¡Felices Fiestas!

15621775_1231493583600526_8403876715501102715_n

  Hoy me paso por aquí de puntillas, aunque no os traigo nueva receta.

  Pero no quería desaprovechar la oportunidad de desearos una Feliz Navidad. En estos tiempos aún difíciles para muchas personas quiero desearos que paséis unas Felices Fiestas rodeados de vuestra familia y amigos. Que se cumplan vuestros sueños y esperanzas y que entre todos podamos hacer un mundo más bonito.

  Un beso y un abrazo muy fuerte desde este humilde blog.

Pumpkin Whoopie Pies

thumb_img_3774_1024

  Sí, ya sé que suena muy raro para ser un pastelito, pero los Whoopie Pies son otro de esos típicos dulces americanos y todavía no había horneado ninguno. Así que ya que estos días tenía por casa puré de calabaza asada de sobra aproveché para hacer una tanda para merendar el domingo. Y tanto me han gustado que como veis ya los he subido al blog. Hace tiempo me compré un molde para Whoopies, pero ya os digo yo que no hacen falta, es más, con el molde queda una rebaba rara que no me gusta pero como no quiero tener moldes por estrenar allá que me fui a hacerlo. ¡Qué delicia! Está jugoso, cremoso, delicioso, hasta me gusta recién sacado de la nevera, como un sandwich frío. Y el relleno de queso crema le va que ni pintado.

  Y ahora diréis … Nos va a contar la historia de estos pequeños y deliciosos pastelitos. Si es que me conocéis muy bien jejeje. Los Whoopies Pies son muy populares en la costa Este Norteamericana, sobre todo en Pennsylvania, donde se han convertido en una tradición de los Amish, y en Maine, ya que ambos se disputan su origen. El más típico es el de chocolate pero los de calabaza también se han hecho muy populares. Un sandwich hecho con dos galletas abizcochadas y una generosa cantidad de crema en su interior. La cocina amish se trata de viejas recetas que han alimentado a las familias durante generaciones, sin fusiones ni mezclas de moda ni entre culturas. Estos pasteles  whoopie fueron considerados un regalo especial porque fueron hechos originalmente de masa sobrante de los bizcochos. Según la leyenda de los Amish, cuando los niños o maridos encontraban estos bocaditos en sus fiambreras de comida, gritaban “Whoopi!“. Los amish también les llaman hucklebucks. El relleno suele ser generalmente de dos tipos, con un glaseado espeso hecho con dulce de manteca vegetal Crisco y azúcar glas o con marshmallow FLUFF, esa crema pecaminosa de nubes.

thumb_img_3756_1024

  La entrada de hoy es tan rápida que casi no me dejan ni fotografiar este postre. Los han devorado sin piedad. ¡¡¡¡¡Mami date prisa que tenemos hambre!!!!!-dijeron las fieras. Jejeje son insaciables, pero es la única manera de que mi pequeña coma calabaza, en crema o en postre. Me vais a perdonar que hoy no ponga el paso a paso pero es que es muy sencillo. La receta es del libro de Hummingbird Baker Cake Days-Recipes to make every day special, de Tarek Maalouf and The Hummingbird Bakers. Es un libro de lo más completo con cakes, cupcakes, loafs, whoopies, bars, pies, muffins, cookies, … Como veis no tiene desperdicio. Ya he hecho varias y quedan genial. Se trata de una cadena de pastelerías londinense pero con productos típicamente americanos. La primera de estas Bakerys nació en 2.004 en el barrio de Nothing Hill. Luego abrieron unas cuantas más por la ciudad y hasta tienen una en Dubai. Los libros no tienen desperdicios, tengo varios y son recetas deliciosas de las que nunca fallan.

thumb_img_3745_1024

  He modificado el relleno porque lleva crema de marshmallows (nubes de chuche) y yo no se la he puesto. Me parecía que iba a quedar demasiado dulce. Creo que con el resto de ingredientes queda genial, como el frosting de la Carrot Cake. Así que doblé cantidades y obvié la crema de nubes. Recordad que si no digo lo contrario, ingredientes a temperatura ambiente. Aunque veáis en la foto que he utilizado el molde de Whoopies no es necesario. Con la ayuda de dos cucharas soperas se coloca la masa formando un círculo de unos 5 cm de diámetro y dejando una separación de al menos 2-3 cm entre ellos porque crecen en el horno. Vamos con la receta.

thumb_img_3779_1024

Pumpkin Whoopie Pies

INGREDIENTES (para unos 8-10 whoopies):

