman Kisses, de la conocida marca de chocolates americana Hershey’s. Estas galletas se les conoce como Peanut butter KissesPeanut butter Blossoms. Esto me recuerda un monólogo de El club de la comedia, de Eva Hache. Y es que en España a los típicos dulces de cada pueblo les ponen unos nombres que sólo con decirlos dan ganas de no comprarlos. Como dice Eva bien podrían llamarse Boñigas de Garrucha, Zurullitos de Honrubia, … Pues si estas galletas fueran españolas no se llamarían ni besos ni flores como les llaman los americanos, se llamarían tetillas de … seguro, vamos. Pero es que los americanos para eso son muy finos, y las tetas ni las enseñan ni las nombran.

DSC07580

  En fin, toda la vida viendo películas americanas donde se comían sus sandwiches de mantequilla de cacahuete con mermelada (la de fresa es la más popular). El llamado: PB&J (peanut butter & jam), que me parecía la cosa menos apetecible del mundo y más insana y aquí estoy haciendo postres con esa pasta tan americana. Que vendría a ser nuestro equivalente con la nocilla.   Tiene hasta un día en su honor, el 24 de enero es el día nacional de la Peanut butter. Pronto se convirtió en el favorito de los niños y al ser tan energético fue uno de los productos clave para la alimentación de los soldados durante la Primera Guerra Mundial.

  No es el primer postre que hago con mantequilla de cacahuete, podéis ver unas cookies que hice aquí, y descubrir el origen de esta pasta tan americana. Pues mira por dónde a pesar de ser muy calórica está hecha prácticamente de cacahuetes por lo que tan insana como yo pensaba no es, siempre y cuando no se le añada mucho aditivo por parte de las marcas comerciales.   Existen dos variedades en cuanto a textura: la crunchy, con trocitos de cacahuete, y la creamy o smooth, sin ellos. En cuanto al sabor las hay saladas, dulces, con jarabe de arce, con chocolate, con canela y pasas, con chocolate blanco, … La marca Jif es la que más se vende en USA en la actualidad.

DSC07562

  La crema de cacahuete (o maní) es una pasta hecha de cacahuetes que han sido tostados y molidos, se le añade sal y, algunas veces, azúcar para mejorar el sabor. También estabilizadores para evitar la separación de los aditivos aceitosos y sólidos. En las cremas de cacahuete naturales, los aceites y sólidos pueden separarse sin el uso de estabilizadores. Sería el equivalente español a la crema de avellanas en cuanto a popularidad.

  La crema de cacahuete tiene un alto contenido en calorías. Cada cucharada de esta deliciosa crema nos aporta una gran cantidad de nutrientes. Contiene proteínas y grasas saludables monoinsaturadas, que proporcionan energía. Además, tiene otros nutrientes como por ejemplo fibra, fósforo, vitamina B3, B7, vitamina A, hierro, resveratrol, triptófano y manganeso.

  La crema de cacahuete se utiliza untada en pan, galletas, frutas o forma parte de recetas de comidas y postres. Los americanos se la ponen hasta a las palomitas. Sellada, la crema de cacahuete se puede guardar entre 9 a 12 meses.

  Los bombones que he utilizado son de la marca Hershey’s que podéis encontrar en la tienda de productos americanos Taste of America o a veces en el club del gourmet de El Corte Inglés. Aquí encontramos 3 ó 4 variedades a lo sumo. En América hay un sinfín de  variedades: chocolate negro, chocolate con leche, con leche rayado con chocolate blanco, relleno de crema de caramelo, con una almendra dentro, con una avellana, de cookies ‘n’ cream, recubiertos de chocolate naranja y con sabor especiado de calabaza que comercializan en Halloween y también ediciones especiales en Pascua, Navidad, San Valentín.

  Y dicho esto vamos con la receta. Podéis encontrar la receta original aquí. Aunque sigo a Bakerella desde hace mucho tiempo por las redes sociales nunca había hecho una receta suya. Llegué a su receta a través del maravilloso blog de La chica de la casa de caramelo. Es una delicia, tengo que preparar uno de esos maravillosos picnics que prepara.

