Chocolate marble cheesecake o tarta de queso marmolada


DSC04471

  Hace una semana fue mi cumpleaños. Junto con la Navidad son las celebraciones que más me gustan del año, me encantan. Pero ahora que me acerco a los temidos 40 ya no sé si me gustan tanto. El caso es que me hace mucha ilusión cumplir años, todavía. Mi dilema era ¿y de qué me hago la tarta? El año pasado me hice para mi cumpleaños una tarta de Mascarpone y fresas que quitaba el sentido. Este año no lo tenía muy claro. Como tengo tantos postres pendientes de hacer pensé en hacer una_de_esas_tartas_que_tengo_pendientes_de_hacer_sí_o_sí. Así que me decidí por esta Chocolate marble cheesecake o tarta de queso marmolada. Ya hice algo parecido en versión Brownie cheesecake. Esta vez quería tarta. Todo en cheesecake. La tarta de queso junto con la de manzana son mis favoritas. Quería añadirle a la cheesecake un poco de chocolate porque toda no me atrevo a hacerla, creo que sería muy pesada. No me gusta tanto el chocolate. Y lo primero es que yo cocino cosas que sé que a mí me van a gustar. Si la base de cheesecake es normal y el chocolate sólo “se lo dejo caer estratégicamente” entonces será más de mi gusto. Pues en efecto fue todo un acierto. Como otras muchas que he horneado, para repetir con cualquier excusa. Y ya he hecho 3 en una semana, una para mi cumple, otra para el día de la madre y otra para los compañeros de trabajo de mi marido. Cada una con algo diferente.

DSC04476

  Ya he horneado unas cuantas cheesecakes y he combinado ya algunos sabores diferentes. De hecho voy a tener que hacer una sección a parte para ellas. La versión americana original habla de Graham crackers pero son difíciles de conseguir aquí. He utilizado varios tipos de galletas para la base y hasta las he hecho sin base. En mis primeras tartas de queso utilizaba la típica base de galletas María y mantequilla. Luego le añadí azúcar moreno. Luego empecé a utilizar Yayitas ® con miel y mantequilla. Cuando hice mi primera Pumpkin cheesecake utilicé la base con galletas de Yayitas pero cuando horneé la versión mini probé las de jengibre y me maravilló la combinación. Esta vez he utilizado galletas Yayitas desayuno con pepitas de chocolate para que combinara con la masa y ha sido todo un acierto. Pero la cosa no queda ahí.

  Hace un tiempo descubrí el libro Junior’s Cheesecake Cookbook: 50 To-Die-For recipes of New York-Style Cheesecake.  Para los que no conozcáis esta institución neoyorquina de 1.950, Junior’s es  un local de Brooklyn donde se dice, se comenta que se puede tomar la mejor cheesecake del mundo mundial. Yo cuando estuve no la probé, fuimos al Carnegie Deli, otra “institución” en Manhattan. Pero cuando descubrí el libro, SÓLO de cheesecake, oh_my_God_I_can’t_beleive_it, pensé que tenía que probar a hacerla en casa. Lo primero que me llamó la atención es que la base que utilizan es un bizcocho, sí, un bizcocho suave y tierno. Así que por fin llegó el día en que lo estrené. Y no me ha defraudado en absoluto. El hacerla para mi cumpleaños ha sido todo un acierto. Es con diferencia la mejor tarta de queso que he comido en mi vida, y en eso soy toda una experta. Llevo años de experiencia contrastada jejejeje.

DSC04460 copia

  Porque … ¿qué es un cumpleaños sin tarta? Pues para mí no es cumpleaños. Esta costumbre viene de la antigüedad, era un rito pagano para ahuyentar los malos espíritus, proteger al homenajeado y tener un buen año, para eso se colocaban velas formando un círculo con tantas velas como años se cumplían. Se creía que los cirios escondían una magia especial para cumplir deseos. En la Antigüedad no eran exactamente tartas sino tortas hechas con miel. Pero ya existía esta celebración. Ya sabéis que soy un animal de costumbres y estas cosas me encantan.

  Ahora vamos con la receta. Es una receta sencilla pero tiene 3 pasos por lo que se os puede hacer larga pero vale la pena, os lo garantizo. No queda tan pesada como algunas tartas ni tan ligera como la Cheesecake japonesa. A mí me ha conquistado. En una semana he hecho 3. Importante: hornear la base primero y después hornear la cheesecake en un baño de agua. Al principio cuando las hacía no las horneaba al baño María pero es el mejor truco para que quede jugosa sin resultar pesada, homogénea y con una superficie lisa y sin grietas. Además no hay que sobrebatir las masas. Es muy importante que todos los ingredientes estén a temperatura ambiente para que al batir no se formen grumos pues éstos no desaparecen por arte de magia. Si están antes del horneado seguirán después del mismo. Ahora que lo pienso éste y otros trucos quedarían perfectos en un especial. Prometo hacerlo en breve.