Whoopies

– 120 ml de aceite de oliva suave

– 200 g de azúcar moreno claro (light brown sugar)

– 1/2 TSP o cucharadita de extracto de vainilla

– 1 huevo tamaño L

– 115 g de puré de calabaza (asada o hervida)

– 250 g de harina de todo uso

– 1/2 TSP o cucharadita de polvo de hornear

– 1/2 TSP o cucharadita de bicarbonato sódico

– 1/2 TSP o cucharadita de sal

– 1 TSP o cucharadita de canela molida

– 1 TSP o cucharadita de jengibre

Crema de queso

– 190 g de mantequilla sin sal

– 300 g de azúcar glas (mejor icing sugar)

– 160 g de queso crema no light (tipo Philadelphia)

– 1 TSP o cucharadita de extracto de vainilla

thumb_img_3747_1024     thumb_img_3746_1024

  Preparamos un molde o un par de papeles de horno encerado sobre dos bandejas. Precalentar el horno a 170ºC con calor arriba y abajo. En un bol tamizar juntos la harina, las especias, el bicarbonato y la levadura, reservar. En otro bol a mano, con varillas eléctricas o en un robot de cocina tipo K.A. batir el aceite con el azúcar y la vainilla hasta que palidezca un poco el color. Verter el huevo y el puré de calabaza y mezclar hasta obtener una masa homogénea. Añadir la mezcla de ingredientes secos a velocidad baja solo hasta que se integre. Con la ayuda de dos cucharas soperas o una de helado verter masa sobre los papeles de horno en las bandejas formando círculos (de unos 5 cm de diámetro) y separando 2-3 cm entre ellos. Hornear a media altura de 10 a 13 minutos o hasta que al pinchar con un palito este salga limpio o se torne la superficie dorada. Sacar del horno y dejar enfriar por completo. Mientras se hornea aprovechar para hacer el frosting: en un bol de un robot de cocina batir la mantequilla con el azúcar con el accesorio pala hasta que quede una mezcla suave. Después añadir el queso crema ligeramente batido con la ayuda de un cucharón o cuchara de madera y la vainilla. Batir a velocidad alta por un minuto. Reservar en la nevera mientras se enfrían las galletas del whoopie.

thumb_img_3748_1024     thumb_img_3751_1024

  Una vez frías las galletas rellenar con la crema y a disfrutar!!!!!!!!

thumb_img_3752_1024

Con forma de galleta pero textura de bizcocho.

thumb_img_3753_1024

Solo o acompañado de un gran vaso de leche, un café o un Chai tea latte, deliciosos.
thumb_img_3757_1024

La jugosidad del bizcocho y la untuosidad de la crema lo hacen irresistible.

thumb_img_3796_1024

Un postre muy cómodo de comer, a bocados, con las manos y sin ensuciar nada.

thumb_img_3799_1024

El bocado no te dejará indiferente, es así de jugoso y tierno. No dejamos ni las migas.

  SI TENÉIS ALGUNA DUDA, SI OS HA GUSTADO LA RECETA, DADLE AL ME GUSTA, COMPARTID O DEJAD UN COMENTARIO. GRACIAS POR LEER MI BLOG Y HASTA LA PRÓXIMA ENTRADA. PATRI.

Quesada pasiega tradicional cántabra

dsc00175

  El verano pasado volvimos a repetir vacaciones por el norte de España. Esta vez en la zona oriental de Cantabria, y también visitamos Vitoria y Bilbao. Hace dos veranos ya estuvimos en la zona de los Picos de Europa y Asturias. Esta vez nos alojamos en el municipio de Hazas de Cesto.

thumb_img_1149_1024

  Y tenía pendiente hacer algún postre de la zona. Viajar al norte es adentrarse en la naturaleza, volver al medio rural y degustar una gastronomía que no defrauda. Además encontramos un alojamiento increíble, un herrero en una gran finca con parcela para que las niñas camparan a sus anchas. El hórreo es una construcción más típica asturiana, en Cantabria sería la cabaña pasiega pero a nosotros este pequeño tesoro nos encantó. La parte de abajo en lugar de abierta estaba cerrada y habían construido una cocina-comedor.

thumb_img_0903_1024

  Los dueños del lugar nos proporcionaron además 4 bicicletas. Son las vacaciones ideales para las niñas y para nosotros. La mañana la dedicábamos a ver algún pueblo o ciudad, o hacer alguna excursión. Después de comer volvíamos al hórreo, nosotros aprovechábamos para descansar un poco, leer, o no hacer nada más que tumbarnos en el césped. Las niñas aprovechaban para jugar, correr e inventarse historias.

