Clotted Cream Arctic Roll


  La receta de hoy me ha dado unos cuantos quebraderos de cabeza y no por lo dificultosa, sólo a mí se me ocurre hacerlo con el calor y la humedad que hace en Valencia todavía. Lo peor es pretender hacerle fotos al proceso y no morir en el intento. ¿Os he dicho alguna lo mucho que odio hacer fotos de helados? Me sale el “Gollum” que llevo dentro “mi tesoro” se va derritiendo por momentos!!!! Es por eso que no subo todos los helados que hago porque es contraproducente para mi salud mental. No, los helados no, fotografiarlos!!!!!! Y eso que intento tener todo el set y el atrezzo preparado sacando mi objeto de deseo en último lugar. Pero nada, es muy complicado la verdad. Sobre todo porque los helados caseros se derriten con más facilidad. Bueno vamos con la receta de hoy, espero que os guste, ya os digo que me ha costado más de un disgusto. ¡Y pretendía llevarlo de postre a casa de unos amigos! 😂😂😂😂😂😂 ¡Qué optimista soy a veces!

  El Arctic Roll es un postre británico hecho de helado de vainilla normalmente enrollado con una fina plancha de bizcocho con una capa de mermelada de fresa o frambuesa entre el bizcocho y el helado. Se inventó en los años ’50 y se hizo muy popular. Era un postre perfecto para la posguerra, era barato. Incluso la empresa Birds Eye lo comercializó con gran éxito hasta los años ’90 en que quedó con la abundancia entró en decadencia. Pero como todo vuelve, de nuevo este típico postre inglés se ha puesto de moda. Hace una semana volvimos de nuestras vacaciones y vine cargada de productos del supermercado inglés Iceland .

  Buscaba recetas con Double Cream que es una nata mucho más cremosa y grasa (con un porcentaje de casi 48% de materia grasa). Y fui a parar a esta deliciosa receta del chef del restaurante londinense Mews of Mayfair.  Vanilla ice-cream with double cream and Devon Clotted cream, suena bien ¿verdad? ¿Y si os digo que es, con diferencia, el mejor helado de vainilla que he probado en mi vida?

  Ya sabéis que uno de mis sabores favoritos del mundo mundial es la vainilla. He hecho un helado de vainilla clásico riquísimo pero este OMG. Me comía la tarrina entera a cucharadas, en plan película americana pero sin desengaño sentimental jejejeje. Lleva una gran carga de grasa con los lácteos y las yemas por lo que no hace falta utilizar azúcar invertido a no ser que lo vayáis a tener en el congelador más de 3 días, como muy bien explica Miriam de El invitado de invierno. En tal caso hay que sustituir un 25% de la cantidad total de azúcar, en este helado serían unos 62 g.

  Se puede utilizar nata de 35,1% de materia grasa que es la habitual en España (le restará un poco de cremosidad) pero la Clotted Cream no tiene equivalente en España, es una especie de nata casi mantecosa muy típica del Reino Unido. Tiene más del 60% de materia grasa y es fresca, simplemente pasteurizada. Al cocerla lentamente se va concentrando y, al enfriarse, se le forma una costra de coágulos de mantequilla (clotted, significa coagulada). Es originaria  del suroeste de Inglaterra (ya sea de Cornwall o Devon) y tiene D.O. Los ingleses untan una especie de panes/bollitos con esta crema y mermelada, los famosos Scones que tuve la oportunidad de probar en el Afternoon Tea en Londres y que tengo en mi_gran_lista_de_postres_pendientes. Yo he utilizado la Luxury Clotted Cream de The Devon Cream Company que compré en Iceland. Este helado es muuuuyyyy sabroso y en su preparación os recordará a unas natillas o a la crema inglesa. Me he guardado un poco en un bol pequeño para esos postres que merecen como homenaje ponerles una bola de helado de vainilla encima (como brownies, tartas de moras, manzana, …).