  Esta vez estaba perruna y he preparado la receta con la medida de cup o taza americana. Os pongo la cantidad en gramos. He combinado azúcar blanco y moreno. Ya sabéis que si encontráis una receta con medidas en cup o taza podéis pasarla fácilmente a gramos aquí.

DSC07581

Peanut butter kisses.

INGREDIENTES para unas 40 galletas:

– 190 g de harina
– 3/4 de cucharadita o TSP de bicarbonato sódico
– 1/2 cucharadita o TSP de sal
– 115 g de mantequilla pomada
– 230 g de mantequilla de cacahuete
– 200 g de azúcar (1/2 blanco, 1/2 moreno) + un poco de azúcar blanco para rebozar las bolas de masa
– 1 huevo
– 2 cucharaditas o TSP de esencia de vainilla
– Chocolatinas Kisses de Hershey’s

DSC07567

Preparamos nuestros ingredientes.

DSC07570

  En un bol mezclar y tamizar juntos la harina, el bicarbonato sódico y la sal. Con la ayuda de un robot o una cuchara de madera batir las dos clases de mantequilla hasta obtener una mezcla cremosa. Agregar el azúcar e integrarlo todo. Luego añadir el huevo y la vainilla. Agregar la mezcla de ingredientes secos e integrar todos los ingredientes. Precalentar el horno a 175ºC.

DSC07571     DSC07573

  En una bandeja con papel sulfurizado o similar ir colocando bolas de masa de unos 3 cm de diámetro aproximadamente o de unos 18-20 g de masa. Rebozar las bolas de masa en azúcar blanco y colocar en la bandeja dejando separación entre ellas, unos 4 cm al menos.

DSC07574     DSC07575

  Hornear a media altura, a 175ºC durante unos 10-12 minutos o hasta que bajen un poco. Sacar del horno y al momento colocar un bombón en el centro de cada galleta empujando un poco para formar esas grietas tan características. Luego pasar las galletas a una rejilla para que se enfríen un poco. Veréis que el bombón de chocolate se pone brillante por el calor, es el momento ideal para comérselas.

DSC07577
Mi hija Martina me ayudó a hacer las galletas.

DSC07586

  Una vez frías podéis guardarlas en una lata y se mantienen en buen estado durante varios días.

  ¿Habéis notado algo diferente en las fotos? Sííííííí, por fin tengo el anhelo de mis deseos, una KITCHEN AID !!!!! Debo de haber sido muy buena en 2.015 porque los Reyes Magos me trajeron el sueño de toda repostera, una Kitchen Aid en rojo imperial. ¡Ainnnnssssss qué bonita! ¡Y qué ilusión! Enamorada de una máquina. Sí, sólo es un objeto pero no me extraña que en Estados Unidos la tengan en un museo. Había soñado con ella, por éso no me podían haber traído otra. Estoy FELIZ, FELIZ, FELIZ. Adiós a mi Bosch MUM básica que tan buenos momentos me dio, bienvenida K.A., mi nueva “ayuda en la cocina”. Creo que vamos a ser grandes amigas. Ya he montado nata, hecho merengue, macarons y cookies. Como si la hubiera utilizado desde siempre. Sí, se merece un post aparte. ¿A qué sí?

995310_967034740046413_4580720942059500323_n

  SI TENÉIS ALGUNA DUDA, SI OS HA GUSTADO LA RECETA, DADLE AL ME GUSTA, COMPARTID O DEJAD UN COMENTARIO. GRACIAS POR LEER MI BLOG Y HASTA LA PRÓXIMA ENTRADA. PATRI.

Anuncios

8 comentarios en “Peanut butter kisses

  1. Patri en cuanto tu nuevo robot de cocina ha aparecido en las fotos he sabido que los Reyes se habían portado muy bien, me alegro mucho por ti y por lo que todos vamos a disfrutar con tus recetas y tu nuevo mejor amigo en la cocina. Las galletas me encantan, y desde que descubrí la crema de cacahuetes antes de navidad me he aficionado mucho a ella, así que me apunto la receta que en breve tendré (por fin) un horno instalado en mi nueva cocina. U besote!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s