thumb_img_0891_1024

  Luego cogíamos las bicis y nos íbamos por los caminos a ver a los caballos, las vacas, las ovejas, el río, … A las niñas les encantó ir a las Cuevas de Altamira y de El Soplao, o al Parque de Cabárceno donde disfrutaron de los animales, especialmente de los osos.

thumb_img_0815_1024

  No sé por qué estos días me he acordado de nuestras vacaciones. Será la lluvia de estos días en Valencia. Será la idea de hornear unas quesadas pasiegas caseras. Será que me traje cuajo de allí y mantequilla de los Valles Pasiegos y no quería que me caducara. Y que este domingo, en Valencia, el tiempo sólo invitaba a recogerse en casa y encender el horno. Así pues, con leche fresca de vaca y cuajo natural bovino, preparé el queso tradicional con el que se prepara este típico postre cántabro, la quesada pasiega.

thumb_img_0882_1024

En Hazas de Cesto, donde nos alojamos, probamos unas cuantas quesadas pasiegas.

thumb_img_0785_1024

  Y sobaos, bollos, magdalenas y un par de postres que nos trajimos de Bilbao uno de los días que visitamos la ciudad. El típico pastel vasco y un Goxua. Como veis allá donde voy me gusta probar la repostería típica.

thumb_img_0988_1024

Como veis hice acopio de mantequillas del lugar.

thumb_img_1089_1024

Y más quesadas …

thumb_img_0865_1024

Arroz con leche.

thumb_img_0866_1024

Cuajadas … Vamos que las vacas conmigo tienen faena jejeje.

thumb_img_0915_1024

Y vinimos encantados de comer cocido montañés. Que no sólo de dulce vivo yo.

  Cantabria es una región de gran tradición repostera. La excelente calidad de la leche y sus derivados, han sido durante siglos la base de la repostería artesana cántabra, con dulces tan exquisitos como la “Quesada pasiega” o el universal “Sobao pasiego”.

  La quesada pasiega tradicional se puede tomar fría o bien templada al poco de salir del horno. Yo la prefiero tomar al día siguiente, más cuajada pero no fría. Su aroma a limón y canela, se deshace en la boca, y hacen de ella uno de esos dulces cántabros que tanto me gustan.

  La quesada original se preparaba horneando una pasta compacta hecha con queso pasiego fresco o  “queso de las pasiegas”, mantequilla, huevos, miel, harina, cáscara de limón y canela. Es un queso elaborado con leche de vaca fresca que se cuajaba, para luego trocearlo en pequeños pedazos. La cuajada pasaba, una vez escurrida, a una tabla hasta quedar por completo sin suero. La quesada pasiega es un postre típico de los Valle Pasiegos y es uno de los postres más representativos de Cantabria. El término “pasiego” se refiere a algo cuyo origen se encuentra en el valle entre ríos Miera, Pisueña y Pas; bello paraje verde y ondulante en el que abunda el ganado y, por ende, la leche y el queso, ingrediente fundamental de esta tarta parecida al budín.

  El origen de la quesada es un tanto incierto, pero sabemos que en El Libro de Buen Amor, del Arcipreste de Hita, en el S.XIV y también en el libro de cocina de Rupert de Nola, en 1.529, se habla del queso asadero, por ser un queso que mejora mucho asándole, así como de una receta muy próxima a la de la quesada.

  La importancia de la mantequilla en la quesada pasiega es innegable. Este producto marcó siempre la desigualdad entre los pueblos del norte de España y los del Sur. Arriba la mantequilla y abajo la oliva. La utilización de la mantequilla fue una de las herencias bárbaras recibidas por los pueblos del norte del país. Por su color y textura, era utilizada en las ceremonias religiosas de bretones e irlandeses. Otro producto primordial es la leche que procedía de las vacas de los valles pasiegos. Leche fresca, con cuerpo, para elaborar el queso. Y también el azúcar, que entró en España de la mano de los árabes y cuyo origen generalizado no se produce hasta el siglo XIII. Por ello, se cree que los primeros sobaos y quesadas se elaboraban con miel, abundante en los bosques de Cantabria.

thumb_img_0955_1024

  De las virtudes de la quesada y su relación con la economía pasiega podríamos referirnos en los mismos términos que en el sobao. Se trata de un dulce simple y sencillo, pero cuyo éxito depende en buena medida de la calidad de la leche de la raza vacuna pasiega. El queso fresco salía de las ubres de una raza autóctona, preparadas durante siglos para la producción de leche de características peculiares por gentes, los pasiegos, que lo hacían con mentalidad de pastores. Éstos llevaban  el ganado en la primavera y verano a las branizas (prados robados al bosque) en compañía de toda la familia, con el nomadismo propio de los pastores, para estabularlo posteriormente en invierno y alimentándolo únicamente con heno.