 

Clotted Cream Arctic Roll

INGREDIENTES (para 10-12 raciones):

Bizcocho

– 3 huevos

– 175 g de azúcar fino o Caster sugar

– las semillas de una vaina de vainilla

– 175 g de harina bizcochona (con levadura)

– de 6 a 8 cucharadas o TBSP de mermelada de fresa o frambuesa

Helado

– 250 ml de Double cream

– 500 ml de leche entera

– Semillas de 2 vainas de vainilla

– 10 yemas de huevo

– 250 g de azúcar fino o Caster sugar

– 200 g de Clotted cream

 

  Para hacer el helado, verter la Double cream, la leche y la vainilla en una cacerola y llevar a ebullición. Retirar del fuego y dejar enfriar durante 10 minutos. Batir las yemas de huevo y el azúcar juntos hasta que estén cremosas. Poner la mezcla de leche de nuevo en la fuente de calor y verter las yemas de huevo. Continúar mezclando hasta que espese ligeramente. Añadir la Clotted cream y batir la  hasta que quede una mezcla suave. Para que se acentúe el sabor yo vierto la mezcla en un bol grande coloco un film tocando la crema y refrigero toda una noche. Al día siguiente manteca en la heladera (yo tengo el bol heladera de K.A.). Batir hasta congelar siguiendo las instrucciones del fabricante. Queda tan cremoso y con ese maravilloso olor a vainilla que enamora. En un molde tipo loaf colocar film verter el helado y cubrir. Una vez congelado unas horas (yo lo dejo toda la noche) sacar del molde, envolver en un trapo y hacer rodar intentando darle forma redondeada y volver a congelar, repetir la misma operación varias veces hasta que quede más o menos redondo. Si disponéis de un molde redondo o lata o tarro tipo cilindro perfecto, usadlo. Una vez con la forma deseada reservad mientras preparáis la plancha de bizcocho. Yo preparo el helado y al día siguiente la plancha de bizcocho.

  Engrasar una bandeja de hornear galletas o un molde (de aproximadamente 26 x 36 cm) con mantequilla y una hoja de papel encerado. Colocar la mezcla sobre la bandeja y nivelarla, teniendo cuidado de no eliminar todo el aire. Hornear durante 15 ó 20 minutos hasta que la superficie se dore ligeramente, luego sacar el bizcocho fuera del horno, dejar enfriar 5 minutos en la bandeja y colocar encima de un trapo y enrollar. Trapo en la parte inferior, bizcocho con papel encerado encima y debajo del bizcocho y sobre este un trapo enrollado. Enrollar todo el conjunto de manera que podáis llegar a tocar un borde del bizcocho con el otro. Acordaros de enrollar por la parte más ancha. Dejar así unos minutos hasta que coja la forma. Si no cuando vayáis a enrollar el conjunto el bizcocho se romperá.

  Sacar el helado del congelador, luego desenrollar el bizcocho sobre un papel de film grande y esparcir la mermelada sobre el bizcocho, una capa fina.

  Colocar el helado dentro con cuidado, dejando un dedo en cada extremo para cerrar bien el conjunto. Luego volver a enrollar el bizcocho. Asegurarse de que esté bien sellado. Congelar de nuevo durante al menos tres horas, sacar 15 minutos antes de servir y luego cortar. El proceso es un poco farragoso porque hay que ser rápido. En estas fechas en Valencia con el calor y la humedad me chorreaba el helado por los lados !!!!!! Y recordad que el helado casero se derrite con más facilidad al no llevar estabilizantes artificiales. Así que hay que montar el conjunto rápido.

Una vez lo sirváis dejad que se temple un poco el bizcocho, está más rico.

La verdad es que ha valido la pena porque es un postre muy bonito y

está riquísimo.

 

  SI TENÉIS ALGUNA DUDA, SI OS HA GUSTADO LA RECETA, DADLE AL ME GUSTA, COMPARTID O DEJAD UN COMENTARIO. GRACIAS POR LEER MI BLOG Y HASTA LA PRÓXIMA ENTRADA. PATRI.

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardarGuardarGuardar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s