Guía dulce de Madrid

  Este fin de semana pasado mi marido tenía una reunión de trabajo en Madrid, no suelo acompañarlo, pero esta vez me apetecía ir a la capital de compras. Y ya sabéis que no me refiero a ir de tiendas de ropa, sino de repostería, cocina o decoración. Ahora os contaréyqué dio de sí esta visita a la ciudad del Oso y el Madroño.

Donde empieza todo.

  A pesar del frío y del gentío, que me recordaba a Valencia en Fallas, allá que fui a unas cuantas tiendas a las que les tenía el ojo echado. Para movernos por Madrid aparcamos el coche en el hotel, lo mejor es ir en transporte público o andando.

  Primera parada Alma’s Cupcakes, taller y tienda, C/Montesa, barrio de Salamanca. Una lástima que el curso en Alma’s Academy con Ettore Cioccia, de Babette, estuviera completo.

  Me pasó algo curioso. Mi marido me deja en las inmediaciones de la tienda, me tomo un café a la espera de que se hagan las 10h para que abra la tienda. Se hacen las 10:05, 10:10h y la tienda no abre. Yo esperando, con un frío que pelaba, mirando alelada el escaparate del Taller de Alma y de repente aparece ella. Empezando el día con @alma_cupcakes No se puede ser más maja: voy a su tienda pensando que abría a las 10h y aún faltaba una hora, me había equivocado, los sábados no abren hasta las 11h. Fue muy amable, me dejó pasar al taller para que no pasara frío, llamó a Susana, la dependienta que atiende la tienda, para decirle que me abriera un poco antes, vi su taller y tuvo la amabilidad de hacerse una foto conmigo.

  Si es que es un amor. Y como no, me fui luego a la tienda a cargar cachivaches, que una nunca tiene bastantes gadgets 😂😂😂.   Había tantas cosas, madre mía !!!! ¡Qué cantidad de moldes de Nordic Ware! ¡Y cápsulas, colorantes, ingredientes, de todo! Un paraíso para reposter@s.

  Una gran emprendedora que se merece que todo aquello que haga le salga bien 😊😊😊. Además es muuuuuyyyy trabajadora y eso merece una recompensa.

  Dicho esto cargué unas cuantas cosas en su tienda. Y aún quedaba mañana. Tenía que aprovechar porque la mayoría de las tiendas a las que quería ir sólo abren sábado por la mañana.

  Segunda parada Alambique, muy cerca del Palacio Real. No sabía para donde mirar, menaje y cachivaches de todo tipo para la cocina. Una de esas tiendas en la que es imposible no comprar nada. Todo lo que veía en las estanterías lo necesitaba 😂😂😂. Además imparten show cookings y cursos de cocina, había un cocinero americano dando su clase magistral y yo intentando no llevarme media tienda. Después de decidirme por unas cuantas cositas siguiente parada …

Su emblema es un cocinero.

Cualquier cosa que busques la encuentras.

Imposible no caer en la tentación.

Territorio de placer para cualquier gastrónomo que se precie.

Es que me hubiera quedado a vivir allí.

  Tercera parada Comercial Mínguez, en pleno centro, en una calle no muy concurrida. Una de esas tiendas de toda la vida. Su entrada no es espectacular pero dentro puedes encontrar mil cachivaches de repostería en un espacio muy pequeño. No había visto tanto molde ni cortante junto en la vida !!!!! Cómo no, encontré cosas súper necesarias sin las que podía vivir, jejeje.

  Cuarta parada, cerca del Bernabéu, Cooking The Kitchen Company. Si buscas las mejores marcas de menaje y utensilios de Lekué, Emile Henry, Le Creuset, Nordic Ware, Mason Cash, Smeg, Kitchen Aid, Bra, Buyer, Lexington, … Un paraíso de la calidad en la cocina.

  Como podeis ver, me vine cargada.

Nunca se tienen suficientes cucharitas medidoras.

Uno de los edificios más emblemáticos y más bonitos de la ciudad.

  También hubo tiempo para hacer un poco de turismo, disfrutar de un buen cocido madrileño, vermut de grifo, tapas, Hard Rock Café, …

     

     

Bodegas Melibea.

Platos exclusivos en Hard Rock Café, con productos autóctonos, en su Test Kitchen.

  Y hasta una cena nikkei en el restaurante Tampa. ¿Que no sabéis en que consiste esta cocina de fusión?

Una carta de lo más exótica del Chef Miguel Valdiviezo.

  Pues nace de la fusión hace más de un siglo de dos culturas milenarias: la japonesa y la peruana. El término nikkei designa a todos los emigrantes de origen japonés y sus descendientes. Aunque nikkei hay en todo el mundo, la comunidad nikkei en Perú es una de las más extensas: unas 50 mil personas, 5 generaciones. En 1.899, los primeros japoneses llegaban a las costas de Perú como mano de obra para las haciendas de algodón y azúcar, de acuerdo a un tratado firmado entre ambas naciones. La alimentación japonesa distaba mucho de la peruana, en producto y en formas de hacer, pero los expatriados no tenían más remedio que valerse de las viandas locales como sustento. Por suerte, Perú era una nación rica en arroz, vegetales y pescado, lo cual facilitaría mucho el proceso de adaptación y el mestizaje entre ambas gastronomías. En la necesidad de adaptar los sabores locales a su gusto foráneo floreció la creatividad, y de ese espíritu creativo surgió la cocina nikkei. En definitiva, los platos peruanos tomaron técnicas y haceres de la cocina nipona, y las preparaciones japonesas se empaparon de ingredientes y procedimientos criollos. Lo que podría haberse quedado en una influencia recíproca, se convirtió de manera natural en el encuentro total entre ambas culturas, el mestizaje perfecto entre dos mundos tan dispares como el japonés y el peruano.

  Por supuesto no podía faltar un visita a algún sitio dulce como algunas de esas pastelerías históricas de Madrid, algunas que pude visitar pues las colas eran interminables.

Horno de San Onofre.

La Mallorquina, en la Puerta del Sol.

     thumb_IMG_1765_1024

  La Duquesita, regentada en la actualidad por Oriol Balaguer pero manteniendo la esencia de antaño. En la calle Fernando VI. Su escaparate parecía una boutique, y sus croissants OMG !!!!

  Y para acabar como empecé, una visita a Cookies & Dreams by Alma. La bakery de Alma Obregón !!!! Acaban de abrir y ya se les está quedando pequeña, se han mudado de obrador, han abierto puestos en otros dos sitios además de la C/Fuencarral y tienen su propia Foodtruck.

Disfrutando de otro tipo de pastelería: cupcakes, cheesecakes, cookies, shakes, … by Alma

Yo por si acaso me lleve una buena dosis, con un poco de todo.

  Un brutal Hot Cookie Shake en la taza oficial de Cookies & Dreams by Alma: chocolate caliente, cookie extra grande, crema de nubes tostada y mikados, la gloria bendita.

Este es otro de esos souvenirs que me traje, de esos que tanto me gustan.

 

Espero que os haya gustado mi fin de semana en la capital. Creo que lo hemos exprimido bastante. Un beso fuerte y hasta la próxima.

  SI TENÉIS ALGUNA DUDA, SI OS HA GUSTADO, DADLE AL ME GUSTA, COMPARTID O DEJAD UN COMENTARIO. GRACIAS POR LEER MI BLOG Y HASTA LA PRÓXIMA ENTRADA. PATRI.

Anuncios