  Cuando el consumidor de hoy en día degusta una quesada, en cierto modo, está reviviendo las características sutiles y sensuales del hogar pasiego. El sabor a humo del horno, las delicias de la mantequilla casera, de extraordinarias características organolépticas, las reminiscencias animales del odre, el gusto de los huevos de gallinas bien libres, el sabor seco de trigos perfectamente seleccionados para hacer el pan y las características de un azúcar que se adapta perfectamente al recocido, producto caro y prestigioso, que dejó en segundo plano a la miel. Toda una delicia para el paladar y una buena manera de saborear lo más genuino del pueblo cántaro. Fuente: Libro Ruta Gastronómica por Cantabria, de Inés Butrón.

dsc00172

  Aunque hay gente que prepara este postre con queso fresco, yogur o cuajada yo he querido hacerlo a la manera tradicional. Aunque no he podido conseguir leche fresca cántabra sino la leche fresca, los huevos son recién puestos y la mantequilla pasiega.

thumb_img_0950_1024

En Cantabria hay máquinas dispensadoras de leche fresca como esta de La Cántara.

thumb_img_3649_1024

Yo me he conformado con una leche fresca uperisada.

dsc00185

  Espero haberme acercado a la receta tradicional aunque la leche no sea cántabra. Espero que os guste.

dsc00166

  La receta que os presento la recoge Concepción Herrera de Bascuñan en el libro “Cocina Cántabra”. Es una receta muy antigua, de 1.895, cuando las quesadas se elaboraban en los hornos de leña al sacar el pan. Y la encontré también en el blog Sweet & Sour, toda una delicia de su autora Virginia.

dsc00174

El sabor denso con aromas a cítricos y canela es mi perdición.

dsc00176
Tengo especial predilección por los postres de toda la vida.

dsc00194

No hay nada más sencillo y delicioso.

dsc00188

Quesada pasiega

INGREDIENTES  (para 8 porciones):

– 1 litro de leche fresca entera pasteurizada

– 2 cucharadas o TBSP de cuajo (lo venden en farmacias)

– 4 huevos tamaño M

– 250 g de azúcar

– 100 g de mantequilla

– Ralladura de 1/2 limón

– 1 TSP o cucharadita de canela

– Una pizca de sal

– 100 g de harina

untitled

Una vez obtenida la leche cuajada reservar.

untitled1

  Precalentar el horno a 200ºC con calor arriba y abajo. En un bol grande batir los huevos con el azúcar y añadir la mantequilla previamente derretida y dejada de nuevo enfriar. Por otro lado añadir a la leche cuajada la ralladura de limón, la canela y la pizca de sal. Mezclar con una cuchara sin deshacer demasiado los grumos y verter en la mezcla de huevos. Por último añadir la harina y mezclar con una cuchara o espátula dejando la masa más bien gruesa, sin deshacer todos los grumos. Preparar un molde cuadrado o rectangular untado con un poco de mantequilla y colocar papel de horno, espolvorear con un poco de azúcar y canela. Verter la masa sobre el molde. Hornear durante 8 minutos a 200ºC y luego durante 45 minutos a 180ºC. Pasada media hora de estos 45 minutos subir la bandeja del horno al tercio superior.

thumb_img_3687_1024

  Este es el aspecto dejándola enfriar un poco, 30 minutos después de hornear. Está más granulosa, “menos cuajada”.

thumb_img_3694_1024

  Se puede tomar templada o dejar reposar hasta el día siguiente.

thumb_img_3693_1024

  Si la refrigeráis tened en cuenta que para apreciar mejor su sabor ha de estar templada así que sacadla de la nevera 30 minutos antes de servir. Yo la he probado de las dos maneras. Recién hecha es como más sedosa, menos compacta.

dsc00167

  Al día siguiente está como más cuajada. Deliciosa de cualquier manera. En el desayuno, merienda o de postre, cualquier momento es bueno para degustar este típico postre cántabro que tantas ganas tenía de hacer en casa.

dsc00197

  SI TENÉIS ALGUNA DUDA, SI OS HA GUSTADO, DADLE AL ME GUSTA, COMPARTID O DEJAD UN COMENTARIO. GRACIAS POR LEER MI BLOG Y HASTA LA PRÓXIMA ENTRADA. PATRI.

