Rosas de hojaldre y manzana

  Parece que la gripe me va dando algo de tregua, aprovecharé para publicar algunos posts pendientes. Hace tiempo que quería hacer un postre de esos fáciles y lucidores que descubro viendo vídeos de Facebook. Pues bien este era uno de esos postres perfectos para una fiesta de Alicia en el País de las Maravillas. Por algo la Reina de Corazones estaba tan obsesionada con las rosas rojas. En su honor va este sencillo postre. La receta la vi aquí.

La Reina De Corazones estaría encantada de venir a mi Tea Party de Alicia.

  El procedimiento es muy sencillo. Necesitaréis una lámina de hojaldre (mejor si es rectangular), un poco de mermelada y unas manzanas Red Delicious, de esas de piel bien roja, como la de Blancanieves. Subí un vídeo a Instagram por si queréis verlo aquí. Las he hecho en 2 ocasiones, una con mermelada de melocotón y otra con una mermelada floral.

Es muy cómodo utilizar hojaldre ya preparado como este de Buitoni.

 

Rosas de hojaldre y manzana

INGREDIENTES (para 6 rosas):

– 1 lámina de hojaldre rectangular

– 5 ó 6 TSP o cucharadas de mermelada al gusto

– 2 manzanas de piel bien roja

– El jugo de 1/2 limón

– Azúcar glas para espolvorear

– Un poco de canela para espolvorear

  Preparar un molde engrasado de cupcakes, con 6 orificios. Cogemos 2 manzanas las lavamos y descorazonamos. Luego cortamos en rodajas de unos 2 ó 3 mm de grosor. Las colocamos en un bol con el zumo de limón y unos 200 ml de agua, así las podremos cocer, evitaremos que se oxiden y cojan ese tono mazrronáceo, y se moldearan más fácilmente al enrollarlas. Calentamos en el microondas 2 ó 3 minutos. Mientras preparamos la base de hojaldre extendiendo sobre una superficie enharinada. Con la ayuda de un cortapizzas dividimos en 6 partes. Pincelamos con la mermelada y vamos colocando las láminas de manzana como veis en la foto. De manera opcional se puede espolvorear con un poco de azúcar moreno y canela. Doblamos el trozo de lámina de hojaldre y plegamos sobre las rodajas de manzana. Luego desde uno de los extremos vamos enrollando con cuidado. Y al finalizar colocamos en uno de los huecos del molde.

Y así hasta montar nuestras 6 “rosas”. Hornear a 190ºC a media altura con calor arriba y abajo durante unos 45 minutos. Espolvorear con azúcar glas y listo. Fácil y lucidor ¿no? Servir aún tibias.

Es una manera más divertida de comer fruta los más peques.

Como veis queda una rosa comestible muy vistosa.

Te sacan de un apuro en un momento.

¿Te animas?

  SI TENÉIS ALGUNA DUDA, SI OS HA GUSTADO LA RECETA, DADLE AL ME GUSTA, COMPARTID O DEJAD UN COMENTARIO. GRACIAS POR LEER MI BLOG Y HASTA LA PRÓXIMA ENTRADA. PATRI.

Anuncios