DSC04419

  Para hacer el baño María hay que proteger primero el molde para que no pierda nada de contenido con papel de aluminio tanto en la base como en los bordes externos del molde. El agua ha de estar tibia o calentita, no fría, antes de introducir el molde. Desde que hice la Cheesecake japonesa siempre las hago en horno al baño María, vale la pena.

  Aunque mi cacao en polvo favorito es el de Valor ya sabéis que hago alguna excepción y utilizo el de Hershey’s para algunas recetas típicas americanas. Allí es el chocolate más consumido. Del cual también tengo un libro. La marble cheesecake de Junior’s combina su receta tradicional con brownie. Como yo ya hice la versión del Brownie cheesecake, esta vez he optado por añadir chocolate a la masa de la tarta de queso como lo hacen en el libro de Hershey´s. En lugar de hacer el brownie chocolateé la propia mezcla de la cheesecake con Hershey’s. Se aparta unos 350 ml de la masa de la cheesecake y se le añaden los ingredientes para chocolatearla (ver abajo). Increíble, debería de estar prohibido!!!!! Esto me está costando un pequeño flotador en mis caderas que ya no tiene remedio. Adiós operación biquini, otra vez.

  Éso sí para chocolatear la base de la cheesecake sí que utilicé chocolate negro 70% postres de Valor. Recordad, ingredientes a temperatura ambiente. Si queréis podéis dejar que la parte superior se dore, si la preferís más blanca colocad un trozo de papel de aluminio sobre el molde, nunca antes de los 45 minutos de horneado. Ojo, no toquéis la superficie de la tarta para que no se estropee, es muy delicada y se notan las marcas enseguida.

DSC04423     DSC_3601

  Para hacer el efecto marmolado podéis ver estos tutoriales que lo explican muy bien: efecto tela de araña o formando un bonito dibujo como este. A mí no es lo que mejor se me da pero bueno en conjunto no queda mal. He hecho 3 tartas de esta receta en una semana y cada una tiene un veteado diferente.

DSC04472

Nunca habéis probado una cheesecake igual, NUNCA, se deshace en el paladar.

DSC04463

Como veis me gustan bien altas.

Chocolate Marble cheesecake

INGREDIENTES (para 12 raciones):

Base

– 40 gr de harina de repostería

– 3/4 TSP de levadura química o polvo de hornear

– Una pizca de sal

– 2 huevos XL (separando claras de yemas)

– 65 gr de azúcar (yo usé Caster sugar)

– 1 TSP o cucharadita de pasta o extracto de vainilla

– 2 gotas de extracto de limón

– 30 gr de mantequilla sin sal derretida

– 1/4 de TSP de cremor tártaro

– 60 gr de chocolate postre 70% Valor en onzas

Cheesecake

– 1 kg de queso crema tipo Mascarpone o Philadelphia (no light)

– 330 gr azúcar (yo usé Caster sugar)

– 30 gr de maizena

– 1 TBSP de pasta o extracto de vainilla

– 2 huevos XL

– 180 ml nata líquida mín. 35’1% de materia grasa

Chocolate cheesecake

– 350 ml de la masa anterior

– 30 gr de cacao en polvo Hershey’s

– 50 gr azúcar (yo usé Caster sugar)

– 1 TBSP o cucharada de aceite vegetal (usé de girasol para no saborizar)

– 1/2 cucharadita o TSP de pasta o extracto de vainilla

Base  Lo primero que haremos es preparar la base. Precalentar el horno a 180ºC y enmantequillar o rociar con aceite desmoldante un molde de cheesecake, si puede ser desmoldable de unos 23 cm de diámetro. Colocar un círculo de papel de horno en la base del molde. Si se quiere puede cubrirse las paredes del molde y el culo con papel de aluminio por su parte externa. En este caso la base es un fino bizcocho de chocolate. En un bol pequeño tamizar la harina con el polvo de hornear y la sal y reservar. Derretir la mantequilla en el microondas y reservar. Hacer lo mismo con el chocolate. En otro bol batimos las yemas durante unos 3 minutos con varillas eléctricas a velocidad media-alta o manual de manera enérgica. Añadir 2 TBSP o cucharadas soperas del azúcar y batir 5 minutos más. Añadir el chocolate fundido, los extractos de limón y vainilla y mezclar. Agregar la harina reservada y mezclar con la ayuda de una espátula, lo justo para integrarla, sin sobrebatir. Verter la mantequilla derretida y mezclar. Batir las dos claras con el cremor tártaro a punto de nieve hasta que espume. Ir añadiendo poco a poco el azúcar y continuar batiendo hasta que se formen picos y las claras montadas tengan un color brillante. Agregar las claras a punto de nieve en tres veces a la mezcla chocolateada e incorporar con la ayuda de una espátula intentando que no bajen mucho.