Muffins de calabaza y crema de queso

thumb_img_3630_1024

  Ya sabéis lo que me gusta a mí la calabaza, el otoño es una de mis estaciones favoritas, sólo por eso. Bueno y porque se acaban las vacaciones de verano de las niñas, que a veces se hacen muuuuuuy largas. Al final nos cansamos de todo, las niñas vuelven al cole y nosotros a la rutina. Entonces empiezo a ver calabazas en el mercado y se me va haciendo la boca agua. Vi uno de esos vídeos de Facebook, de muffins de calabaza y queso crema hace unas semanas.  Y siguiendo el enlace llegué a esta página, The Novice Chef, el blog de Jessica no tiene desperdicio. Es la tercera vez que los hago y como veis repito. Esta semana en casa y en el trabajo he triunfado, y no es para menos, están de muerte, jugosos, especiados, cremosos, …. Vamos, que los voy a hacer más veces. Se van a convertir en uno de esos básicos otoñales, como este otro bizcocho de calabaza que tanto me gusta. Últimamente lo hago sin las nueces pero las admite troceadas o picadas ( mejor sin piel, para que no amarguen).

thumb_img_3632_1024

  Pues dicho esto, mi suegra me trajo una calabaza horneada a leña en el pueblo y como a mis hijas les chiflan estos muffins no me lo pensé. Salen unos 17 tamaño mediano, 4 nos comimos el viernes para desayunar, 6 me llevé al trabajo para mis compañeras y 3 se llevó mi marido al suyo. Me quedaron otros 4 para desayunar esta mañana. Como veis no duran mucho en casa. Al hacerles una foto me di cuenta que hace ya unas semanas los hice y no los subí al blog. Mi amiga Isa tenía antojo de muffins y le había prometido que le haría unos deliciosos. Y además me pidió que se los llevara en la cesta de la bici. Me llama Bree Van De Camp (de Mujeres desesperadas) 😂 😂. Pues no defraudan, ni a ella ni a nadie que los ha probado. Y yo sin subirlos al blog!!!!! Pues esto tenía que remediarlo, porque están de vicio. Otro básico para mis desayunos y meriendas otoñales-invernales.

thumb_img_3629_1024

¿Son para hincarles el diente ahora mismo o no?

  Para hacer la traducción de tazas de esta receta americana utilizo mis tablas de equivalencias, no fallan. La receta utiliza exactamente 15 OZ ó 425 g de puré de calabaza y no es al azar. Es la cantidad que viene en una Can pumpkin o Pure pumpkin puree. Los americanos son muy de utilizar miles de preparados para sus postres, incluyendo latas de calabaza, arándanos, cerezas, ruibarbo, … para sus tartas tipo Pie, mixes o mezclas para sus bizcochos. Yo prefiero asar y triturar las calabazas tan buenas que tenemos en Valencia pero si me pilla fuera de temporada viene muy bien tener una de estas latas a mano. Yo las compro en Taste of America y son sólo puré de calabaza, sin aditivos de ningún tipo. Las podéis encontrar desde 2’90 € cada lata. Éso sí, prácticas son, desde luego. Abrir y verter. Y si nos pilla fuera de temporada de calabazas siempre podemos quitarnos el antojo. Vamos con la receta, muy fácil. Ingredientes a temperatura ambiente.

thumb_img_3628_1024

Muffins de calabaza y queso crema

INGREDIENTES (para unos 17 muffins tamaño medio):

Muffins

– 210 g de harina de todo uso

– 1 cucharada o TBSP de Pumpkin Spice Mix

– 1 cucharadita o TSP de bicarbonato sódico

– 1/2 cucharadita o TSP de sal

– 425 g de puré de calabaza asada o hervida, sin piel, hebras ni pepitas y triturada

– 200 g de azúcar blanco granulado

– 110 g de azúcar moreno (yo he utilizado Dark brown sugar)

– 2 huevo tamaño L

– 120 ml de aceite de oliva suave

– 1 TBSP o cucharada de extracto de vainilla (para hacerlo casero clica aquí)

Crema de queso

– 225 g de queso crema tipo Philadelphia (no light)

– 50 g de azúcar

– 1 yema de huevo tamaño L

– 2 TSP o cucharaditas de extracto de vainilla (para hacerlo casero clica aquí)

untitled

Me estoy aficionando a estos collages tan prácticos.

thumb_img_3052_1024

En la cesta de mi bici, bien cargados de crema, preparados para almorzar en el trabajo.

