Souffle cheesecake o tarta de queso esponjosa


DSC01020

  Hace ya tiempo que mi amiga Isabella me dijo que tenía que hacer esta tarta. Y por fin le he hecho un hueco, y dos y tres y los que hagan falta porque no está buena está lo siguiente. ¿Habéis probado esas tartas de queso a granel como la del Corte Inglés o esas minitartas de queso de los súper? Pues es esa textura. No lleva base ni necesita mucho adorno, si queréis podéis dejarla desnuda, sólo con la parte de arriba ligeramente tostada. Es esponjosa y nada pesada. A esta cheesecake se le llama japonesa porque la receta se puso de moda en un blog japonés.

  Va a pasar a ser una de mis favoritas. Está deliciosamente suave al paladar. ¿Queréis saber en realidad cuál es el truco para que esté así? Pues batir los huevos por separado, yemas por un lado y claras montadas a punto de nieve por otro lado. Como si hiciéramos un soufflé. Integrando luego poco a poco. La comería a todas horas!!!!!

  Llevaba tiempo sin publicar ningún post pero es que he estrenado ordenador. Me he pasado al club de la manzana, Apple, por primera vez en mi vida. Jose me ha regalado un iMac. Y después de la ilusión vino la decepción porque cuando una ha sido de Windows toda la vida no es fácil cambiar, pero como al final toqueteando aprendo, ya le he cogido el truco y ya no lo cambio!!!! Adiós Microsoft, hola Apple. Creo que nos vamos a llevar bien.

  En fin volvamos al tema, puesto que la receta original está en japonés, yo la hice a partir de otro blog también de Japón pero que está en inglés. En cualquier caso creo que probaré también mi propia New York style cheesecake batiendo yemas y claras por separado, a ver qué tal.

  Seguramente habrá cientos de versiones diferentes y sin duda cada país tendrá las suyas propias, italiana, alemana, made in USA y ahora japonesa!!!!! La tarta de queso es una de mis favoritas así que no será la última versión que horneé, en otra vida fui ratón, seguro, y eso incluye también los dulces hechos con queso.

  Como siempre ingredientes a temperatura ambiente. Esta vez son de andar por casa. Yo he utilizado queso crema Mascarpone pero el de Philadelphia también se acepta, o cualquier otro que no sea light. Si os fijáis en las fotos yo he puesto la mitad de los ingredientes, salió una tarta pequeña porque había mas cosas para merendar, pero para una tarta normal duplicad los ingredientes como he puesto yo en los ingredientes.

DSC00968

Tarta de queso soufflé

INGREDIENTES (12 raciones)

Tarta de queso

– 400 g de queso crema no light

– 60 g de azúcar + 100 g para montar con las claras

– 60 g de mantequilla sin sal en dados

– 6 huevos L separando las yemas de las claras

– 200 ml de nata líquida mín. 35,1% mat. grasa

– 2 cucharadas soperas o TBSP de zumo de un limón

– 1 cucharada sopera o TBSP de ron

– 80 g de harina de todo uso

– una pizca de salDSC_2672

Salsa de frambuesas (opcional)

– 300 g de frambuesas (también la podéis hacer con confitura de frambuesas, 5 TBSP reduciendo la cantidad de azúcar)

– Ralladura de 1/2 limón

– 1/2 cucharadita o TSP de maizena

– 100 g de azúcar

– 100 ml de agua, o más

– 100 g de frambuesas para adornar

  Primero batimos el queso crema a temperatura ambiente hasta que quede cremoso. Incorporar el azúcar y seguir batiendo hasta que se integre.

DSC00936     DSC00938

  Luego añadimos la mantequilla en pequeños dados y cuando se homogeneice la mezcla hacemos lo mismo añadiendo la nata líquida.

DSC00939     DSC00940

  A continuación agregar las yemas y batir.

DSC00941     DSC00942

  Verter el zumo de limón y el ron y mezclar bien.

DSC00943     DSC00945

  Añadid la harina tamizada y la sal. Mezclar y reservar.

DSC00946     DSC00947

  Montar las claras a punto de nieve hasta que forme picos e ir añadiendo el azúcar poco a poco.