     DSC04439     DSC04440

  Hornear a media altura durante unos 10-13 minutos hasta que quede bien hecho y aún esponjoso. Sacar del horno y colocar el molde sobre una rejilla. Mantener el horno caliente y untar de nuevo el molde de mantequilla.

     DSC04441     DSC04442

Cheesecake  Ahora vamos con la mezcla de queso. En un bol grande batimos unos 250 gr del queso, la mitad del azúcar y la maicena tamizada. Es muy importante que no esté frío para que al batir no queden grumos. Se puede hacer a mano con la ayuda de un cucharón de madera o a baja velocidad con varillas eléctricas. No queremos un exceso de aire en nuestra masa.

     DSC04443     DSC04444

  Cuando estén  integrados los ingredientes añadimos el resto del queso en 3 tandas. Luego cuando la masa esté homogénea agregar el azúcar y la vainilla.

    DSC04446     DSC04447

    Añadir los huevos de uno en uno mezclando bien después de cada uno de ellos. Finalmente agregar la nata líquida.

    DSC04448     DSC04450

Chocolate cheesecake De la mezcla obtenida separamos unos 350 ml a los que añadiremos el cacao en polvo, el azúcar, el aceite y la vainilla mezclando con una cuchara de madera hasta homogeneizar la masa que quedará de una apetitoso color a chocolate. Verter la masa “blanca” sobre el molde de la tarta y añadir círculos de chocolate dejando caer con cuidado de no manchar el resto de la masa. Con la ayuda de un palillo largo de madera tipo barbacoa crear el veteado meneándolo dentro de la masa, cruzándola, atravesándola. Podéis ver los tutoriales que he enlazado más arriba.

DSC04456

  Colocar la cheesecake en un baño de agua tibia, yo utilizo una cazuela de barro. Hornear durante 1h y 15 minutos  a media altura a 180ºC con calor arriba y abajo. Es muy importante no abrir el horno en al menos 45 minutos para evitar que se forme una grieta por el  cambio brusco de temperatura. Si no queréis que se os dore la superficie, pasado ese tiempo, colocar con cuidado un papel de aluminio por encima y seguir horneando. Es preferible que cuando apaguéis el horno la parte central de la cheesecake esté aún temblorosa. Se acabará de hacer con el calor residual. Mantener en el horno con la puerta un poco abierta para que se enfríe poco a poco. Yo la dejo 20 minutos más y luego la saco y coloco aún dentro del baño de agua en la encimera 30 minutos más. Luego pasado ese tiempo la dejo en su molde sobre una rejilla (un par de horas más). Cuando esté totalmente fría cubrir con papel film y dejar en la nevera un mínimo de 4 h. Mejor aún si es toda la noche. Merece la pena esperar, los sabores serán mmmmmmmm. En fin que yo por un trozo de esta cheesecake MA-TO. Nada de pedirme una cucharadita, es mi TESORO. No respondo.

DSC04460 copia

Como veis el veteado queda de lo más bonito.

DSC04467

El sabor del bizcocho de chocolate como base me ha conquistado.

DSC04469

  Un truco para cortar las cheesecakes o tartas de queso es meterlas 30 minutos en el congelador y luego cortar con un cuchillo sin sierra que previamente habremos calentado bajo el chorro de agua caliente y secado con un trapo. Cada vez que cortemos un trozo limpiamos y repetimos la operación antes de cortar el siguiente.

  Mi trozo se quedó un poco tierno por el calor, es que soy muy lenta haciendo las fotos y en Valencia el calor ha llegado para quedarse. Si no veríais el trozo tan firme como la superficie. Os aseguro que cuando probéis esta receta no podréis dejar de hornearla con cualquier excusa.

  SI TENÉIS ALGUNA DUDA, SI OS HA GUSTADO LA RECETA, DADLE AL ME GUSTA, COMPARTID O DEJAD UN COMENTARIO. GRACIAS POR LEER MI BLOG Y HASTA LA PRÓXIMA ENTRADA. PATRI.

Anuncios

6 comentarios en “Chocolate marble cheesecake o tarta de queso marmolada

  1. Patri la tarta te ha quedado preciosa!! Me encantan las cheesecakes con chocolate, mermelada, frutas… y cualquier tipo de base. Si no fuera porque he prometido hacer una red velvet de chocolate blanco para mi cumpleaños, te aseguro que te copiaba la receta para poner mis velas! Y es que a mi también me encanta celebrar mi cumpleaños y soy yo quien se prepara su propia tarta. Pero me la apunto para la semana que viene!! Besitos y disfruta del finde caluroso que nos espera en Valencia a ti y a mi en Sevilla. Muaks

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s