  SI TENÉIS ALGUNA DUDA, SI OS HA GUSTADO LA RECETA, DADLE AL ME GUSTA, COMPARTID O DEJAD UN COMENTARIO. GRACIAS POR LEER MI BLOG Y HASTA LA PRÓXIMA ENTRADA. PATRI.

The Darkest Chocolate Bundt Cake Ever

thumb_img_3557_1024

  Hacía tiempo que no horneaba un Bundt Cake así que este fin de semana me puse a hojear mis libros de repostería a ver por cuál me decantaba.  El elegido fue BUNDT Cookbook, de Nordic Ware. Como no había pensado cuál hacer y en Valencia ha estado casi todo el fin de semana lloviendo elegí uno para el que no tuviera que comprar ingredientes, que me pudiera apañar con lo que tenía en casa. Cuando vi el título de la receta me decidí enseguida The Darkest Chocolate Cake Ever, algo así como el pastel de chocolate más oscuro. Suena bien ¿no?, pues mejor sabrá. Y así fue. Dicho y hecho preparé enseguida los ingredientes. Después de hornearlo nos lo merendamos con unos amigos ayer mismo cubierto de un poco de glaseado espejo de chocolate que tenía guardado en la nevera. Pues al día siguiente está mucho más bueno, es de esos bizcochos que ganan si les damos un poco de tiempo. Y os aseguro que las imágenes no están saturadas, realmente queda así de oscuro.

dsc00127

  A estas alturas, los que me seguís, ya sabréis lo que es un Bundt cake y cómo son los moldes que se utilizan para hornear estos bizcochos. De aluminio de gran calidad y con unas chimeneas que hacen que el calor se reparta más uniforme. Quedan más ricos, esponjosos y jugosos pero si no tenéis un molde de este tipo podéis hacerlo también en otro, a fin de cuentas es un bizcocho de chocolate. En ese caso tendríais que adaptar el tiempo de horneado.

dsc00138

  Los moldes más conocidos son los de la marca americana Nordic Ware, yo tengo unos cuántos, me encantan, es amor incondicional. Si queréis saber un poco sobre su historia, clicar aquí. Y si nunca has horneado en este tipo de moldes te dejo unos consejos para hornear Bundt cakes que te serán muy útiles.

  Esta es la primera vez que hago un bundt en el molde Fleury De Lis y con la cantidad que indica la receta, una vez horneado, se rellena absolutamente todo el molde. Este molde tiene 10 cups o tazas de capacidad (2’4 l aproximadamente). Queda muy bonito dejando todo el relieve marcado. Incluso he tenido que recortar un pelín con el cuchillo. Por cierto, un truco para empatar, así como hay postres que quedan mucho mejor en un plato o stand recto, los Bundt cakes quedan mejor emplatados en stand o platos  con curva, un pelín cóncavos. Así se adaptan mejor a la forma del bizcocho.

dsc00156

  Cuando empecé a hornear recetas de libros y blogs americanos me resultaba un verdadero quebradero de cabeza traducir las medidas a gramos. Si utilizaba harina la receta no especificaba si era tamizada o no, o si había que prensar la harina en la taza medidora o no. Se me hacía un mundo. Empecé a visitar páginas donde me tradujeran los ingredientes a cristiano, es decir, a nuestros queridos gramos. Pues bien, para no tener que seguir haciéndolo y recorrerme varias páginas decidí crear unas tablas para traducirme yo misma las cantidades. No sólo funcionan sino que yo las utilizo siempre. Podéis verlas consultarlas aquí, además las actualizo si veo que me falta algún ingrediente de uso cotidiano.

dsc00163

  La receta original utiliza cacao natural sin azúcar del tipo Hershey’s pero a mí no me quedaba. Utilicé el truco de añadir un poco de cremor tártaro al de Valor (cacao puro de proceso holandés) para compensar la acidez que le falta. Uno es más ácido y otro más básico. Así, con uno puedes hacer todas las recetas de cacao manteniendo la acidez o la base de la química de la receta. Como norma general, el cacao tipo Hershey’s suele ir acompañado de bicarbonato sódico como leudante y el de Valor con levadura química. Con esta regla lo entenderéis enseguida:

Cacao puro en polvo natural (Natural Unsweetened Cocoa Powder) 
Por ejemplo Hershey’s, Ghirardelli y Scharffen Berger