DSC00948     DSC00949

  Preparad un molde de al menos 5-7 cm de alto, preferiblemente desmontable, untado de mantequilla, papel sulfurizado o spray desmoldante, como más os guste. Además forrad el molde por fuera con papel de aluminio para evitar pérdidas. Precalentad el horno a 160º con calor arriba y abajo. Y con la ayuda de una espátula verter las claras montadas sobre la mezcla. No batir, sólo remover  despacio con la espátula para evitar que baje el volumen total de la mezcla, integrar poco a poco.

DSC00952     DSC00953

  Verter la mezcla sobre el molde y golpead un poco sobre una superficie para romper burbujas. Colocad el molde sobre otro recipiente, cacerola, bandeja, lo que tengáis a mano para hacer un baño María en el horno. Colocad el molde sobre el recipiente y verter agua hirviendo, al menos 2,5 cm. Cuidado no os queméis y que no rebose e inunde el molde de la cheesecake. Esto ayudará a obtener una cheesecake más esponjosa y húmeda, y evitará que se forme una grieta en la superficie.

DSC00954     DSC00955

  Hornead a media altura con calor arriba y abajo a 160 º durante 60 minutos, luego bajar la temperatura 10º y hornead 30 minutos más o hasta que los bordes de la cheesecake comiencen a separarse de las paredes del molde y la parte de arriba quede ligeramente dorada. Ha de salir limpio un palito al introducirlo en el centro. Una vez esto apagar el horno y abrir un poco la puerta, dejar 15 minutos más dentro del horno. Luego sacar la cheesecake del horno y dejar que se enfríe un poco. Con cuidado sacar el molde del baño María y colocar sobre una rejilla en alto. Os aconsejo que sigáis los pasos, si no la enfriáis de manera gradual corréis el riesgo de que por los cambios bruscos de temperatura os salga la temida grieta.

  El papel de horno me jugó una mala pasada o yo no lo coloqué bien y se arrugó un poco; pero por lo demás me ha encantado la textura y el sabor. Además es más fácil de hacer sin base de galleta y mantequilla. Queda menos empalagosa, más adecuada en verano con el calor. Pero también podríais ponerle base, os lo dejo a vuestra elección. Yo hice una salsa de frambuesas y luego la decoré con un buen montón de frambuesas.

  Para hacer la salsa de frambuesas coloca en un cazo el agua, el azúcar, la ralladura de limón y la maizena (mezclar todavía en frío) y llevar a ebullición. Bajad el fuego y añadir las frambuesas. También lo podéis hacer con confitura de frambuesas (4 ó 5 cucharadas o TBSP) si no las encontráis naturales.

DSC00971

  El resultado es espectacular. Sencilla pero sabrosa. Podría comerme media sin inmutarme.

DSC00964

  En honor al blog japonés acompañamos la tarta con uno de esos tés fríos de Arizona, estilo japonés, el Green Tea.

DSC00974

  ¿A qué tiene buena pinta? Ya veis lo sencilla que es de hacer. ¿Os animáis? Repetiréis seguro. La próxima la hago en tamaño extragrande!!!!! Pero como ya os he dicho esta vez no venía sola, tenía compañía … y nada menos que un pudding de horchata y magdalenas de horchata.

DSC01001

  Sola o acompañada, no importa, ni a la hora que os la comáis tampoco. Vienen bien a cualquier momento del día. Y si es en compañía de un buen puñado de amigos … mmmmmmmm.

DSC01023

  Y para que veáis que no se queda aquí y que lo que publico si está bueno lo vuelvo a hornear, volví a hacer esta receta para unos amigos. Cayó entera, si la horneáis sabréis por qué.

DSC_2995

Esta vez utilicé la cantidad de ingredientes que dice mi receta. Espectacular independientemente del tamaño.

DSC_2992

DSC_2996

  SI TENÉIS ALGUNA DUDA, SI OS HA GUSTADO LA RECETA, DADLE AL ME GUSTA, COMPARTID O DEJAD UN COMENTARIO. GRACIAS POR LEER MI BLOG Y HASTA LA PRÓXIMA ENTRADA. PATRI.

Anuncios

6 comentarios en “Souffle cheesecake o tarta de queso esponjosa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s