Las galletas que volaron a Oslo

DSC08777

  Hoy más que una receta os traigo una experiencia inolvidable que quería compartir con todos vosotros. Porque como dice mi amiga María: ¡Por esos sueños que se hacen realidad! Hace unos días para celebrar mi cumpleaños me fui con mi marido a Oslo. Y pensaréis, ¿a Oslo? Sí, otra vez a Noruega. Es la quinta vez que vamos a las tierras del Norte. Los que me seguís ya sabéis que tengo especial predilección por este país y, en general, por Escandinavia. Además he publicado dos guías dulces y de viajes sobre Bergen y Stavanger. Próximamente también una sobre la capital noruega. Desde hace un tiempo, si puede ser, mi marido y yo hacemos una escapada sin niñas al año. A veces han sido varios días, como cuando nos fuimos a Nueva York, o simplemente una o dos noches fuera, como el año pasado que fuimos a Barcelona al concierto de U2. Es una manera de dedicarnos un tiempo a nosotros solos. Creo que es importante. El resto del año dedico todo mi tiempo a libre a estar con ellas. Es una experiencia increíble pero también muy dura. Nadie dijo que criar y educar a dos hijas fuera fácil. Así que de vez en cuando nos tomamos un pequeño respiro, y cogemos fuerzas.

  Oslo es una ciudad que ya conocíamos, esta vez la excusa para ir era otra de mis pasiones, la música, y en concreto un grupo de noruegos, a-ha. Si os acordáis hice una galleta de ilustraciones del vídeo de Take on me para el curso de galletas pintadas de La Tallerería. Es uno de esos vídeos que quedarán para el recuerdo de la época dorada de la música de los ’80. Una chica está leyendo un cómic en una cafetería y de repente los dibujos cobran vida y ella se introduce en forma de dibujo a carboncillo en las aventuras. Supongo que mucha gente se quedó ahí, me refiero con el grupo, como si fueran sólo un One hit wonder. Yo he seguido al grupo desde entonces y ya he ido a 5 conciertos en diferentes giras. En Manchester, hace unos años tuve la oportunidad de conocerlos en persona. Pues bien, no sé cómo se me ocurrió esta vez llevarles unas galletas pintadas con dibujos del famoso vídeo de Take on me. Así que esta es la historia de unas galletas pintadas que volaron a Oslo y cambiaron de dueño. Porque esta vez conseguí de nuevo hablar con ellos y además darles en mano mis galletas.

DSC08778

  Con las recetas básicas de galleta de mantequilla y de glaseado real ya preparado mi “lienzo” marqué unos cuantos puntos de referencia y dibujé las ilustraciones que tantas veces he visto. Si quieres saber cómo hacer la técnica de puntillismo para pasar un dibujo a una galleta clica aquí. Es meticulosa pero sirve para cualquier dibujo. Yo esta vez no he marcado tantos puntos pero sí unos pocos para que no fuera completamente a mano alzada.

DSC08768

  Estas galletas no fueron para el grupo sino para dos amigos muy especiales: Carlos Maciá y María Summer, compañeros de aventuras y fans del grupo también. Se merecían un detalle y no se me ocurrió nada mejor que estas galletas. Por supuesto fue todo un acierto, les encantó.

DSC08782

Compré unas cajas en SelfPackaging y las empaqueté.

DSC08784

Como veis, una para cada uno: Morten Harket, Magne Furuholmen y Paul Waaktaar.

  Oslo no es la ciudad más bonita de Noruega pero tiene su encanto, muchos sitios interesantes que ver y además me recorrí unas cuantas tiendas y sitios dulces que bien merecen otro post aparte que publicaré próximamente. Hoy os mostraré el recorrido de las galletas. Compré unas cajas automontables en SelfPackaging bastante rígidas, a prueba de golpes y les puse un poco de corcho dentro para evitar accidentes. No hizo falta facturarlas. Las pude pasar como equipaje de mano sin problema. Después del concierto mi marido y yo con algunos fans y amigos fuimos a esperar a que salieran por la puerta de atrás. Fue increíble conocer en persona a Carlos, José Eugenio y Marisol, Maika y Willie, Carolina, Pilar y reencontrarme de nuevo con Anais y María después de nuestras aventuras por Manchester hace unos años. Ese día llovió y llovió todo el día sin parar pero nos dio tregua por la noche. Los componentes del grupo tuvieron la deferencia de parar a hablar y saludar a los fans que esperábamos impacientes, se pararon a firmar autógrafos y a  hacerse unas fotos. Yo no tuve la suerte de hacerme fotos con ellos esta vez pero sí pude llevarme mi single en vinilo de Early morning, una de mis favoritas, firmado por los tres. Y lo más importante, darles a cada uno de ellos las galletas pintadas.

12802891_10153916417476211_7414971340637282668_n

  Además ese día fue mi cumpleaños así que fui doblemente feliz, menudo regalo !!!!!!! El concierto estuvo genial, me reuní con buenos amigos, disfruté de un fin de semana de solteros con mi marido y disfruté de mi querida Noruega. ¿Qué más se puede pedir? Para muestra un botón de mi odisea:

IMG-20160502-WA0001 received_10156885603890434 IMG-20160502-WA0008

Las fotos no son muy buenas pero creo que se ve mi cara de felicidad después de darles las galletas a los 3.

13096273_1039112966171923_8023308504178926669_n

  Al día siguiente Magne tuvo la deferencia de compartir las galletas en sus redes sociales, Instagram y Facebook así que como veréis me hizo mucha ilusión que le gustaran tanto.

DSC_0002 copia

  Y yo me llevé mi single en vinilo firmado por los tres. Versioneando una de las primeras canciones de a-ha I’m Living a baker’s adventure tale, in so many ways

  SI TENÉIS ALGUNA DUDA, SI OS HA GUSTADO EL POST, DADLE AL ME GUSTA, COMPARTID O DEJAD UN COMENTARIO. GRACIAS POR LEER MI BLOG Y HASTA LA PRÓXIMA ENTRADA. PATRI.