3 TBSP (15 gr) cacao puro en polvo natural =  3 TBSP (15 gr) cacao proceso holandés + 1/8 TSP cremor tártaro o 1/8 TSP zumo de limón o vinagre

Cacao puro en polvo con proceso holandés (Dutch-Processed or Alkalized Unsweetened Cocoa Powder)
Por ejemplo el cacao puro Valor, Droste, Lindt , Valhrona, Poulain, Pernigotti y Van Houten

3 TBSP (15 gr) cacao proceso holandés:   3 TBSP (15 gr) cacao puro en polvo natural + una pizca (1/8 TSP) de bicarbonato sódico

thumb_img_3555_1024

  En este caso he utilizado 65 g de cacao en polvo Valor y le he añadido 12 TSP de cremor tártaro. Yo he hecho batido la masa con la ayuda de mi Kitchen Aid pero se puede hacer a mano perfectamente. Pues dicho esto vamos con la receta que he adaptado del libro BUNDT Cookbook de Nordic Ware. Me vais a perdonar pero la receta es tan sencilla que hoy he obviado las fotos del paso a paso.

dsc00146

The Darkest Chocolate Bundt Cake Ever

INGREDIENTES (12 raciones):

– 225 g de mantequilla sin sal

– 400 g de azúcar

– 4 huevos L

– 310 g de harina

– 1 TBSP de bicarbonato sódico

– 1/4 TSP de sal

– 240 g de buttermilk (lo puedes hacer casero)

– 2 TSP de extracto de vainilla (lo puedes hacer casero)

– 65 g de cacao en polvo (ver observaciones arriba)

– 1 TSP de café soluble

– 180 ml de agua hirviendo

thumb_img_3549_1024

  Precalentar el horno a 180ºC con calor arriba y abajo. Preparar un molde tipo bundt con aceite desmoldante o mantequilla. Tamizar juntas la harina, el bicarbonato y la sal, reservar. En un bol grande batir la mantequilla con el azúcar hasta que quede muy cremosa. Añadir los huevos de uno en uno y batir integrando antes de añadir otro. Después agregar el extracto de vainilla e integrar. Añadir la mezcla de harina y el buttermilk alternativamente sin sobrebatir, solo hasta integrar. Poner el agua a hervir en un cazo y añadir el cacao en polvo. Añadir la mezcla de cacao a la masa e integrar. Verter la masa en el molde de una vez, lentamente, y por el mismo sitio. Hornear a 180ºC durante unos 60-70 minutos o hasta que al introducir un palillo este salga limpio. Yo utilizo el termómetro para bundt cakes de Nordic Ware. Dejar enfriar en el molde durante 10 minutos. Sacudir un poco el molde y desmoldar sobre una rejilla. Dejar que se enfríe y empatar. Se puede servir acompañado de salsa de vainilla, ganaché de chocolate o glaseado por encima.

thumb_img_3558_1024

Este molde tiene una forma realmente bonita ¿no os parece?

dsc00159

Perfecto para un buen desayuno o

dsc00161

una merienda muy chocolateada.

thumb_img_3559_1024

Ojo, que vienen curvas.

  SI TENÉIS ALGUNA DUDA, SI OS HA GUSTADO LA RECETA, DADLE AL ME GUSTA, COMPARTID O DEJAD UN COMENTARIO. GRACIAS POR LEER MI BLOG Y HASTA LA PRÓXIMA ENTRADA. PATRI.

Drip cake de chocolate y fresas

dsc00104

  Como veis le he cogido el gusto a las Drip cakes, esas tartas que literalmente chorrean chocolate por los bordes. Hay versiones para todos los gustos. Las hay adornadas con macarons, fresas con chocolate como la que os enseño hoy, o cargada de merengues, dulces, chuches, bombones, chocolatinas, … Las hay tan cargadas que no sé cómo luego las pueden cortar. Yo no soy muy excesos, la extravagancia no va conmigo, para mí menos es más en casi todo. Bueno, en todo no, sueño con tener una gran cocina en casa, sí, en ocasiones imagino que tiro paredes de mi casa y que me hago la cocina de mis sueños. Tal vez, algún día … quién sabe.

thumb_img_3367_1024

  La tarta que os traigo hoy la hice para mi hija Lucía que ha cumplido ya 10 años, está hecha toda una pequeña mujercita. La tarta la decidió y diseñó ella. El año pasado ya no quiso una tarta con modelado ni dibujos ni nada parecido. Todo el adorno añadido han sido unos banderines de la muñeca Gorjuss, que le encanta. Los sabores iban a ser cobertura de fresa y bizcocho de chocolate pero a su mejore amiga Lidia no le gusta la fresa así que la hicimos una buttercream de vainilla con un toque de rosa. Para dar un acabado correoso a la tarta utilicé ganaché de chocolate y para coronar la tarta fresas bañadas en chocolate. Como veis las recetas están en el blog así que me centraré en el montaje de la tarta, es muy sencilla. Y no me diréis que no ha quedado de lo más lucidora, además estaba riquísima y a las niñas les encantó.

dsc00086

  Esta vez me entretuve mucho en que los bordes de la tarta quedaran como deslizándose más que en la Drip Cake verde menta. Cuando puse la capa superior de chocolate se había endurecido un poco el borde pero bueno le voy cogiendo el truco. Es la segunda que hago, y las niñas quedaron encantadas, sobre todo la cumpleañera. Aquí podéis ver un paso a paso del montaje.

untitled

Como veis no es nada difícil de hacer.

dsc00090 dsc00092 dsc00093

La mires por donde la mires queda preciosa.

dsc00107

Con las fresas decoradas con chocolate queda de lo más apetecible.

dsc00112

El detalle de los banderines de la Gorjuss le daba el toque de un cumpleaños infantil.

dsc00115

Y al corte quedaba así de bonita.

thumb_img_3385_1024

Mmmmm me comería un trocito ahora mismo.

  SI TENÉIS ALGUNA DUDA, SI OS HA GUSTADO LA RECETA, DADLE AL ME GUSTA, COMPARTID O DEJAD UN COMENTARIO. GRACIAS POR LEER MI BLOG Y HASTA LA PRÓXIMA ENTRADA. PATRI.

Estrella de hojaldre con Nutella

dsc08195

  ¡Qué levante la mano quien haya hecho postres rápidos con masa fresca de hojaldre y Nutella! Con la de veces que la he hecho yo y nunca había escrito un post sobre ella. Es de las cosas más fáciles y lucidoras que he hecho para desayunar un domingo y además en un pis pas. En mi casa triunfa, y no dejan ni las migas. Masa fresca de hojaldre (dos) y Nutella, nocilla o crema de avellanas. Y el resultado es bonito, sencillo, delicioso y rápido. ¿Qué más se puede pedir? En YouTube hay muchos tutoriales y además no hay que limitarse a una sola forma, aunque la estrella queda de lo más bonita.  Yo ya he hecho una corona y un árbol de Navidad. Os dejo unas fotos del paso a paso:

thumb_img_3568_1024

De todas las marcas de hojaldre esta es mi favorita, con extra de mantequilla.

Estrella de hojaldre y Nutella

INGREDIENTES (para 4-6 personas):

– 2 masas frescas redondas de hojaldre

– Nutella al gusto

– Huevo batido

– Azúcar glas

untitled

  Con la masa que más me gusta hacerla es con la de Lidl con extra de mantequilla, queda riquísima. Precalentar el horno a 200ºC. Colocar una masa redonda de hojaldre, untar con Nutella y cubrir con otra del mismo tamaño. Colocar en el centro un vaso y hacer unos 16 cortes con un cuchillo desde el borde del vaso hacia afuera como si de radios de una bici se tratase. Girar cada porción por dos veces retorciéndola y luego emparejar de dos en dos. Pintar con huevo batido y hornear durante unos 20 minutos hasta que se dore la superficie. Sacar del horno y a disfrutar. Puedes espolvorear con azúcar glas o dejar tal cual. Sencillo ¿verdad? Pues no te limites a una única forma. Usa tu imaginación.

dsc08192

También podéis dejar las puntas estiradas y separadas o bien …

thumb_img_3570_1024

juntarlas todas. Así queda de lo más bonita.

thumb_img_3480_1024

O incluso hacer una corona. En este caso he utilizado una sola masa rectangular.

thumb_img_3640_1024

Queda de lo más bonita también.

untitled2

  Os dejo el paso a paso a petición de mi amiga, y también bloguera, Noelia, no os perdáis su delicioso blog.

dsc07550

O bien un árbol de Navidad. ¿Te apuntas? Es muy fácil.

  SI TENÉIS ALGUNA DUDA, SI OS HA GUSTADO LA RECETA, DADLE AL ME GUSTA, COMPARTID O DEJAD UN COMENTARIO. GRACIAS POR LEER MI BLOG Y HASTA LA PRÓXIMA ENTRADA. PATRI.